Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1133. Enero 13 de 2020. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.

INTERVENIR LA EDUCACI�N 5
Para que sus bases �ticas impidan la extensi�n de la ciza�a

Hacia donde usted mire solo ve pueblos enteros disconformes, algunos a�n en medio de mejores condiciones generales. Es como si quisieran sacudirse del pesado yugo de tener que lograr las cosas con el esfuerzo continuado y elevado para obtenerlas con la complacencia paternal del Estado. Quienes nos forjamos en la lucha de responder a las oportunidades que el sistema nos ofreci�, y obtuvimos nuestro bien estar, nuestro bien tener, a brazo partido con las dificultades, vemos el avance de ideolog�as que no vacilan en decir que lo que obtuvimos fue robado a los pobres, y que, entonces, no los tienen que arrebatar. Esto, dicho por personas ignorantes, ser�a explicable. Pero no. Es dicho por personas formadas en centros universitarios, centros que abandonaron las ense�anzas ordenadas por la Constituci�n (art.41 y 67) y que se contagiaron del "dejar hacer y el dejar pasar", para no causar molestias con la disciplina, el orden y el civismo a sus estudiantes, porque la respuesta suele ser un paro, una calumnia, un ataque de encapuchados. De ah�, muchos de sus frutos. Se ha dicho, hasta la saciedad, que la educaci�n es la soluci�n a los problemas del pa�s, y vemos que, muchos muy instruidos, est�n utilizando su inteligencia y sus conocimientos para conspirar contra los bienes de todos, paralizar ciudades, y manipular la ignorancia en pro del vandalismo. Entonces, se debe intervenir la educaci�n y a los educadores a fin de que tengan las bases �ticas fundamentales para hacer de ella un factor real de desarrollo y no de descontento, y que la voz mayoritaria de los bien educados, bien formados y bien instruidos, se deje o�r atronadora para que la ciza�a no se extienda.

REFLEXIONES
* Los nuevos gobernantes, de alta estatura moral, no est�n en funci�n de desacreditar a sus antecesores, sino de innovar para su ciudad.
* La soberbia de un gobernante se demuestra en su incapacidad de escuchar los argumentos de su pueblo.
* Frente al crimen, el gobernante no tiene otro remedio que aplicar con firmeza la Constituci�n Nacional. La omisi�n y la tolerancia lo vuelven c�mplice.


Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1134. Enero 20 de 2020. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.

INTERVENIR LA TECNOLOG�A .
Para dotarla del rigor deontol�gico

En los negocios que se adelantan a trav�s de las redes sociales con sistemas avanzados de inteligencia artificial, y que tienen que ver con toma de decisiones sobre la vida y la convivencia humana, es imperativa una gran acci�n universal de reestructuraci�n educativa y pr�ctica de valores.
Antes de que la tecnolog�a tome mayor avance, no se puede dejar que, como en otros tiempos, este avance est� desconectado de la cadena de valor, y solamente m�s tarde aparezcan los correspondientes a la �tica, para frenar sus desmandes, y da�os humanos, por falta de normatividad deontol�gica oportuna.
La inteligencia artificial aplicada a: la atenci�n m�dica; la contrataci�n de personas para los programas colaborativos; las entregas de calidad y cantidad en las compras; la educaci�n t�cnica o acad�mica especializadas; la actividad de los profesionales de la comunicaci�n; la investigaci�n cient�fica; los sistemas de elecci�n popular; la aplicaci�n de la justicia; la contrataci�n de obras p�blicas, para citar algunos, merecen que el Estado cree, desde ya, las mesas de trabajo necesarias en cada �rea para que se�alen el norte, indiquen los campos vedados por el respeto a la vida, a la honra, al ambiente, a la democracia, e introduzcan en todo establecimiento educativo, paralelas a las ense�anzas sobre la tecnolog�a, las normas morales y �ticas que deben acompa�arla.
De no hacerse, la clonaci�n humana, los abortos, las estafas, la corrupci�n, el abuso sexual, la prostituci�n, la venalidad, el esc�ndalo infantil y todas las dem�s previsibles protervas acciones, cobrar�n tal fuerza que la humanidad decadente estar� esclava de la tecnolog�a dominadora. Planeta de robots ni siquiera de simios.

REFLEXIONES
* Duele cuando el sufrimiento se apodera de los que uno ama.
* �Si el presidente es el Jefe del Estado, corresponde a �l constitucionalmente, poner orden en los dem�s poderes?
* Alcalde: El criminal no deja su accionar solo porque haya un cambio de gobernante. Enfr�ntelo, usted tambi�n, con m�s inteligencia y energ�a.
* La educaci�n no puede estar en manos de quienes quieren usarla para sus politiquer�as.


Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1135. Enero 27 de 2020. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.

INTERVENIR LA RELIGION .
Para dominar la tecnolog�a y ponerla al servicio de la especie humana

Las organizaciones religiosas del mundo han buscado ser faro de la humanidad, desde sus diferentes modos de "religarse" con su Ser Superior.
En su funci�n moralista, las religiones han abarcado todos los �mbitos de vida, y hasta tal extremo han enfatizado en cada uno que, muchas de ellas, han ca�do en fanatismos con los que esclavizan a sus seguidores, a espaldas de las sorprendentes verdades de la realidad cient�fica.
Hemos insistido en que hay unos valores universales arraigados en el alma y el coraz�n de la especie humana, que son imperativos para cualquiera de sus miembros sea cual fuere la religi�n que profesare o no.
Predicadoras del amor, se ve a religiones ahondando el rencor con sus luchas proselitistas, muchas de ellas con la �nica argumentaci�n basada en las debilidades de las otras y no en el paralelo de sus fortalezas como camino, como verdad, como vida.
Por todo ello creemos que es fundamental intervenir la religi�n por parte de sus propios jerarcas, para que la comprensi�n del hombre, del humano, genere tal reconocimiento, que, �ste, con su libre albedr�o, pueda hallar en ellas cobijo, sosiego y proyecci�n para su alma deslumbrada por el constante acaecer de vivencias diferenciadas y, ya universalmente, entretejidas.
Y es preciso intervenirla, adem�s, porque el avance cient�fico ate�sta la est� hiriendo de muerte con su racionalismo, lo que le exigir� enfocarse en el fortalecimiento de los valores para que pueda, as�, dominar la tecnolog�a y ponerla al servicio de la conservaci�n de la especie: Objetivo de cualquier inteligencia.

REFLEXIONES
* El sistema de Econom�a del Bien Com�n, no puede sustentarse en sistemas que solo distribuyen pobreza.
* Un Sistema de Econom�a del Bien Com�n, tiene que ser ante todo creador de riqueza para beneficio de todos.
* La beneficencia es imprescindible con quienes por razones de edad, salud f�sica o mental, no podr�an sobrevivir sin ella. Con los dem�s es envilecerlos.


Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1136. Febrero 3 de 2020. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.

INTERVENIR LA POL�TICA .
Para lograr mayor madurez y cultura pol�tica de los pueblos

La pol�tica, entendida como "arte, doctrina u opini�n referente al gobierno de los Estados" (DRAE), viene enfrentado los desaf�os de quienes la considera como un quehacer diferente al aqu� definido.
Y la consideran diferente quienes s�lo buscan en ella su beneficio particular o se esconden tras ella para denostar, calumniar, dominar, manipular, amparados por fueros o por secuaces instalados por ellos mismos en altos cargos del Estado.
Como arte, la pol�tica demanda un conjunto de conocimientos, habilidades y, sobre todo, verdadera, ilustrada y �tica vocaci�n de poder.
Como doctrina impone un seguimiento de unas ideas y opiniones que son compartidas por conjuntos de ciudadanos, minoritarios o mayoritarios, con visi�n de libertad y orden, no de unas ideas u opiniones individuales caudillistas.
Como opini�n exige la formaci�n de un juicio razonado y recto para cuestionar o aprobar la forma como se dirige el Estado.
En estas tres plataformas, con sus contenidos de valor correspondientes, debe fundamentarse, como sistema, la pol�tica actual de los pa�ses.
Y es, precisamente, a la ciudadan�a, debidamente ilustrada a trav�s de todos los medios posibles, a la que corresponde intervenir el estado actual de la pol�tica, para hacer de ella el instrumento efectivo, leal y �tico requerido para el desarrollo de la Naci�n.
La madurez y la cultura pol�tica de un Estado arrastran la madurez y la cultura pol�tica y c�vica de sus ciudadanos.

REFLEXIONES
* El coronavirus, otro reto importante para la salud de la humanidad.
* Dentro de la legalidad, cualquier nuevo sistema de empresa que entre al pa�s estimula al resto de las empresas a ser m�s competitivas.
* Se est� viralizando la pr�ctica de no honrar la palabra dada.
* Algunos se excusan con sus bodegueros de Twitter, cuando sus trinos son reprochados.


Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1137. Febrero 10 de 2020. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.

INTERVENIR LA ECONOM�A .
Para que su aporte al Bien Com�n sea su indicador potente.

La intervenci�n de la econom�a es definitivamente necesaria para evitar que la mancha de la pobreza y la miseria se siga extendiendo en nuestros pueblos.
Pero toda propuesta de intervenci�n tiene que analizarse con profundidad para que no interfiera con el principio soberano recalcado en la Constituci�n: la libre "empresa como base del desarrollo", y para no caer como aquellos pa�ses que, en busca del socialismo, han empobrecido a sus pueblos.
Cobra fuerza la Econom�a del Bien Com�n que, como las ense�anzas de la Iglesia, busca reducir la brecha entre la econom�a del libre mercado y la econom�a planificada o estatal, y que plantea interesantes formas de evaluar los resultados empresariales con par�metros socio-pol�ticos que deber�n ser complementarios o paralelos a los de �ndole financiera que actualmente se acostumbran.
Hemos insistido en el valor del capitalismo social y en la forma como muchas empresas, sin hipocres�a, vienen humanizando la administraci�n y enrutando, tiempo ha, sus acciones a la sostenibilidad y al benefici� del Com�n.
Por ello, los principios b�sicos que propugna la Econom�a del Bien Com�n como la "dignidad humana, solidaridad, sostenibilidad ecol�gica, justicia social, democracia y transparencia", deben continuarse implementando con mayor rigor en nuestro modelo econ�mico actual, sin dejar de enfatizar en la creaci�n de "valor para todos" -B Corporation-, que es la forma de frenar los modelos que tienden al empobrecimiento general.
Centrarse en el Bien Com�n salvar� nuestro modelo empresarial actual y lo har� m�s humanamente desarrollado.

REFLEXIONES


* Si bien el sistema de salud del pa�s tiene una mayor cobertura poblacional, hay factores que lo est�n haciendo colapsar.
* Hay que dar oportunidad a los nuevos gobernantes de mostrar los resultados de su gesti�n para poder evaluarlos.
* Es p�sima costumbre que los nuevos mandatarios arrasen con servidores p�blicos honestos y sabios, para poder acomodar a los de su grupo.


Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1138. Febrero 17 de 2020. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.

INTERVENIR LOS MEDIOS .
Para que permanezcan dentro del cauce del bien de la Naci�n

Resulta dif�cil para nosotros, defensores de la libertad de expresi�n y de la profesi�n, opinar en favor de la intervenci�n de los medios de comunicaci�n.
Sin embargo, precisamente en defensa de esa profesi�n, que es la principal auditora social de los acaeceres de la Naci�n, es por lo que proponemos esta intervenci�n desde los siguientes �ngulos:
1. Los periodistas y sus asociaciones deben velar por el cumplimiento de sus principios �ticos rectores. Hay desbordes, no inocentes, en su ideolog�a; apoyos soterrados a organismos desestabilizadores de la democracia, y rencillas grotescas por diferencia de opiniones, todo contagiado por la politiquer�a.
2. Los propietarios de los medios deben tener muy claro sus prop�sitos al hacerse due�os de ellos y mostrar coherencia entre su pensamiento y el respeto al sistema de gobierno democr�tico que define la Constituci�n, marco de referencia de su buen obrar.
3. Las universidades deben insistir en la responsabilidad social que compete al periodista por el ejercicio de su profesi�n, la trascendencia de su actuar sobre la honra y fama de los ciudadanos, la armon�a entre estos, el orden republicano, el respeto al Bien Com�n, y el cumplimiento a cabalidad de su c�digo profesional.
4. La empresa privada, en su publicidad, debe estar alerta con aquellos medios que deliberadamente atentan contra el principio constitucional de la libre empresa o el bien de la familia.
Unos medios de comunicaci�n y unos periodistas, comprometidos �ticamente con este bienestar ciudadano, nunca podr�n ser fomentadores de odio en los procesos de cambio que han de impulsar, necesarios para la democracia, la pol�tica y el bien de nuestra Naci�n.

REFLEXIONES


* Apoyamos las decisiones del gobernante, aun dr�sticas, en todo lo que vaya dirigido a salvaguardar vida, bienes y derechos ciudadanos.
* Duele ver como asesinan a un no nacido de siete meses, cuyo padre lucha por su sobrevivencia.
* �Cu�l es el grado de privacidad que va a tener la historia m�dica digital? O �va a estar en manos de todos?


Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1139. Febrero 24 de 2020. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.

INTERVENIR LA JUSTICIA .
Porque sin justicia no es posible una ordenada convivencia ciudadana

Elevados porcentajes de casos cuyos reos salen por vencimiento de t�rminos; suprema impunidad en cr�menes investigados; pocos jueces prevaricadores sancionados; aumento de venalidad en las cortes; incremento de reincidentes f�cilmente liberados pese a su peligrosidad social; casa por c�rcel para delitos contra el Estado; acuerdos oscuros con fiscales para denunciar, aun a inocentes, y obtener rebajas de penas, avalados por jueces; lentitud paquid�rmica en la soluci�n de quienes esperan pronta y cumplida justicia en las c�rceles del pa�s a�n siendo inocentes; justicia por la propia mano ante la incapacidad del sistema judicial de condenar o de la autoridad de proteger vida, honra y bienes; familias enteras con pruebas irrefutables esperando que la justicia obre y as� sentir alivio en su corazones y no sed de venganza; delincuentes en la calle que se r�en de sus v�ctimas; el miedo en cada rinc�n de cada barrio o en cada esquina de la ciudad o en cada recodo del camino; incapacidad legislativa para sacar adelante proyectos de reforma de la justicia o palos aviesos atravesados en su camino; jueces que aplican justicia bajo amenazas; baja percepci�n de la ciudadan�a de transparencia del sistema judicial: este es el panorama de la justicia en Colombia, sin desconocer que hay jueces probos.
Y esas mismas son las razones por las cuales hay que intervenir el sistema de la justicia, pero �a qui�n corresponde hacerlo? �Qui�n tiene la capacidad de levantar su voz o plantarse para que la justicia d� los pasos necesarios para ser amada y acatada por toda la gente de bien y seriamente respetada por quien decide obrar mal?
Sin justicia no es posible una ordenada convivencia ciudadana.

REFLEXIONES


* La psicolog�a y la sociolog�a ser�n las ciencias m�s necesitadas por la humanidad para superar el impacto an�mico y social del mundo tecnol�gico que felizmente nos invade. Menospreciarlas es ignorancia crasa.
* �Cu�ntos emprendedores, sean hombres o mujeres, van a necesitar de las ciencias sociales para sacar adelante sus negocios sin sufrir el costo de su salud mental o el deterioro de sus relaciones familiares y personales?


Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1140. Marzo 2 de 2020. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.

PERSISTIR EN LA FORMACI�N .
Para entrar con entusiasmo y capacidad innovadora a la cuarta revoluci�n

Queremos insistir en la importancia que tiene para el pa�s el que los empresarios grandes, medianos y peque�os, persistan en la formaci�n integral de sus trabajadores.
Esa formaci�n integral va desde lo t�cnico en el oficio y el comportamiento �tico, hasta la ilustraci�n sobre los fen�menos que afectan al mundo, incluyendo las amenazas que atentan contra la libre empresa y la democracia. Pero para ello es necesario que el empresario est� totalmente actualizado y comprometido. Porque nadie da de lo que no tiene.
Cuando hay ignorancia, esta suele ser aprovechada por quienes, de su viveza han hecho un modo de vida para inclinar a los mal informados a su favor. Esto se le ha reprochado con dureza al capitalismo y a los llamados emprendedores o "startups" colaborativos, que, por fin, vienen entendiendo que sin responsabilidad social en sus contratos laborales o de prestaci�n de servicio, o con su comunidad, sin sostenibilidad ambiental, sin comportamientos �ticos y c�vicos, no pervivir�n en un universo que hoy carece de fronteras para la manifestaci�n de su indignaci�n.
Vemos excesivamente lentos a los responsables de la formaci�n tanto personal como t�cnica, cient�fica y administrativa, de empresarios y trabajadores, en un mundo dominado, cada vez m�s, por las tecnolog�as de mercado.
No es ya cuesti�n de mejorar celulares, ordenadores, cadenas de valor, no. Es cuesti�n de apertura mental, valoraci�n personal como ser, y alta capacidad de innovaci�n para entrar de frente, con entusiasmo y sin temor a la 4� Revoluci�n Industrial.

REFLEXIONES


* Celebramos con alegr�a, entusiasmo y reconocimiento los 100 a�os de fundaci�n de Fabricato.
* Hay una visi�n del pa�s positiva que se est� quedando oculta tras las falsas noticias o los odios politiqueros.
* La indiferencia de la gente de bien, frente al accionar de los v�ndalos, viene azotando la movilidad de la ciudad.


Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1141. Marzo 9 de 2020. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.

SISTEMA B .
Nueva "gen�tica econ�mica" con base en valores y �tica

Hay un reto grande de la sociedad para con los j�venes que se est�n formando como emprendedores con unas profundas concepciones sociales que desencajan de los lineamientos que les ofrece la realidad de actuales estructuras econ�micas.

Para muchos, imbuidos por una conciencia social desde las aulas, les resulta inexplicable que un orientador empresarial devengue cientos de millones de pesos mensuales cuando muchos de su colaboradores dif�cilmente alcanzan un mill�n, por lo cual quieren encontrar un camino diferente a su emprendimiento, aunque es cierto que hay muchos de estos j�venes, as� concientizados, que al salir a confrontar el mundo de la realidad empresarial no vacilan en aceptar lo que en sus ideales juveniles reprochaban y por lo que protestaban. Los absorbe el sistema.

El reto de esta sociedad, entonces, es hacer que esos nuevos emprendimientos juveniles partan de un prop�sito de triple impacto rentable, sociable, sostenible, de donde puedan derivar toda la riqueza posible, sin ninguna prevenci�n o malestar o verg�enza porque han sido capaces de obtenerla para todos los sujetos de su prop�sito. Derivar sin explotar y reconociendo diferencias.

Pareciera fantas�a como suele tach�rsenos, pero ya hay movimientos globales experimentados que prueban la factibilidad exitosa del reto: "una nueva "gen�tica" econ�mica que permita que los valores y la �tica inspiren soluciones colectivas sin olvidar, al mismo tiempo, necesidades particulares encontrando trascendencia, sentido y prop�sito".
http://sistemab.org

REFLEXIONES


* Tenemos la tendencia a estratificar el valor de las personas asesinadas.
* Cualquier persona que sea asesinada, sea cual fuere su importancia en la sociedad, es un ser humano valioso.
* Ning�n asesinato deber�a ser justificado, ni a�n en el vientre de la madre.
* Orden, para tener libertad.



Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1142. Marzo 16 de 2020. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.

MAYOR PRUDENCIA .
Por parte de empresarios y administradores

Las dificultades mundiales por sobre las que atravesamos, afectan tambi�n la vida de la empresa. A su interior, los temores, las ansiedades, la depresi�n por la incertidumbre no solo influyen en la productividad y rentabilidad sino que tienen efectos dif�ciles de convivencia entre las personas que trabajan en ella.

Las alteraciones de �nimo producidas por los efectos de tales dificultades sobre s� mismo y sobre la familia y los seres que se aman, provocan un ausentismo sicol�gico frecuente que automatiza la acci�n del trabajador y lo pone en grave riesgo de accidentarse.

El orientador tambi�n sufre iguales efectos y en sus comportamientos en el mando puede salirse de casillas, igual que por el ausentismo real producido por las enfermedades, que en esta �poca exigen mayor confinamiento y m�s supernumerarios.

Por su parte, de un lado, las empresas sufren las improvisaciones de los gobernantes, y de otro, las dificultades para importar y exportar, para sus viajes de negocios, y por ende, la reducci�n de su producci�n y de sus ventas, sumado al acatamiento que han de tener a las normas y mandatos legales relacionados con salubridad, contaminaci�n, sellamientos, aglomeraciones y m�s.

Las p�rdidas de muchas empresas ser�n considerables, pero los empresarios tendr�n que tener mayor prudencia para no tomar decisiones equivocadas sobre todo en lo tocante a su Talento Humano.

Una buena administraci�n con sentido �tico y social preferir� tener su empresa en niveles de supervivencia que ganando utilidades a costa de quienes le han servido con denuedo y lealtad.

REFLEXIONES


* Da tristeza, en momentos como los actuales, ver a profesionales llorando porque no pueden tener ceremonia de grado.
* Est�n siendo muchas las personas que se denuncian como desaparecidas y que solo han decidido alejarse de sus casas.
* Los futbolistas tambi�n son personas y deben ser protegidos en su salud como todo ciudadano. O �son esclavos?


Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1143. Marzo 23 de 2020. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.

S� TIENEN ALMA .
P�gina de la vida

Aquel viejo maestro, caminaba cabizbajo hacia el cajero autom�tico, en actitud de inmensa tristeza, y ve�a, en su mente, desfilar el inmenso n�mero de trabajadores que se dirig�an a sus empresas rodeados por la amenaza del virus del momento.

Les sent�a llenos de angustia por el grupo familiar que dejaban y al que volver�an despu�s de la jornada de trabajo, quiz�s llevando el mal a su hogar en su calzado, en sus ropas, en su cuerpo, incapaces de evitar las alegres demostraciones de sus seres queridos por su regreso.

Pero el viejo maestro, en medio de su angustia, alcanz� a ver junto al cajero autom�tico, sobre un banquillo, arrumes de hojas de invitaci�n de muchas empresas convocando a sus trabajadores a tomar las medidas de asepsia necesarias para evitar contaminarse y llevar el virus a sus hogares.

Con sus manos enguantadas para no contagiarse en el cajero, tom� uno de los volantes donde una gran empresa ofrec�a todas las posibles oportunidades como el teletrabajo, las vacaciones anticipadas, el suministro de materiales e insumos para la protecci�n el aseo personal, los pasos a seguir en caso de s�ntomas de alguna indisposici�n, la disponibilidad del �rea de salud ocupacional para atender sus inquietudes, y m�s.

El viejo maestro levant� su cabeza al cielo y elevando su voz, con extra�eza de quienes en el cajero esperaban separados, grit�: Gran Maestro, gracias por todas esas empresas que s� tienen alma. Y oy� que alguien, atr�s, repet�a: Gracias Gran Maestro.

REFLEXIONES


* La solidaridad y la disciplina personal y social son fundamentales en este momento.
* Si un virus, una bacteria o un robot con alta inteligencia artificial se sale de las manos de sus creadores, los propios humanos soportar�n sus consecuencias.
* Las noticias falsas sobre el coronavirus son actos criminales.


Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1144. Marzo 30 de 2020. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.

CULTURA DEL TELETRABAJO .
Con �tica y est�tica

En su video que nos remiti� cbetancur@btodigital.com , nuestro amigo, enfatiz� en la importancia de la cultura del teletrabajo que la misma crisis se ha encargado de fomentar. Entendimos, de all�, que esta cultura hace �nfasis en dos aspectos: el est�tico y el �tico, y al relacionarlos con lo que concebimos como cultura, encontramos, entonces, que exige un conjunto de modos de vida est�ticos y �ticos; unos conocimientos y grado de desarrollo art�stico, cient�fico, industrial est�ticos y �ticos, y una conformaci�n grupal social donde la est�tica y la �tica son valios�simas. Igual ha de suceder con el trabajo remoto.

Desde el punto de vista de la est�tica, el teletrabajo demanda unas costumbres de aseo y presentaci�n cercanos a los de la asistencia al trabajo; una organizaci�n f�sica y ambiental del sitio de trabajo que influya en el �nimo para una labor concentrada y eficaz. Ni la cama ni el sof� ni el piso son apropiados por est�tica; menos por salud ocupacional que sigue pesando sobre la empresa.

Desde el punto de vista �tico tambi�n hay mucha exigencia disciplinaria: Planeaci�n de las 3, 4 o 5 tareas que se realizar�n en el d�a para convenirlas con el orientador; horarios establecidos de trabajo y de descanso; horarios de reuni�n virtual, absolutamente puntuales, con el jefe-l�der y con los colaboradores y el grupo de trabajo para dar y recibir informaci�n y ayuda, e inclusive para los comentarios sociales o de actualidad �tiles para el grupo; cumplimiento a cabalidad de las tareas establecidas, convenidas o solicitadas por el orientador, y evaluaci�n personal al final del d�a.

Empresario, capac�tate y capacita tu Talento Humano para ello.

REFLEXIONES


* En nuestro pa�s, contrario a lo que ocurre en otros, s� tenemos guardianes de la heredad.
* El personal de la salud que est� entregando todo de s�, ha puesto su vocaci�n humanitaria por encima de todo.
* Periodistas, medios y redes, con excelente informaci�n ajustada a sus principios �ticos, han hecho mucho bien en esta crisis.
* �La solidaridad es una virtud predominante en los pa�ses tropicales?


Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1145. Abril 6 de 2020. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.

SOLIDARIDAD COHERENTE .
No oportunista

Hoy es importante que tu mano izquierda sepa lo que hace tu derecha.

Las empresas que vienen teniendo claras actitudes de solidaridad con sus trabajadores y con sus grupos de inter�s, est�n en la obligaci�n de manifestarlo p�blicamente para alentar a las dem�s a seguir su ejemplo.

No por vanidad ha de hacerse, sino que es necesario visibilizar, en toda su dimensi�n, la capacidad solidaria empresarial. Solidaridad que necesariamente tendr� reciprocidad no solamente de admiraci�n sino de privilegiar, en el presente y en el futuro, la utilizaci�n de los servicios y la compra de los productos de aquellas que en momentos tan dif�ciles fueron capaces de sacrificar rentabilidad para hacer que la angustia de la cuarentena no se sumara a la de perder el trabajo o a la de soportar privaciones.

Pero ha de estar claro que es necesario que haya mucha coherencia entre lo que se publicita y lo que se hace, porque de nada sirve que una empresa anuncie una importante donaci�n para la salud y la haga, y luego juegue con sus clientes con precios diferentes de sus productos de mercado, uno en las estanter�as y otro en las cajas. O que un banco anuncie una obra social y continu� con pr�cticas claramente succionadoras del capital de sus clientes. En la mente de los usuarios de redes sociales quedar� la impresi�n de falacia, con sus nefastos efectos.

En todo acto de solidaridad la coherencia con la verdadera actitud debe ser total, y es muy f�cil lograrla si nace de un plan n�tido de servicio y no de oportunismo.

REFLEXIONES


* Si tu empresa est� haciendo sacrificios para conservar tu trabajo no vaciles en pregonarlo, a�n por redes sociales.
* Si puedes, llama a quienes frecuentemente te prestan servicios personales, y si es necesario antic�pales el pago por los que hoy no te pueden prestar.
* Quien da cree que da mucho, y quien recibe que recibe poco. Ayuda con generosidad, agradece con esplendidez.



Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1146. Abril 13 de 2020. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.

PERIODISMO Y PANDEMIA .
Honrar al que bien informa

El periodismo mundial y las empresas de medios a los que sirve esta profesi�n, han mostrado sus dos caras en esta pandemia.

Uno y otras o han cumplido a cabalidad con sus postulados �ticos o por razones econ�micas, pol�ticas o maquiav�licas han arrojado al cesto de la basura la verdad, la informaci�n sopesada y ce�ida a la realidad, el respeto a la honra y fama, abusando del derecho de libertad de expresi�n y de libertad de prensa que la Constituci�n les otorga.

Los ciudadanos, en esta pandemia, hemos sido bien informados o desinformados, y, partiendo del principio de la buena fe, hemos cre�do y ca�do en las garras de cierto periodismo avieso al que solo le importa la mermelada, la siembra de ciza�a o, por el contrario, hemos tenido la fortuna de recibir noticias francas, fruto de investigaci�n y reflexi�n prudencial sobre los hechos y su certeza.

El periodismo al servicio del bien informar no suele tener la audiencia ni el apoyo que s� suele encontrar ese que destila odio, populismo, politiquer�a porque la masa, por definici�n emotiva y poco reflexiva, est� m�s abierta al morbo que al an�lisis sosegado del producto que los medios le entregan. La publicidad a su vez los privilegia.

Para quienes ejercemos el periodismo con apego a sus principios deontol�gicos es doloroso ver este espect�culo rastrero, pero, a la vez, nos alienta a seguir luchando al lado de tantos que protegen la profesi�n y batallan por el reino de la verdad, hasta el sacrificio. A estos, que Dios y la patria los honren.

REFLEXIONES


* Crecen las estafas que se hacen a trav�s de las redes sociales, por la ingenuidad de unos o la destreza para enga�ar de otros.
* La corrupci�n sienta sus reales en medio de las ayudas para los m�s necesitados.
* S�. Hay que acabar con el capitalismo salvaje para darle paso al capitalismo social que ha demostrado ser factor de desarrollo con m�s humanidad.



Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1147. Abril 20 de 2020. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.

TRES NIVELES .
Egoc�ntricos, medradores, h�roes

Atrincherados en actitudes que consideran m�s convenientes para ellos y sus cercanos, muchos solo miran pasar los d�as esperanzados en que nada ni nadie podr� da�arlos. Su contribuci�n solidaria, en momentos de temor, no trasciende sus guetos.

Hay un segundo nivel: Los que medran, sin verg�enza alguna, de estas situaciones, acaparando, sisando, pregonando beneficios que no otorgan, atacando a quienes s� toman decisiones para el bienestar del pueblo, azuzando a los que sufren hambre, enga�ando sobre necesidades que no tienen, recibiendo beneficios que otros requieren, y, peor, politiqueros que no desperdician la oportunidad para robar ayudas del Estado, del sector privado y de ciudadanos generosos o aprovechan para dividir, calumniar o incensarse y dar la batalla para sus intereses pol�ticos.

Hay un tercer nivel maravilloso: quienes por amor y lealtad a su profesi�n, por hero�smo o filantrop�a, no piensan solamente en los suyos sino que ponen todas sus capacidades, y deponen todos sus temores y aspiraciones, al servicio desinteresado de los dem�s. Y aunque muchos suelen pagarles con ingratitud, rechazo y agresiones, son m�s los que les agradecen. En este nivel tambi�n est�n los que dan valor a toda forma de vida, demuestran amor por el pr�jimo, hacen labor samaritana silenciosa, se despojan de su �nica capa para arropar con ella al desvalido, entregan, sin sonajero, el �bolo a los pobres o ayudan a financiar a sus colegas emprendedores que soportan el peso de mantener el empleo.

A estos, los que conforman este nivel de humanidad que el resto deber�a imitar, el manto de Dios los cubra generosamente.

REFLEXIONES
* El pago anticipado a proveedores de grandes cadenas o servicios es de admirar.
* Es fundamental la ayuda a los campesinos para que no pierdan los frutos de sus cosechas.
* El estr�s generado por el trabajo remoto en cuarentena tiene que demandar especial cuidado de las empresas que lo utilizan.
* Analice bien la oferta de servicios de salud f�sica y mental en las redes, para no caer en trampas.



Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1148. Abril 27 de 2020. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.

SERENIDAD .
Virtud no connatural al emprendimiento

La serenidad no suele acompa�ar los actos cuotidianos de los emprendedores.

Esa apacibilidad en el comportamiento social, en el trato con sus cooperadores, en su interioridad, no es algo que se d� naturalmente y que por lo tanto aparezca, ipso facto, en las actividades permanentes que tiene que asumir con su car�cter y talante de empresario.

Esta virtud viene con el concepto aprendido de la vida, bien porque sean inculcada desde la infancia, bien porque a fuerza de los golpes que da la vida se convierta en h�bito.

Las manifestaciones de la falta de serenidad est�n en la soberbia explosi�n cuando las tareas no se hacen a su querer, cuando hay desconfianza en la buena fe de sus orientados, cuando hay prevenci�n en los prop�sitos de los coequiperos, cuando hay turbaci�n f�sica o moral.

Frases en tono de reproche como: "ya no hay gente que sirva para el trabajo", "aqu� hay que empujar a todos, para que hagan las cosas", "�holgazanes!", "maldita la hora en que me met� en esto", son muestras de falta de serenidad, sobretodo en emprendedores que reci�n comienzan.

Crear el h�bito de la serenidad nace de una pr�ctica constante que anda en contrav�a del aceleramiento caracter�stico de quien siente sobre sus espaldas el peso de un negocio, de unos ingresos, de unos empleos, de un futuro personal y social, que no es tan f�cil como al iniciarse se supone.

Si bien, ese aceleramiento no suele desaparecer, s� es preciso moldearlo con fe en la gente, y con la creencia en s� mismo y en su jefatura de liderazgo firme pero comprensivamente humano.

REFLEXIONES
*Con tantas mentiras que circulan en las redes, es dif�cil saber que tan efectiva es la ayuda del Estado a peque�as empresas.
* Esta humanidad da muestras de nobleza cuando se trata de ayudar a necesitados.
* Pero hay muchos que, sin necesidad, quieren acceder a las ayudas para quienes s� las han de menester. Denunci�moslos.
* Reconocimiento a alcaldes que demuestran que no se quedan con un peso de lo recolectado o asignado para quienes s� necesitan.


Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1149. Mayo 4 de 2020. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.

LA HUMANIDAD CAMBIAR� .
Con emprendimiento, a un transhumanismo �tico

Hay una gran esperanza de importantes cambios en la humanidad a ra�z de estos sucesos adversos para la salud y la econom�a que estamos viviendo. Y se dar�n, para bien o para mal, pero se dar�n. Mas un cambio total ser� imposible pese a los avances manipulados de la estructura humana, para un nuevo orden mundial. Es decir, la esencia humana no va a cambiar; con sus inclinaciones hacia el bien o hacia el mal, ella permanecer�, as�:

La solidaridad crecer�, como tambi�n crecer� la corrupci�n.

Habr� gente muy agradecida con aquellos que en los momentos de dificultad fueron capaces de sacrificarse en su favor y los llevar�n eternamente en su coraz�n, pero muchos otros morder�n la mano que, con un profundo sentido de solidaridad con los menos favorecidos por contingencias propias o extra�as, se extendi� para ayudarles.

Mientras, al acecho, agazapados, continuar�n quienes prefieren ver a los pueblos sumidos en la miseria, prometi�ndoles que todo se les dar�, y creando una voluntad muerta sin inter�s por sacar adelante iniciativas propias, emprendedoras de vida y crecimiento, en tanto, ellos, los agazapados, s� disfrutar�n a placer de riquezas de las que se apropiar�n con su carisma falaz, totalitario.

Por ello con igual coraje y perseverancia como se ha hecho en estas dificultades, es necesario resembrar grandes valores humanos �ticos en los empresarios y en aquellos trabajadores a quienes el humanismo empresarial contribuy� a salvar de la ruina personal y familiar por la pandemia, porque juntos seguir�n siendo factor de desarrollo en el gran cambio esperado de la humanidad hacia un transhumanismo �tico, no totalitario.

REFLEXIONES
* Da tristeza ver, a hombres de bien, caer bajo el peso de sus debilidades humanas.
* En estos momentos es deber del Estado ser asistencialista, pero una vez pasada la pandemia, debe volver a fomentar y reforzar el emprendimiento.
* Los necesitados requieren mayor prontitud en la atenci�n a sus dificultades. Menos tr�mites.
* Tiene que haber claridad en los auxilios con donaciones ciudadanas, para que cese el dejo amargo de apropiaciones il�citas.


Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1150. Mayo 11 de 2020. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.

NUEVO ORDEN .
Donde el respeto por la dignidad humana sea el gran referente.

Dec�amos que la humanidad tendr� grandes cambios a partir de esta situaci�n mundial y que lo preocupante es hacia d�nde.

Hay grandes fuerzas reconocidas, sostenidas por magnates econ�micos, pol�ticos, librepensadores y creyentes de las m�s diferentes religiones que querr�n progresar en estas circunstancias.

Hay hechos que lo comprueban: Los ciudadanos, democr�ticos o no, est�n siendo controlados por sistemas virtuales que restringen cada vez el campo de sus libertades, bien porque sus gobiernos totalitarios lo imponen, bien porque los democr�ticos lo ordenan por razones de salud o de satisfacci�n de necesidades.

Las corrientes pansensualistas est�n mostrando sus agendas de desconocimiento de las diferencias sexuales naturales para llevarlas a un plano de mera situaci�n cultural tolerante de cualquier acto no �tico para el placer, el disfrute de la vida a�n a costa de la exclusi�n de todo aquello que lo impida, incluso la vida no nacida.

Las investigaciones, a espaldas de la bio�tica, con la mutaci�n gen�tica en busca de la elongaci�n de la existencia de razas preescogidas, incluido el posthumanismo o los superhumanos.

La tendencia animalista de otorgarles derechos humanos o la de declarar la tierra y el ambiente, dignos de ser servidos como dioses.

Pactos para convertir los estados en econom�as planificadas asistenciales y excluyentes de la libre empresa y el libre mercado, o dirigidos por un organismo mundial omn�modo.

Estos hechos y m�s, son muestra de que es necesaria, ya, una reflexi�n profunda sobre nuestra propia naturaleza, donde el respeto por la vida, la �tica, la dignidad humana, sea el gran referente de la direcci�n del cambio ontol�gico en el nuevo orden.

REFLEXIONES
* Los bancos, en esta ocasi�n, han dejado un manto de duda sobre su solidaridad y apoyo a los empresarios golpeados por la contracci�n de la econom�a.
* El empresariado se tiene que alinear con quienes defiendan su derecho a la libre empresa.
* �Qu� se est� haciendo por evitar el suicidio de quienes se desesperan por las ruinas o elevados endeudamientos de sus negocios?


Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1151. Mayo 18 de 2020. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.
P�gina de la vida

RENOVACI�N .
Donde el trigo bueno supere la ciza�a

Aquel viejo maestro, recostado en el barandal de su, tambi�n, viejo balc�n, ve�a extenderse a sus pies el valle de la ciudad que a lo lejos empezaba a trepar por la ladera de las altas monta�as que le rodeaban, mientras un sol, opacados sus rayos por negros nubarrones, vacilaba en declinar.

Un silencio, casi sepulcral embargaba las calles por donde pasaba uno que otro veh�culo algunos de ellos llevando f�retros de familiares, solos, por la pandemia, mientras el bullicio alegre de las aves llenaba el vac�o de naturaleza que les hab�amos dejado.

Acostumbrado al silencio de su alma, aquel viejo maestro, vislumbr� en ella el retorno a las actividades, de millones de hombres y mujeres, con pasos presurosos y con ansias; con un halo diferente en sus cuerpos: el halo de la felicidad del nuevo emprendimiento, de nuevas normas, nuevas tecnolog�as, nuevas formas de aprender, nuevas de amar y de vivir, nuevas de relacionarse con quienes en las dificultades, sin importar quien fuera, sirvi� a su pr�jimo; nuevas pero esperanzadoras.

Los ve�a renovados en sus prop�sitos de igual, de fraternidad, de respeto mutuo, algo que cuando empez� la pandemia estaba declinando. Tambi�n vio a esa humanidad, frente a esta imposici�n de la naturaleza, dirigirse hacia un nuevo orden social, y vibr� de alegr�a su viejo coraz�n.

Gran Maestro, musit� el viejo maestro, haz que los prop�sitos de la humanidad perduren y que la ciencia encuentre, definitivamente, el camino hacia un transhumanismo �tico sin que el avance de la ciza�a vuelva a superar este nuevo reverdecer del trigo bueno.

REFLEXIONES
* Tiene que haber un nuevo prop�sito: Cambiar la politiquer�a, someter el narcotr�fico, reducir ostensiblemente la pobreza.
* El combate a la corrupci�n al crimen organizado, a los abusos infantiles, al maltrato femenino, tiene que ser redise�ado para mayores resultados.
* Que no haya un solo l�der social m�s, asesinado.
* Que no haya un solo religioso m�s, calumniado.


Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1152. Mayo 25 de 2020. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.

UN NUEVO ESCENARIO .

De fe y ciencia humanizada

Las empresas y sus trabajadores pasan por momentos de tanta dificultad que se tiene la tendencia al des�nimo, al encogimiento del esp�ritu y a la desilusi�n con el futuro. Y aunque los escenarios que presenta la prospectiva parecen enmarcados por el pesimismo, hay uno en el que todos los emprendedores nos deber�amos enfocar con esperanza: el escenario de la fe y de la ciencia.

Las empresas y sus trabajadores tienen que tener clara su fe en sus principios y valores humanos, en la evocaci�n de un ser superior que escolta en las dificultades, en su propia capacidad de voluntad y constancia para erguirse con tenacidad, en su convicci�n de que, con su riqueza para todos, contribuye con mucho a la recuperaci�n del pa�s y a frenar los que la denostan. Gran acto de fe.

Pero tambi�n tienen que entregarse con denuedo a fortalecer y modernizar su tecnolog�a, una tecnolog�a humana que conduzca a la mayor rentabilidad sin dejar de lado el Talento Humano que necesitar� ser mejor capacitado para los cambios de cargos que tendr� que asumir con este avance, en su actual empresa o en otra, y que tendr� que usar m�s su raz�n y su apertura mental a su oficio, por encima de la propia experiencia. Gran acto de raz�n.

De esto, entonces, tendr�n que salir un trabajador y un empresario fortalecidos en su confianza, en su voluntad, en su solidaridad, en su acompa�amiento mutuo para el trauma del cambio, basados en la fe y en la ciencia, pero ciencia con humanismo.

REFLEXIONES
* El periodismo no es ajeno a la confusi�n que vive la humanidad, inclusive puede estar contribuyendo a ella.
* Para frenar las falsas noticias es importante no difundir en las redes aquello que no se haya comprobado o que no venga de una fuente segura en su credibilidad.
* �Cu�ntos m�s tendr�n que morir por causa de esta pandemia?


Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1153. Junio 1o. de 2020. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.

TRES VALORES .
Con los que el empresario enfrenta sus crisis

Admirable, por decir lo menos, la actitud de muchos empresarios quienes, pese a las dificultades presentes, han tenido el vigor de demostrar y reforzar tres de los grandes valores que nutren a un emprendedor: La voluntad, la persistencia y el entusiasmo.

La voluntad, ese querer vehemente de realizar el prop�sito, el sue�o, el anhelo de su vida moldeado en su empresa. Es por esto por lo que uno entiende su desasosiego, su tristeza, cuando esa fuerza es arrinconada por otras fuerzas circunstanciales, y tambi�n entiende su decisi�n de hacerla sobrevivir o de reorientarla en sus procesos o en su objeto, pero, dif�cilmente, abandonarla.

Esa voluntad demanda la persistencia porque no es f�cil el camino, porque las oportunidades son pocas y muchos los que las persiguen, porque numerosos los que, como �l, compiten con el mismo vigor por no cejar ante tantos obst�culos y por posicionarse en un mercado donde muchas puertas se cierran o se estrechan.

Y voluntad y persistencia reclaman el entusiasmo porque a cada momento hay fuerzas que halan hacia el desaliento, decisiones mundiales que elevan los muros, comportamientos del mercado y �rdenes gubernamentales que oscurecen los faros en el mar embravecido.

Estos hombres o mujeres son los que conservan el empleo de sus trabajadores; los que sacrifican utilidades por razones sociales porque saben de gratitud para con quienes, sin vacilaciones, le acompa�an en su voluntad, su persistencia y su entusiasmo emprendedor, y los que resurgir�n si cayeren en la contienda.

REFLEXIONES
* Nos duele que muchos empresarios y trabajadores con voluntad, persistencia y entusiasmo est�n perdiendo o hayan perdido sus empresas por esta pandemia.
* Sabemos que tendr�n un nuevo resurgir de sus cenizas porque sabr�n sobreponerse con esa misma fuerza de sus valores.
* Empresario: no respalde con su publicidad medios que atenten contra la libre empresa.


Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1154. Junio 8 de 2020. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.

AUTOCONTROL .
En el trabajo

Se est� observando que muchos trabajadores que tienen la gran oportunidad de realizar su trabajo desde sus hogares est�n tom�ndolo con insuficiente seriedad, pensando que solo se trata de una actividad para justificar el pago de un salario, porque no se puede o no se quiere prescindir de �l por efectos de la pandemia.

Bien equivocados est�n quienes piensan as�, porque si la empresa ha elegido tal alternativa, es necesario darle una respuesta de eficiencia y productividad quiz�s mayor que cuando se trabaja presencialmente, por la confianza que se deposita en el trabajador. Por eso es importante que, en estas circunstancias, refuerce su capacidad de autocontrol, virtud que uno ha de poseer y que lo hace ser el primer veedor de su propia conducta.

Vergonzoso, decepcionante y desejemplarizante la conducta de un congresista en plena secci�n virtual respondiendo desde la cama o sof�, con una presentaci�n personal absolutamente desconsiderada de su dignidad y de la de los dem�s compa�eros de parlamento y de los mismos ciudadanos que siguen las sesiones.

�l trabajador privado o p�blico, a distancia, tiene que tener claramente fijado su proceso: serio, riguroso, respetado por �l y por su orientador, que incluya desde su presentaci�n personal, su horario riguroso de dedicaci�n a sus tareas y sus objetivos, su aislamiento del medio familiar, incluyendo sus mascotas, la puntualidad y la plena y urbana atenci�n en las reuniones virtuales, as� como el acuerdo a los tiempos previstos y respetados para el descanso de la fatiga y la atenci�n a la vida familiar.

Con su autocontrol, el trabajador no tolera que su teletrabajo o su trabajo a distancia se conviertan en ineficacia, inefectividad, y menos en irrespeto para su entorno. �l mismo se supervisa.

REFLEXIONES
* Por el solo hecho de que una persona sea investigada por la justicia, los medios no pueden hacerla ver culpable. No son jueces.
* Administrador: Si el trabajador a distancia no cumple con sus objetivos y acuerdos, la tolerancia no es la forma de orientarlo.
* �Recuerdas aquel refr�n: "no hay mal que por bien no venga"?


Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1155. Junio 15 de 2020. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.

APOYO A LA LIBRE EMPRESA .
Uno de los roles de la �tica civil empresarial

No nos cansaremos de insistir sobre nuestra creencia, robustecida por los sucesos adversos que observamos, en que tanto el trabajador como el empresario del sector privado tienen que tener muy claro su congruente apoyo para mantener vigente el reconocimiento que el art�culo 333 de la Constituci�n Nacional de Colombia hace de la iniciativa privada como factor de desarrollo.

En tal virtud, ni empresarios ni trabajadores del sector pueden apoyar movimientos o manifestaciones en su contra.

Igualmente ha de quedarle bien claro al Estado que la empresa privada tiene que ser salvaguardada por �l, seg�n el art�culo 334 de la CNC, y que se le deben facilitar todos los recursos posibles, necesarios para sacarla de en medio de las dificultades por sobre las que atraviesa por la pandemia, y garantizar el "pleno empleo. promover la productividad, la competitividad y el desarrollo".

Aqu� el concepto de empresa y empresa digna, no es solo para la gran empresa, sino que tambi�n lo es para la unipersonal, la fami, la micro, la mediana que tambi�n contribuyen en grado sumo al bien de la Naci�n como generadoras de capital y de trabajo.

Reconocemos el trabajo estatal de apoyo que se est� realizando, pero lo vemos insuficiente, falto de mayor audacia y mayor apalancamiento financiero a largo plazo para atender a esas peque�as empresas a las que a�n no ha llegado. Pero, insistimos, hay que hacerlo hoy, �ya! no en el futuro, porque lo que importa y existe es su presente. Salvarlas hoy beneficiar� el futuro de todos.

Y puesto que en ETICA CIVIL EMPRESARIAL hemos asumido el rol de recordar y exigir, a todos, el cumplimiento de sus deberes �ticos, hoy insistimos en ello por la pervivencia de toda empresa privada digna, equitativa y solidaria.

REFLEXIONES
* "Toda persona se presume inocente mientras no se le haya declarado judicialmente culpable".
* Las manifestaciones de apoyo en favor de quien es procesado, son actos de solidaridad donde han de primar la buena fe y el respeto por la justicia.
* Comerciantes que apelan a pr�cticas enga�osas con descuentos irreales del precio, cometen felon�a, y comprometen el buen nombre del sector, al que ya muchos no dudan en calificar de capitalista salvaje, por acciones como esas.


Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1156. Junio 22 de 2020. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.

DISENTIMIENTO .
Con raz�n, conciencia y �tica

Hay derecho a disentir, a "no ajustarse al sentir o parecer de alguien". Drae. Este derecho permite que las opiniones o sentimientos de otros sean pasados por la criba que facilita el descubrimiento de la verdad que hay tras de ellos.

Toda opini�n o sentimiento, manifestando un desacuerdo, puede estar basado o en la buena fe o en la perversidad o en el desconocimiento. Estos tres elementos van a definir la actitud �tica de quien disiente.

La buena fe es garant�a de que su expresi�n va a permitir autoanalizar su disenso y alinearse o no con lo razonable del parecer o sentir expresado por el otro.

La perversidad, de antemano, va forzar toda la intencionalidad de oponerse porque ese es su fin: no ajustarse de modo alguno al sentimiento o parecer del otro, aunque lo encuentre razonable, porque su prop�sito es p�rfido, malo, emponzo�ado, no �tico.

El desconocimiento o ignorancia, roza con la buena fe en la medida en que se permanezca en ella por carencias intelectuales de formaci�n y educaci�n, debidas a causas econ�micas o ajenas a la propia voluntad de quien expresa su disentimiento. La tozudez suele asistirle, por dificultad para aprehender ese conocimiento.

Frente a las circunstancias actuales vemos a muchos disentir de los procesos del Covid 19 que se ordenan para evitar da�os graves a la poblaci�n. Unos con razones valederas; otros, ignorantes hablando como si fueran expertos o profesionales equivocados de buena fe u opositores sistem�ticos rechazando medidas sin importarles para nada el bien de la poblaci�n.

El derecho a disentir es v�lido en la medida en que la raz�n, la conciencia y la �tica sean su br�jula.

REFLEXIONES
* �"La rebeli�n de las canas" es una respuesta a la falta de definici�n mundial actualizada de qui�n es viejo y qui�n no?
* Con el mejoramiento de la calidad de vida, muchos mayores de 70 a�os permanecen activos al frente de sus emprendimientos.
* La cadena perpetua por violaci�n de ni�os, demanda de la justicia dos acciones: 1. Cero impunidad. 2 Profunda y exhaustiva investigaci�n para no condenar inocentes. Alto riesgo.


Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1157. Junio 29 de 2020. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.

ARROGANCIA .
Mandar es servir

Quienes enrutan su vida a crear o administrar empresas, pueden caer, f�cilmente, en la soberbia del poder.

El mando, que deber�a revestirse de humildad porque en definitiva mandar es servir, atrapa las debilidades de muchos que se consideran seres superiores, se endiosan al tenerlo, as� el n�mero de personas bajo su orientaci�n no sea numeroso.

Esa arrogancia se manifiesta en lo psicof�sico y social: la petulancia con la que pasan al lado de sus orientados; las impostaciones de voz en las �rdenes; los sobadas de espalda para "venderles una idea", y el tono adulador cuando requieren un servicio, y que desaparece cuando ya no lo necesitan.

El arrogante hace temblar la gente en su presencia, como trepida el piso con su taconeo; se enfurece cuando su grupo est� reunido hablando, as� no sea de �l, porque ante su presencia calla; reprocha cuando alguien con dificultades en salud se queja, o cuando requiere ausentarse por problemas familiares.

Su mejor est�mulo a la producci�n o al servicio es la amenaza de sanci�n, de mala evaluaci�n, de suspensi�n o de despido.

El arrogante sufre alta deserci�n en su grupo de trabajo, porque la gente busca felicidad en �l y no esclavitud, aunque sus necesidades econ�micas a veces le obligan a tener que soportarlo.

Y resulta que en las circunstancias universales adversas, ese arrogante, endiosado, no pasa de ser otro ser humano acorralado por los mismos males que amenazan a cualquier mortal.

La humildad en el mando, entendida como sencillez, compresi�n, justicia y humanismo, es la contra a todo asomo de arrogancia, soberbia, altaner�a, endiosamiento del empresario o del administrador.

REFLEXIONES
*�En el a�o 2030 el crecimiento exponencial de la tecnolog�a nos har� m�s humanos, m�s pr�speros, m�s solidarios?
* �Hacia d�nde nos est� conduciendo la cuarta revoluci�n? �Tiene alguna agenda oculta?
* Los defensores del humanismo han de intervenir con fortaleza en todo lo tecnol�gico para evitar que fuerzas oscuras se apoderen de lo que podr�a ser un bien para la humanidad pero que, en ellas, ser�a control totalitario.


Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1158. Julio 6 de 2020. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.

FUTURO MEDIATO .
Con respeto por la dignidad humana exigida. �tica.

Reflexionemos hoy, como trabajadores dependientes o independientes, sobre los acontecimientos adversos por sobre los que transitamos para que, con una mirada inteligente y una disposici�n abierta a seguir el camino que consideremos, definamos nuestro futuro cercano.

Hemos escogido nuestro modo de trabajo porque creemos sinceramente que si, nosotros mismos, no hacemos el esfuerzo personal por nuestra vida y las de aquellos que amamos, nadie lo va a hacer, ni el Estado falaz que promete para�sos perdidos.

Pero, contra este sistema de trabajo nuestro, se levantan oleadas de inconformidades, razonables unas como las que surgen por la brecha de la desigualdad, e irracionales, otras, como las que fomenta el paternalismo de Estado a trav�s del socialismo.

Apenas termine la pandemia, nuestros trabajos, hoy en gran riesgo, correr�n un peligro superior en la medida en que no absorbamos la capacidad tecnol�gica del trabajo a distancia; no innovemos en nuestros emprendimientos; no frenemos la invasi�n laboral en la vida familiar; no nos preparemos para la masificaci�n de la rob�tica; no nos capacitemos para otros trabajos que no tengan que depender de los minerales f�siles, y no defendamos nuestro libre albedr�o en el obrar, en el amar, en el relacionarnos y en el vivir nuestra singularidad e intimidad.

No podemos perder de vista que el mundo, soterradamente o no, est� siendo movido por intereses extremos de "capitalismo de vigilancia" y "totalitarismo esclavizante", mientras nuestro sistema de trabajo est� fundamentado en un capitalismo social que brinda oportunidades para reducir la brecha, con todo el respeto por la dignidad humana exigible, exigida y exigente.

REFLEXIONES
* Mientras los gobernantes buscan proteger a los mayores de edad, otros parecieran buscar la forma de deshacerse de ellos.
* Cuando hablamos de "capitalismo de vigilancia" y de "totalitarismo esclavizante", nos estamos refiriendo a la mercantilizaci�n de los datos de las personas y al control estatal por tecnolog�as avanzadas igualmente controladoras.
* En el posthumanismo se pierde el concepto "persona", lo que es grav�simo para quienes valoran el humanismo.


Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1159. Julio 13 de 2020. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.

Y�RGUETE .
No te dejes hundir sin luchar solidariamente

Estamos viendo, at�nitos, el deterioro de nuestra econom�a. Y en este escenario hemos podido ver actos heroicos de empresarios y trabajadores por salvar sus empresas y sus trabajos, como tambi�n se�alar a algunos organismos a quienes ha habido que vociferarles en vista de su sordera para aplicar las disposiciones gubernamentales de salvavidas empresariales.

Se ha repetido que es fundamental que los empresarios en este momento asuman una actitud aut�ntica, real, pero innovadora, para que en medio de esta dificultad, con base en su capacidad de emprendimiento o en otra iniciativa coherente con las circunstancias, ejerciten su creatividad no solo para evitar su quiebra econ�mica sino su quiebra psicof�sica y social.

Es f�cil decirle a alguien, en la exasperaci�n de su vivencia, que tenga la fortaleza necesaria para enfrentar tal infortunio. Pero desde ac� queremos invitarles a no dejarse sumir en la aflicci�n, ni en el desespero, ni en la angustia, ni en sentimientos de culpabilidad, sino en buscar caminos para tener la mente clara, el ansia de vivir y de luchar, la confianza en s� mismo para hacer, no esperar, que pase esta avalancha.

Para lograrlo, es necesario aferrarse al amor familiar, a la amistad sincera y experta, a los administradores y trabajadores sabios y leales, para compartir angustias, aliento e ideas, y encontrar, as�, la fuerza esencial que origine la iniciativa necesaria para salir intactos o menos heridos. Porque en este escenario est� en juego nuestra vida y la de quienes nos rodean y amamos.

Empresario, trabajador: Lev�ntate, yergue tu cabeza y r�tate, no te dejes hundir sin haber luchado inteligente, leal y solidariamente.

REFLEXIONES
* Hay un gran movimiento de empresarios que han decidido defender la libertad de empresa.
* �En este compromiso est�n presentes organismos como la ANDI, ACOPI, FENALCO y dem�s asociaciones empresariales?
* Y �d�nde est� el plan integrado de estas asociaciones con sus empresas afiliadas para la concientizaci�n de sus trabajadores en esta lucha, pues ellos tambi�n tienen que defender su trabajo?


Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1160. Julio 20 de 2020. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.

PARA EL BIEN .
Vamos a revitalizar la fuerza colectiva

Hay una fuerza colectiva de pensamiento que es capaz de producir hechos relevantes en la vida ciudadana.

Ejemplo: Si la mayor�a de las personas considera que lo del coronavirus es algo a lo cual hay que prest�rsele atenci�n, los contagios no se generalizar�n, porque esa mayor�a obrar� con el necesario cuidado. Afortunado consenso para bien de todos.

Si la mayor�a de las personas considera que el cambio de formas de gobernar a un pueblo debe hacerse conforme a la constituci�n y a la ley, buscar� los procesos necesarios para encontrar respuesta a la reforma de los vicios de gobernabilidad y de justicia crecientes. Afortunado consenso pero habr� que urgir a las instituciones celeridad en los cambios imprescindibles.

Si la mayor�a de las personas acepta que la corrupci�n es algo connatural a lo humano, no habr� esfuerzo alguno por acabarla. Desafortunado consenso que contagiar� a m�s y m�s ciudadanos, empresarios y trabajadores, y corrompiendo a�n a honestos.

Conscientes del valor de esta fuerza colectiva de pensamiento para el bien actuar, es necesario, entonces, trabajar m�s a fondo en crearla y robustecerla con valores, en todos los campos de la educaci�n: hogar, colegio, universidad, empresa, para que los hechos que se produzcan sean afortunados para la Naci�n.

En la moderna educaci�n se han venido rechazando valores y virtudes morales de un pueblo, lo que ha producido hechos desafortunados para el Bien Com�n como la violencia, la criminalidad, el terror, el secuestro, los atentados contra la propiedad privada, la vida, el ambiente.

Vamos a revitalizar esa fuerza colectiva del pensamiento para el bien, pero ya, porque el mal est� mostrando sus salvajes garras.

REFLEXIONES
* Podr�a darse el caso de que un m�dico, con un solo respirador disponible en una UCI, tenga que decidir a qui�n aplicarlo: si al joven d�scolo que no cumpli�, deliberadamente, las normas de protecci�n personal y social contra el coronavirus, pero con una gran esperanza de vida o al octogenario, en el ocaso de su vida, que puso todo su cuidado para protegerse y proteger a sus cong�neres. �Cu�l ser�a la decisi�n desde la bio�tica?


Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1161. Julio 27 de 2020. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.

REBELD�A .
Encauzar el progreso hacia el respeto por la dignidad de la persona humana

La rebeld�a suele interpretarse como una acci�n que se enfrenta a aquello con lo que se est� en desacuerdo porque no es coherente con los principios del bien personal, familiar o social.

La posmodernidad, con sus grandes avances en todos los campos anda rezagada en los principios y valores humanos fundamentados en la dignidad de la persona humana.

Las nuevas ideolog�as en la concepci�n del g�nero, que pregonan que las diferencias naturales entre el hombre y la mujer no son otra cosa que una concepci�n cultural y no biol�gica, est�n dando largas a excesos en la diversidad, en el irrespeto a la ni�ez y a la ancianidad, en encomiar cualquier forma impropia de exigir igualdad para la mujer, como excretar sobre un �cono religioso.

Y esas mismas teor�as est�n arrastrando a una concepci�n de vida hedonista aviesa, fortalecida por el internet de las cosas, la inteligencia artificial y una tecnolog�a, esa que avanzada sin conciencia por el respeto a la dignidad de esa persona humana como es un feto o un anciano.

Y todo ello va ocurriendo sin que haya fuerzas que desconstruyan esas falacias, en la que se invierten, por razones pol�ticas o de capitalismo salvaje o de comprometidas ONGs, ingentes sumas de dinero que implican a sus grandes due�os que buscan un orden mundial de libertades controladas y esclavizantes.

Se hace, entonces, necesario que quienes ven su cultura amenazada por un progresismo totalitario, se levanten, se rebelen y hagan que todo progreso se encauce por v�as de principios y valores que respeten la dignidad de toda persona humana de su familia, de su empresa, de sus grupos sociales y de su Naci�n.

REFLEXIONES
* El periodista, amante de la verdad, fiel a su �tica, encuentra dificultades en muchos medios para su expresi�n aut�ntica.

*Da tristeza o�r c�mo responden algunos trabajadores de servicios domiciliarios cuando se les reclama porque no guardan las normas de salubridad aconsejadas: Eso es mentira. Eso es el patr�n por fregarnos la vida a los trabajadores.


Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1162. Agosto 3 de 2020. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.
.

PRENSA QUE DESAPARECE .
Entre otras causas por falta de �tica al investigar e informar

Mucho se ha escrito sobre la responsabilidad �tica de los medios y de los periodistas en la informaci�n sobre el estado de la salud social y las causas, desarrollo y resultados de la epidemia.

En algunos, la ligereza de sus informaciones solo es comparable con la que se maneja en las redes sociales que copian y pegan sin cerciorarse de la realidad o de la perversa intenci�n de fondo. Los traspi�s cometidos por la Organizaci�n Mundial de la Salud en el manejo de la pandemia, en raz�n de las precipitaciones urgidas por su crecimiento devastador, han contribuido, tambi�n, a que medios y periodistas con insuficiente conocimiento y reflexi�n hayan malinformado.

Grupos y movimientos de m�dicos que han descubierto las ligerezas de OMS vienen proponiendo alternativas de tratamiento cuyas evidencias cient�ficas a�n no tienen el respaldo suficiente ni del tiempo, ni de los colectivos de cient�ficos de la medicina y de la farmac�utica, ni del Estado, pero el periodista, sin pruebas, no puede hacer ver esto como insurrecci�n o como desinter�s gubernamental para cambiar sus disposiciones apegadas a las orientaciones de la OMS y a experiencias de otros pa�ses, ser�a opinar, no informar.

Razones de �tica, de los empresarios de los medios y de los periodistas, les tienen que obligar a investigar a fondo y publicar con apego a la verdad no parcializada. Si no fuere as�, se incrementar�n los ep�tetos ofensivos y el rechazo que se observa en todo el mundo para muchos de estos medios, que solo podr�n sobrevivir por la lealtad de sus usuarios, basada en credibilidad, y demostrada afectiva y econ�micamente.

REFLEXIONES
* Los peri�dicos no son responsables por las opiniones expuestas por sus escritores habituales. Pero s� lo son al publicar art�culos sometidos a proceso de selecci�n.

* Por ello es absolutamente v�lida la exigencia de respeto que el gremio m�dico ha hecho a un diario tradicional de la ciudad por un art�culo en el que se demerita su capacidad y profesionalismo por un voluntario escritor principiante.


Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1163. Agosto 10 de 2020. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.
.

INDISCIPLINA .
Postpandemia

La indisciplina de muchos ciudadanos en los momentos en que se llama a la poblaci�n mundial a protegerse de los sucesos adversos por encima de los cuales estamos atravesando, es manifiesta.

Si observamos las graves denuncias, hechas por cient�ficos, de la existencia de intereses ocultos por reducir un sector poblacional gravoso para muchos o no deseado, se puede entender que parte de esa indisciplina est� o en convicciones personales o en la falta de credibilidad en l�deres econ�micos mundiales que disfrazan de filantrop�a tales perversas intenciones.

Se cree que el mundo saldr� renovado de esta circunstancia pero se discute la orientaci�n de esa renovaci�n: Si al reconocimiento por la tecnolog�a avanzada de los grandes valores ancestrales de la persona humana en provecho de esta; si a la degradaci�n de las comunidades que, a manera de reba�os, estar�an regidas por una inteligencia artificial globalizada; si a la integraci�n hombre-t�cnica donde gen�ticamente se destruyan conciencia y moral.

Lo que s� est� visible es el inter�s de ridiculizar las creencias religiosas para reducir su poder de influir desde la fe para evitar el holocausto humano. Y aqu� aparecer� otra forma de indisciplina: la de los creyentes que preferir�n obedecer los mandatos de su fe, antes que a los mandatos de los hombres.

Al final de esta crisis, es posible una indisciplina mundial generalizada, no coincidente en sus causas, pero que los totalitarismos y las democracias tratar�n de orientar hacia un nuevo orden social, los primeros con control total, las segundas con apertura a los deseos mayoritarios y minoritarios ciudadanos.

REFLEXIONES
* �Para poder imponer los intereses ocultos de muchos, se impulsar�a una desobediencia civil generalizada?

* �Desprestigiar las religiones, las instituciones legalmente constituidas forma parte de alg�n plan oscurantista?

* �El ciudadano de bien deber�a ser consciente de que su lucha por salvaguardar las instituciones, le exigir� voluntad de acci�n?

* �Es d�bil la autoridad?


Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1164. Agosto 17 de 2020. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.
.

AUTOCRACIA .
Actitud err�nea ante un pueblo que elige democr�ticamente

El gobernante autocr�tico no cabe en un sistema democr�tico, porque autocracia y democracia son ant�podas.

La elecci�n popular es una clara demostraci�n del inter�s ciudadano de que, quienes orientan las instituciones para las cuales son elegidos, se ci�an a esos principios de buen gobierno corporativo que la garantice y la preserve, y ello solo puede darse en un clima de participaci�n y entendimiento.

El aqu�, "yo soy el que mando porque el pueblo me eligi�", es una arrogancia imperdonable, porque el pueblo tambi�n eligi� los cuerpos colegiados que son los que ejercen no solo el control pol�tico sino el papel de orientador y aprobador o no de los planes y presupuestos del mandatario.

Desde el punto de vista de la �tica p�blica el gobernante debe ser y demostrar la virtud de la humildad para acoger los acuerdos y desacuerdos con los colectivos institucionales que tengan que ver con el bien ciudadano, y rodearse de personas naturales y jur�dicas de alta calidad humana que a ese bienestar conlleven.

En una democracia hay un reconocimiento claro de los derechos de la oposici�n, que deben respetarse y tenerse en cuenta, porque tambi�n constituyen, para el gobernante, no arrogante, una prueba de su acierto o no, en sus decisiones sobre el Bien Com�n.

Y tiene que saber el gobernante que tampoco es �tico que un ciudadano, que no dio su voto para su elecci�n, sea excluido, porque una vez posesionado de su cargo, es presidente, gobernador o alcalde para todo el pueblo, no solo para sus electores.

Pero el mayor acto de humildad de un gobernante es reconocer su error, sin eufemismos, rectificar y asumir sus consecuencias.

REFLEXIONES
*�Cu�ndo la democracia est� en alto riesgo, las fuerzas armadas no tienen que asumir un papel m�s preponderante para evitar que sea destruida?

* La religi�n es un importante lenitivo para la depresi�n de sus fieles, no se puede atacarlos ni cerrar, sin razones, sus lugares de culto.

* Hay todav�a muchos hombres y mujeres en juntas directivas en los que prevalece el honor por encima de sus conveniencias.


Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1165. Agosto 24 de 2020. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.
.

REDES SOCIALES .
La batalla por el rescate de la nobleza humana

Hay un pueblo confundido no solo por el dolor, por el miedo, por el autoritarismo, por el confinamiento, sino, tambi�n por los desastres que las redes sociales est�n causando en �l.

Nunca como antes hab�an tomado tanta fuerza: el chisme, el rumor, la calumnia, la difusi�n de noticias falsas intencionadas, la pornograf�a, el acoso, la manipulaci�n, la ligereza en compartir informaciones recibidas desde las redes sin comprobar la veracidad del hecho, ni verificar la confiabilidad de su fuente.

Hay grupos de personas de niveles profesionales, culturalmente elevados, dej�ndose llevar por el odio, por el rencor, y utilizando palabras soeces, injuriantes, salidas de todo modo �tico. No es, pues, esa aviesa actividad un producto de la ignorancia sino que es fruto de la bajeza de esp�ritu por una carencia de nobleza del alma en ese esp�cimen humano, ese que irrumpe en los chats con ligereza, falto de criterio, de sentido com�n y de respeto por los dem�s.

Enerva el esp�ritu ver y leer expresiones imp�dicas contra el honor de la mujer o a muchas de ellas vertiendo en sus muros toda su falta de contenido de moral interior. Mientras las bodegas, ofrecidas en venta y pagadas para enlodar el nombre del rival pol�tico, desprestigiar las instituciones, atacar las religiones y sobre exaltar movimientos extremos y personajes oscuros, hacen trepidar el esp�ritu democr�tico.

En las redes sociales, un hombre y una mujer, de bien, deber�n hacerse reconocer rechazando toda esta infamia, y sembrando en ellas, con pasi�n, semillas de verdad, comprensi�n, prudencia, y el bien expresar de sentimientos, conceptos u opiniones.

REFLEXIONES
* Las decisiones de los gobernantes no pueden ser tan improvisadas que frecuentemente tengan que retractarse de ellas.

* Los bandazos que dan los gobernantes puede que no sean por falta de madurez sino que tambi�n pueden ser parte de un plan absolutamente calculado.

* Desde estas reflexiones, frecuentemente, hemos invitado a los empresarios a unirse para evitar el ataque frontal a la iniciativa privada por parte algunos gobernantes.


Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1166. Agosto 31 de 2020. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.
.

C�DIGO DE �TICA �PARA QU�? .
Hay empresas p�blicas con c�digo de �tica, pero para exhibirlo

Hay una empresa p�blica con un c�digo de �tica, donde proclama: "como parte de la sociedad reconoce su condici�n de sujeto �tico; esto implica alinear sus prop�sitos con los de la sociedad y asegurar que sus actuaciones contribuyan efectivamente a hacer de esta el espacio propicio para la vida de todos sus integrantes". Bell�simo, grandilocuente, pero hay �verdad en ella?

Y contin�a: "El fin �ltimo de una sociedad es la construcci�n de un entorno seguro para todos, pero esto exige la participaci�n de cada uno dentro de un esquema de igual responsabilidad y aporte, pues los elementos que lo constituyen resultan del valor de cada acci�n individual". Hoy esta empresa �ha atropellado este fin?

Pero la parte m�s importante est� en la presentaci�n de su c�digo de �tica cuando afirma: "En su calidad de empresa prestadora de servicios, instaura la responsabilidad social como eje transversal que gu�a sus acciones". Y para ello se plantea tres preguntas: "�en qu� nivel �tico nos encontramos? �a qu� nivel de desarrollo �tico aspiramos? �c�mo podemos alcanzar un desarrollo �tico cada vez m�s incluyente?" La respuesta, por observaci�n, es absolutamente desalentadora: Con c�digo de �tica pero burlado.

Hemos visto que esa empresa ha abandonado su eje, y perdido su condici�n de sujeto �tico corporativo, y hemos observado que sus valores de Transparencia, Calidez y Responsabilidad, dejaron de ser su aspiraci�n, por el autoritarismo y la falacia de quienes, ciegos por la ambici�n o el poder o careados, violaron situar a la persona como su centro de desarrollo para convertirla en el centro de decisiones injustas, de manipulaci�n y de despidos indebidos.

A empresas p�blicas as�, hay que devolverla a su eje transversal.

REFLEXIONES
* Una justicia que viola las normas judiciales establecidas, es una justicia vana, mal�fica.

* �Por qu� hay tanta tolerancia con los que destruyen los bienes de la Naci�n?

* Claro que las masacres son perpetradas por grupos al margen de la ley, porque conocen la debilidad de las fuerzas armadas.

* Se�or Presidente, rev�stase del car�cter que en estos momentos le exige la patria para defenderla de los que la masacran. Usted puede.


Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1167. Septiembre 7 de 2020. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.
.

ALTERIDAD .
La nueva forma de relaci�n �tica y humana en la empresa

La alteridad es el camino que los sucesos adversos en materia de salud presentan como parte del cambio que habr� que asumirse despu�s de esta situaci�n.

La alteridad es un posicionamiento �tico previo frente al otro, ya no como pr�jimo, ni como igual, ni como semejante, ni como diferente sino como lo que es: otro. Al asumir esta posici�n �tica anterior a la percepci�n y concepci�n del otro se est� reconociendo su dignidad, su humanidad, se est� aceptando sin violentarlo ni dominarlo, se est� asumiendo el deber de cuidarlo como a s� mismo, porque la alteridad demanda ponerse en el lugar del otro.

Llevado esto a la vivencia �tica empresarial, las relaciones entre empresarios, administradores y administrados tomar�n un rumbo diferente al del poder como dominio y al de la aceptaci�n de ser dominado. Porque todos se reconocer�n en los dem�s como otro. El poder ser� entonces entendido como capacidad de orientar, mientras la responsabilidad, como la capacidad de responder a esa orientaci�n. Las relaciones humanas en la empresa variar�n hacia el reconocimiento mutuo de los propios valores de los orientadores y los orientados, hacia el cuidado del uno por el otro, la comprensi�n y ayuda en sus roles, la no explotaci�n mutua. Habr� m�s acuerdos y menos �rdenes.

La alteridad en la empresa llevar� adem�s a entender al otro no como individuo sino como un ser integral que est� en una posici�n de relaci�n multilateral conformada por familia, amigos, sociedad que son parte de su condici�n de ser otro, y que, al reconocerla, facilitar� el dialogo ante el error, el compromiso ante la dificultad, y la autonom�a ante el acuerdo sobre los deberes y objetivos a alcanzar.

La alteridad, en s�ntesis, ser� la base de la nueva forma de relaci�n �tica y humana entre quienes trabajan en la empresa. Pero hay que educar para ello a�n desde el hogar.

REFLEXIONES
* Hay que ser conscientes de que las oportunidades solo pueden multiplicarse en un sistema que permita la libre iniciativa.

* Las iglesias est�n en mora de unirse para pronunciarse contra cualquier manifestaci�n que atente contra el buen vivir ciudadano, a�n de los no creyentes.

* Es imperativo el cuidado de s� mismo y el cuidado del otro, para salir bien de esta pandemia.

* Hay quienes, con mucho poder y riqueza, est�n apoyando ideas contrarias al sistema que se los ha permitido.


Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1168. Septiembre 14 de 2020. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.
.

CORAJE CIUDADANO .
Para la defensa de la libertad y el orden

Vimos con tristeza las im�genes que presentaban en la televisi�n, donde el uso excesivo de la fuerza de un par de agentes de polic�a acababa con la vida de un ciudadano, y las reacciones en varias ciudades como protesta ante este hecho cruel.

Los protestantes que participaban de buena fe fueron utilizados por los v�ndalos para causar enorme desorden.

La autoridad ultrajada, la propiedad atropellada, el saqueo devastador, el trasporte p�blico interferido o incendiado, mostraron el plan oscuro que est� poniendo en riesgo la democracia, con una ciudadan�a silenciosa y displicente que espera �nicamente que la autoridad obre pero que no hace sentir su voz, ni el respaldo firme a las instituciones del orden.

Es necesario enderezar la ruta de la Naci�n, y esto solo puede lograrse con un gobierno capaz de utilizar las herramientas que la Constituci�n le otorga; con una justicia no politizada ni retardataria; con unas fuerzas armadas proactivas, respetuosas de los derechos humanos pero capaces de mayor inteligencia y poder frente al crimen, y con una ciudadan�a decidida y firme para defender la ley y la constituci�n con la fuerza de su voluntad expresada en las urnas, en la derogatoria del mandato de los gobernantes incapaces, en la participaci�n en grandes manifestaciones medi�ticas, virtuales y presenciales de apoyo a la autoridad leg�tima y coherente con su querer democr�tico.

Mientras no se logre que la ciudadan�a act�e con coraje, y que el Estado demuestre voluntad para derrotar el crimen, la Naci�n seguir� el mismo camino de aquellas que vieron abatir su democracia.

REFLEXIONES
* Resulta peligroso pensar que el covid19 solo afectar� a los otros, no a ti ni a tu familia.

* Solo cuando las normas de las autoridades son absurdas tienes derecho a la desobediencia civil.

* El derecho al desarrollo de la personalidad no es impedimento para que transfieras a tus hijos los valores �ticos que recibiste.

* El abuso infantil y el maltrato a la mujer, son situaciones que muestran una cultura que contin�a rezagada en el esclavismo.


Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1169. Septiembre 21 de 2020. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.
.

EMPRESA VIVA .
Valor fundamental para defensa de la vida

Las informaciones actuales demuestran que son muchas las empresas a las cuales ha afectado gravemente la emergencia de salud que se ha presentado y que se prolonga. Y que tambi�n son muchas las que son arrastradas por las que se debilitan o dejan de existir, y mucha la gente que sufre en este proceso devastador.

La consecuencia m�s grave ha sido la p�rdida de trabajo, la que inexorablemente y pese a los esfuerzos hechos por empresarios y gobierno, ha sumido en la angustia a miles de hogares en el mundo.

Por m�s que los gobiernos se esfuercen en ayudar a los m�s necesitados, por m�s que haya apoyo a los empresarios para que supervivan, por m�s que muchos sacrifiquen utilidades o incrementen el margen de endeudamiento para salvar la empresa y sostener sus trabajadores, el panorama futuro de la vida empresarial se presenta fuertemente retador para todos.

La empresa viva, vigorizando el andamiaje econ�mico del pa�s, llevando la tranquilidad a los hogares, tiene que ser el acuerdo nacional fundamental en el que, ya mismo, deben comprometerse pol�ticos, gobierno, religiones, asociaciones empresariales, sindicales, cooperativas, como fuerzas creativas que no pueden exponerse a esperar si se da o no un desmoronamiento social para empezar a fortalecer sus instituciones debilitadas ya por la pandemia.

La empresa viva, no es pues un dilema entre econom�a y vida, sino que se ha evidenciado, en esta adversidad, como valor fundamental para la defensa de la vida, amenazada por el hambre, la enfermedad, y el crimen: La empresa viva es igual a vida.

Empresa viva y solidaria en creaci�n de riqueza para todos.

REFLEXIONES
* F�cilmente decimos "amigo" a cualquiera que nos conoce o nos saluda en las redes sociales, sin ninguna otra correlaci�n.
* La verdadera amistad se fundamenta en el conocimiento y aceptaci�n mutuos de los valores y limitaciones del otro.
* La fe es un instrumento poderoso para ayudar a levantar el esp�ritu que decae en los momentos de dolor.
* La uni�n y el amor familiar tambi�n son b�culos ante las vicisitudes de la vida.


Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1170. Septiembre 28 de 2020. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.
.

HUMANO RENOVADO .
En su ser, su saber cient�fico y prudencial, y su hacer

Ser�a asombrosa una mayor correlaci�n entre educaci�n y actuar �tico.

Se espera que en la medida en que las personas reciban mayor formaci�n en los establecimientos privados y p�blicos, en esa misma medida crezca el bien obrar de ellas. Pero se observa que mucha gente, muy bien graduada en sus profesiones o tecnolog�as, est� al frente de acciones criminales. Y ese es uno de los grandes problemas que se observan en las redes sociales, donde la mentira, la injuria, la calumnia, la lujuria, la estafa, el saqueo y m�s, tienen en un gran dilema a sus creadores y empresarios que idearon un sistema inteligente virtual con fines m�s nobles para la humanidad.

Por ello seguimos insistiendo en que es necesario, para contrarrestar esa deficiencia en la coherencia entre educaci�n y actuar �tico, una f�rrea voluntad pol�tica del Estado y un compromiso a fondo de las instituciones educativas, de todos los niveles y de todas las disciplinas, a�n las informales, para dedicar mayor tiempo y esfuerzo a fortalecer o encauzar los valores que los estudiantes traen de su hogar.

Y a pesar de que en esta pandemia hemos visto insolidaridad, desobediencia, corrupci�n, vandalismo, anarqu�a, profesionales de la salud agredidos y m�s, seguimos con la fe puesta en resultados esperanzadores en una educaci�n basada en principios y valores, porque los actos, de quienes bien obran, tienen, necesariamente, que contrarrestar tanta turbulencia, y para salir de estas circunstancias dif�ciles por las que se atraviesa, el mundo necesitar� de seres humanos renovados en su ser, su saber cient�fico y prudencial, y su hacer.

Y eso solo puede lograrse con una educaci�n basada en principios y valores �ticos.

REFLEXIONES
*Unos medios de comunicaci�n, unos periodistas, unos maestros y unos profesores fieles a sus principios, ser�n la clave para humanizar el mundo.
* Hasta los mismos creadores de redes sociales, impiden que sus hijos menores las utilicen, y a cierta edad, solo con supervisi�n paternal.
* El gobernante ha de tener mayor fortaleza, cuando el pueblo ahonda su divisi�n.


Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1171.Octubre 5 de 2020. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.
.

BIOCONSERVADOR .
En su ser, su saber cient�fico y prudencial, y su hacer

Se ha insistido en que algo habr� de suceder, en relaci�n con el orden social en el mundo.

Por un lado est� la escuela del transhumanismo que busca, con la tecnolog�a, mejorar al hombre, prolongar su existencia y liberarlo de la enfermedad y a�n de la misma muerte. Esta escuela tiene corrientes diversas de pensamiento, algunas de las cuales hacen a un lado los valores y principios que han orientado a los pa�ses occidentales, otras tienen un marco de respeto por la dignidad humana, con fundamento en la raz�n.

Est� tambi�n la del posthumanismo que cae pr�cticamente en el campo de la ciencia ficci�n, donde lo importante es el cerebro humano sin importar la estructura que lo contenga y conectado con un gran cerebro regidor.

Y la escuela del bioconservadurismo que acepta lo bueno que la tecnolog�a puede aportarle al ser humano con "disciplina y prudencia"; que est� atenta a que, al dotarlo de ella, se respete su libertad, su fe y su raz�n; que defiende la vida desde su concepci�n y que procura la conservaci�n de la moral y la �tica civil.

Esta reflexi�n de hoy, (basada en el debate entre Miklos Lukacs, bioconservador y Piero Gayozzo, transhumanista) busca que el lector se interese por estos temas, para entender hacia donde podr�a ir la cuarta revoluci�n industrial en manos de los magnates de las diferentes naciones que dominan el internet de las cosas, la inteligencia artificial, la biogen�tica, las 5G y las grandes plataformas de redes sociales, con mayor poder que los mismos Estados.

Bienvenida toda tecnolog�a que contribuya a mejorar la calidad de vida de la humanidad, respetando sus valores humanos y �ticos en especial la vida y la libertad.

REFLEXIONES
* Si presumes que la manifestaci�n en la que quieres participar tiene muchas probabilidades de no ser pac�fica, pi�nsalo dos veces.
* En toda manifestaci�n suele masificarse los sentimientos y las pasiones, y reducirse la raz�n.
* La justicia debe obrar con plena libertad e igualdad, pese a las presiones medi�ticas. Demuestra el talante del juez.
* En algunos Estados laicos los crucifijos no han sido sacados de las aulas con el valioso argumento de que forman parte de su cultura y tradici�n.


Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1172.Octubre 12 de 2020. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.
.

#POR MI EMPRESA .
En defensa del r�gimen econ�mico b�sico de la Naci�n

Se observa un despertar de la empresa privada para defender lo que la Constituci�n Nacional le garantiza: "La actividad econ�mica y la iniciativa privada son libres, dentro de los l�mites del bien com�n.La empresa, como base del desarrollo, tiene una funci�n social. El Estado fortalecer� a las organizaciones solidarias y estimular� el desarrollo empresarial." (art.333).

Y en este momento, ese despertar no solo va a salvaguardar la empresa, la iniciativa privada, sino que tendr� grandes efectos en la democracia amenazada como est�, tanto nacional como internacionalmente, porque los ataques al sistema econ�mico se est�n combinando con el ataque a las fuerzas armadas, a las religiones y a todo lo que frene el avance del socialismo destructor.

Ese despertar se manifest� recientemente en #PORMIEMPRESA con unos valores como la solidaridad entre los trabajadores, sus administradores, empresarios y accionistas, de donde se deduce que cada uno de ellos entiende el papel que cumplen las empresas en la vida de ellos, de sus familias, de su comunidad y de la Naci�n.

A partir de este hecho sobresaliente, hay un nuevo rol que desempe�ar en el proceso de formaci�n en las empresas para que todos en ella se apropien de la importancia de la participaci�n pol�tica a fin de que sus emprendimientos no se vean amenazados en las urnas, ni por quienes fomentan la lucha de clases, porque este nuevo proceso de formaci�n tiene que crear conciencia de que la empresa donde trabajan es vida digna y solidaria.

Pero este despertar debe tener mayor fortaleza con posiciones de mayor coraje por parte de las asociaciones empresariales y sindicales.

#PORMIEMPRESA en defensa del trabajo, de la propiedad privada, de la libre empresa, de su funci�n de ser base del desarrollo de la Naci�n, y de la democracia.

REFLEXIONES
* �Fuerza empresarios! para no dejar que se destruya una econom�a de oportunidades.
* Empresarios, hay que estar atentos a proyectos de ley que quieran degradar las bases del desarrollo empresarial. Obliguen la intervenci�n de sus asociaciones.
* Quienes con nuestro esfuerzo hemos logrado tener un trabajo digno en la empresa privada, con el cual hemos podido levantar y educar la familia, y hasta crear nuevas fuentes de trabajo, le debemos lealtad a ella. Es el momento de demostrarla.


Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1173.Octubre 19 de 2020. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.
.

EL SUICIDIO EN LA EMPRESA .
Precaverlo es un imperativo �tico

Las cifras de suicidio en el mundo son elevadas. Seg�n la Organizaci�n Mundial de la Salud (OMS) m�s de 800 mil personas se suicidan cada a�o. El mundo de la empresa no es extra�o a este problema, que muchas veces se disfraza de accidente de trabajo.

Experiencias de otros pa�ses han demostrado que la presi�n de la organizaci�n, la drasticidad del mando, la exigencia de mayor producci�n, un orientador d�spota, un trabajo extensamente acumulado, un temor a la p�rdida del trabajo o al fracaso de la empresa, un equipo de trabajo acosador, y la misma pandemia, son algunas de las causas por las cuales un trabajador decide suicidarse.

Generalmente el trabajador presenta se�ales en su comportamiento que tienen que producir alarma en jefes-l�deres que deben haber recibido entrenamiento para detectarlas.

Algunas se�ales de alarma son: estado de �nimo depresivo frente a problemas de cualquier nivel, reducci�n del ritmo de la producci�n, alteraci�n en sus sistemas de comunicaci�n con el grupo social que le rodea, agresividad inusitada, demora en superarse de la tristeza por un acontecimiento familiar, comentarios sobre deseos de morir.

Con cualquiera de esas se�ales se debe iniciar, de inmediato, el protocolo ordenado por la ley 1616 del 21 de enero de 2013 en lo tocante a promoci�n de la salud mental y prevenci�n del trastorno mental en el �mbito laboral, elaborado por la propia empresa, para que en concordancia con el sistema de salud al que est� afiliado, busquen su sanaci�n.

Precaver el suicidio del trabajador, adem�s de ser ordenamiento legal para la empresa es un imperativo �tico para ella, por eso es preciso que empresarios y administradores tengan mayor conocimiento sobre c�mo prevenirlo.

REFLEXIONES
* El ciudadano dem�crata est� desorientado en su quehacer ante la fuerza que toma la extrema izquierda.
* �El terrorismo, el narcotr�fico, la subversi�n est�n sacando provecho de la debilidad del Estado?
* �Por qu� hay tanta tolerancia con el actuar no �tico de algunos miembros de las Cortes?
* Empresario �s� est�s contribuyendo a la formaci�n pol�tica de tus trabajadores, para la defensa de la libertad de empresa en las urnas?


Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1174.Octubre 26 de 2020. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.
.

LA FAMILIA, AMENAZADA .
Empresa y familia del trabajador, unidas, frenan hordas destructoras

Aquellas instituciones fundamentales para la vivencia humana, que llegaron inc�lumes al siglo XXI, est�n amenazadas por las crecientes hordas de librepensadores, de iconoclastas, de pansexualistas, de feministas, de depredadores de vida, y de personajes mundiales econ�micamente poderosos que las nutren.

Una de esas instituciones, en alto riesgo, es la familia. La concepci�n constitucional de familia y el derecho al nacimiento son resquebrajados por las Cortes en inter�s de fuerzas libertinas. Atr�s se est� dejando lo que la Constituci�n pregona: "La familia es el n�cleo fundamental de la sociedad. Se constituye por v�nculos naturales o jur�dicos, por la decisi�n libre de un hombre y una mujer de contraer matrimonio o por voluntad responsable de conformarla".

Cuando la familia es atacada en medios de comunicaci�n, se esperar�a que las diferentes iglesias, los organismos internacionales que tienen a su cuidado la infancia, la mujer, la juventud, elevaran su voz con tal fuerza que pusieran dique a estas avalanchas.

Mas, para bien, hay una l�nea mundial empresarial avanzando en la protecci�n del menor, de la mujer llevada a segundos planos o limitada por su maternidad, que ha empezado a hacer ver a los empresarios privados que han de volver sus ojos sobre la familia del trabajador, por responsabilidad social, por su mutuo bienestar y beneficio, y por la salud mental en la empresa.

Y pueden hacerlo: Fomentado la educaci�n y formaci�n de la familia de diversas formas; restringiendo la publicidad en los medios donde sea vulnerada; promoviendo contactos entre empresa y familia; sirvi�ndole de apoyo en sus calamidades.

Empresa y familia del trabajador, unidas, son garant�a de paz laboral, progreso y freno al avance de quienes quieren destruirlas.

REFLEXIONES
* Empresario: debes sentir gran satisfacci�n por tu esfuerzo en mantener los empleos de tus trabajadores en esta pandemia.
* La autoridad y el amor en la educaci�n de los hijos no pueden desligarse.
* �El amor por la �patria no era un cohesionador poderoso de la Naci�n? �Por qu� se dej� de estimular?
* �La Iglesia Cat�lica se est� levantando de todas las dificultades por las que ha atravesado por causa de las acciones renovadoras del Pont�fice?


Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1175.Noviembre 2 de 2020. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.
.

LA RELIGI�N, AMENAZADA .
Por quienes pretenden el dominio total del hombre

Las acciones contra las religiones, sus s�mbolos, sus templos y sus pastores demuestran que son ataques planeados para debilitar la fe del pueblo, obst�culo para la subversi�n del orden mundial.

Frente a tan atroces hechos, ninguna instituci�n puede dejar pasar por alto que, no solo van tras las religiones, su utilizaci�n o su destrucci�n, van contra todo organismo leg�timamente establecido que impida sus prop�sitos. La empresa privada no puede estar aislada de este acontecer nebuloso porque los valores religiosos de sus trabajadores forman parte de su cultura organizacional para convivencia y paz interior.

Algunas empresas brindan a sus trabajadores gu�as espirituales dentro de sus instalaciones o apoyan movimientos religiosos de las iglesias de su entorno o procuran actos lit�rgicos para bendecir sus instalaciones o celebrar sus principales conmemoraciones o cuelgan en sus oficinas iconos de sus creencias o dan permisos para asistir a ritos por acontecimientos familiares, todo ello con el debido respeto a la libertad de cultos.

Es cierto, pues, que el acontecer religioso en las empresas es otro de los diques a las hordas que, sin ley y sin creencias, arrasan la vida, destruyen la dignidad de la mujer, amenazan la estructura familiar, motivan los esc�ndalos de algunos de los que pregonan sus diferencias antinaturales, azuzan la destrucci�n de las empresas en las manifestaciones.

En la medida en que la empresa nutra la espiritualidad y la mente de su Talento Humano de los grandes valores del alma estar� contribuyendo a obstaculizar el avance del pretendido nuevo orden mundial dirigido hacia el libertinaje y el dominio del humano por Estados totalitarios.

REFLEXIONES
* La hipocres�a muchas veces se disfraza de diplomacia.
* Pareciera que las democracias solo fueran �tiles para los anarquistas.
* Hay que encomiar los esfuerzos de gobierno y ciudadanos por lograr salir adelante del caos empresarial en que estamos sumidos.
* Es duro ver tantos conciudadanos con familia, con hambre y sin trabajo.


Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1176.Noviembre 9 de 2020. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.
.

CORRUPCI�N Y EDUCACI�N .
�A mayor nivel de educaci�n, mayor nivel de corrupci�n?

Resulta parad�jica la relaci�n: a mayor nivel de educaci�n, mayor nivel de corrupci�n. Es como si haber pasado por una universidad, prestigiosa o no, diera patente de corso a algunos servidores p�blicos o empresarios privados para apoderarse de los bienes del Estado. Suena duro, pero es lo que la gente percibe.

Pero no es que el menos educado sea el menos corrupto por tener menor saber te�rico-pr�ctico o por tener menor acceso a los grandes contratos del Estado, no; hemos visto a muchos de estos llegar a ser los mayores corruptos por otros caminos.

Sin dejar de reconocer la fragilidad humana y el libre albedr�o en sus decisiones sobre el bien obrar o el mal obrar consciente, tenemos que admitir que la relaci�n, a mayor educaci�n mayor corrupci�n, resulta falsa por el mal uso del vocablo educaci�n.

Muchas universidades acent�an en el saber, m�s que en el ser. Es decir hacen un �nfasis inmensamente mayor en educar que en formar en valores. Hasta alg�n ex rector de una important�sima universidad lleg� a afirmar, cuando muchos movimientos insistimos en incrementar c�tedras de civismo, urbanidad y �tica en ella, que consideraba "inocuo abrirle campo en su curr�culo".

Sabemos que esa formaci�n tiene que empezar en el hogar, pero en todos los establecimientos educativos se debe recalcar en la formaci�n de ese ser digno que las familias ponen en sus manos, y que no es un cliente m�s sino un ser humano cuyo conocimiento te�rico-pr�ctico tiene que ser reforzado, con gran empe�o, con el saber prudencial, ese que es transformador del ethos personal, para que salga del claustro bien educado y bien formado.

Hacerlo as� tambi�n es esencial para el prestigio institucional.

REFLEXIONES
* Las sanciones a unicornios empresariales por evadir las leyes del trabajo demuestran que la tecnolog�a tiene que estar orientada al bienestar humano.
* Hay que enfatizar en el cuidado de los ni�os, cuando usan las redes sociales, para que no asuman retos destructivos de su integridad f�sica o moral.
* Los riesgos de contraer el virus en las alternancias de los establecimientos educativos, son grandes. Extrememos los cuidados.


Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1177.Noviembre 16 de 2020. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.
.

OTRAS FORMAS DE CORRUPCI�N .
�Dinero privado en las campa�as pol�ticas?

El corruptor justifica su acci�n diciendo que cuando �l soborn� a los que lo aceptaron ya eran corruptos y delincuentes. Y a su vez, el corrupto, se justifica manifestando que es propio de la condici�n humana. Pero s�lo nos asombrarnos de la corrupci�n cuando se trata de billones de pesos sisados al Estado, pero no cuando la corrupci�n toma formas diferentes.

En una reuni�n de la TERTULIA DE ETICA CIVIL AMIGOS DE CARLOS UPEGUI se se�alaron algunas de esas formas diferentes: La falta de ecuanimidad en un nombramiento por cualquier causa. El uso de informaci�n confidencial para favorecerse o favorecer a un tercero. Cuando un ministro de Estado o congresista que impuls� una ley acomodaticia, renuncia a su cargo para ir a dirigir la empresa que result� favorecida con ella. No aplicar la ley para todos, por tr�fico de influencias, por el carrusel de los favores.

Tambi�n se se�al� una pr�ctica de corrupci�n de la que nadie se averg�enza y la m�s da�ina, y es la intervenci�n mal intencionada del dinero privado en las campa�as pol�ticas, inversi�n que muchos hacen en espera de comprometer al elegido con los intereses del donante.

Es claro que estas u otras formas de corrupci�n diferentes, no causan tanto esc�ndalo porque est�n aculturizadas en el pueblo por el dinero del narcotr�fico, y la difusi�n de un falso aforismo que predica que "todo individuo tiene su precio".

De ah� que sea tan dif�cil para la gente de bien y para el gobernante, con gran voluntad pol�tica de hacerlo, acabar con la maldita corrupci�n, y, ni siquiera, "reducirla a su l�mite razonable" como, vergonzosamente, admit�a un presidente colombiano.

REFLEXIONES
* Debe responderse por urbanidad, positiva o negativamente, a una invitaci�n que se nos hace por correo para una reuni�n de amigos.
* Es se�al de respeto por los dem�s llegar puntualmente a una reuni�n virtual a la que hemos sido convocados y hemos aceptado.
* En la reuni�n virtual, por m�s amigos que seamos, debemos comportarnos con la etiqueta debida en la presentaci�n personal y en la actitud respetuosa.


Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1178.Noviembre 23 de 2020. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.
.

HECHA LA LEY... .
...Hecha la trampa

Un gran amigo de este formativo, que prefiere el anonimato, nos envi� el siguiente comentario sobre corrupci�n:

"La corrupci�n tambi�n se va consolidando a merced de la avaricia y la vanidad de otras personas, que solo buscan m�s poder y dinero, estimulados por una sociedad de consumo que no fomenta la cultura de servicio ni las actitudes exigidas para su desempe�o, sino que potencia el anhelo de poder, causa que tambi�n podr�amos se�alar de la corrupci�n, dando lugar al soborno, las componendas, el tr�fico de influencias, etc.

Incluso, hasta la pereza de muchos promueve la corrupci�n al estimular las condiciones para que se instale con ello toda una cadena de intermediarios de tr�mites en empresas p�blicas o privadas, que hacen este trabajo con las consabidas propinas".

Somos un pa�s "santanderista", pues hay leyes para cubrir todos los huecos o desv�os que se inventan los ciudadanos o las instituciones, ("hecha la ley, hecha la trampa"), y en medio de este universo de leyes o de normas, algunos funcionarios las "hacen cumplir o respetar" para elevar la "mordida"; pero este alto n�mero de leyes, normas o reglas, estimula, tambi�n, su incumplimiento por parte del ciudadano por la incapacidad "log�stica" de las mismas instituciones p�blicas (Estado "d�bil") para hacerlas cumplir, convirti�ndose, as�, el mismo Estado en el primer incumplidor de lo que establece.

Pero tambi�n ocurre, que el no cumplimiento de las normas o reglas, se debe a que el Estado ordena o expide normas que en su dise�o no est�n hechas para ser cumplidas en nuestros contextos o realidades de pa�s, porque fueron dise�adas para otros entornos o para Rep�blicas "a�reas" como dec�a Bol�var".

REFLEXIONES
* Hay empresas de servicio telef�nico que enga�an a sus usuarios prometi�ndoles que pronto arreglar�n su problema y mienten.
* Parece que enga�ar a los usuarios, con promesas que aparecen en su publicidad, es un mal generalizado en empresas que prestan telefon�a fija o celular.
* �Protesta=vandalismo?


Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1179.Noviembre 30 de 2020. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.
.

RUMBO EQUIVOCADO .
Por distanciamiento f�sico y moral de padres y maestros

Estamos dejando que la humanidad avance conforme a un liderazgo que vienen ejerciendo los pactos secretos contra la misma humanidad, sin que los l�deres portadores de los valores, propios de su naturaleza, reaccionen con coraje para defenderlos porque o van siendo acallados o ellos mismos se callan por miedo a sentirse criticados, menospreciados, atacados por no estar de acuerdo, por ejemplo, con una cuarta revoluci�n industrial sin �tica y sin moral.

Y el problema de mayor fondo est� siendo causado por el distanciamiento, a prop�sito, entre padres y maestros imbuidos, estos, por ideolog�as libertarias: con derechos pero sin deberes; con autoridad sin responsabilidad; con incoherencias entre su decir y obrar; con sus arengas contra ricos y sus aspiraciones personales de enriquecimiento; con el predicamento de igualdad total psicof�sica entre la realidad: ser hombre y la realidad: ser mujer.

Y el producto de ese distanciamiento es el pretendido por esas ideolog�as: hijos no respetan ni a padres ni a maestros ni autoridad alguna; asesinato de personas no nacidas que se multiplica; cient�ficos que enga�an, m�s interesados en fama que en la salud de la humanidad; juristas que se educan para administrar justicia y se venden o desde sus bufetes promueven los ismos destructores de la moralidad, de la �tica, de la justicia, de la vida.

La voz de los l�deres religiosos se interpreta a conveniencia o se desobliga con palabras injuriantes, y hay medios que se ensa�an con inocentes, por odio, por audiencia.

Es hora de que, hombres y mujeres de bien, levanten con fuerza su voz y se manifiesten por todos los medios posibles para impedir que la humanidad vaya por el rumbo que la est�n llevando.

REFLEXIONES
*Las bodegas de muchos pol�ticos, en las redes sociales, solo destilan odio y venganza, pocas invitan a la uni�n del pa�s.
* Hemos introducido en nuestra cultura, cuando usamos la p�lvora como diversi�n, la del narcotr�fico que celebraba de esa manera cuando conclu�a, con �xito, una operaci�n de paso de droga.
* �Por qu� no hemos sido capaces de erradicar de nuestra cultura tantos vicios que la est�n corrompiendo?


Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1180.Diciembre 7 de 2020. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.
.

MISERICORDIA .
�Debilidad manifiesta en el emprendedor?

La misericordia es una virtud que el empresario de hoy ni a nombrarla se atreve, porque considera que ser misericordioso es la manifestaci�n m�s grande de la debilidad que se puede tener. A este sentir se ha llegado porque ha crecido el n�mero de quienes, a sabiendas de que la misericordia es un valor intr�nseco al ser humano, se aprovechan de los misericordiosos para estafar, enga�ar, sacar provecho, boicotear, robar por las formas como fingen sus necesidades.

Ejemplos: 1. Un trabajador que simula una incapacidad por enfermedad, y consigue un m�dico c�mplice cuando, realmente, estuvo de farra. 2. Aquel que llega llorando con un certificado de defunci�n porque ha perdido un ser querido y necesita acompa�ar a su familia, cuando el fallecido nada tuvo que ver con �l. 3. El que se causa voluntariamente un accidente porque su equipo de f�tbol juega la final y �l no se la puede perder.

�Pu�aladas a la misericordia!

La misericordia en el empresario se ha de entender como comprensi�n y ayuda en las necesidades urgentes, reales, de sus trabajadores; necesidades que les causan sufrimiento y hasta pueden hacerlos sentir miserables y a�n destruir la vida de su hogar, con repercusi�n en la empresa.

El jefe-l�der empresarial, cuando observa esas pu�aladas a la misericordia, no debe endurecer su coraz�n ni prevenirse ni generalizar, y ni por ello creer poco en el verdaderamente necesitado, sino que ha de sentir satisfacci�n por su capacidad de respuesta misericordiosa, por el conocimiento que le brinda esa circunstancia de saber en qui�n confiar, de corregir oportunamente o de despedir a quien sea recurrente.

Cuando esto se hace �ticamente, tambi�n es misericordia.

REFLEXIONES
*La p�lvora y el licor, son en esta �poca, los m�s grandes enemigos de tu hogar.
* No seas de los que menosprecian las recomendaciones de las autoridades y amigos para evitar tu contagio y que te sumes a las estad�sticas de fallecimiento.


Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1181.Diciembre 14 de 2020. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.
.

GENEROSIDAD .
Humanizadora de fracturas econ�mico-vivenciales

Vemos, con asombro, la forma como hemos tomado la dura pandemia que nos azota. Las estad�sticas de muertes arrojan un n�mero diariamente progresivo de fallecidos que se ve como normal, como si a pocos les preocupara la creciente muerte.
Tambi�n las empresas se han visto gravemente afectadas. Muchas han desaparecido, y aunque otras, lentamente, vienen recuper�ndose, las p�rdidas para empresarios y trabajadores han sido enormes, no solo en lo econ�mico, sino tambi�n en su vivencia, lo que algunos aceptan con un "as� lo quiso Dios".
Por todo esto, empresarios, orientadores y trabajadores deben estrechar, ahora mismo y con gran entusiasmo, sus lazos solidarios para protegerse mutuamente de los efectos de esta crisis de salud.
Los empresarios deben estar atentos a mantener los ambientes de trabajo desinfectados a�n con exageraci�n; obtener diariamente y documentar informaci�n sobre la salud de sus trabajadores y familiares; capacitarlos en el cuidado personal, familiar y empresarial, y dar respuestas prontas, psicol�gicas y econ�micamente generosas cuando el virus arremeta contra ellos.
Igualmente, generosos han de ser los trabajadores dando respuesta diligente a las urgencias de la empresa en cuanto a sus necesidades de efectividad, de productividad, de horas de trabajo extras, de entendimiento de la realidad econ�mica que les alargar� sus tiempos de aumento salarial, y aplazar convenciones, paros, huelgas hasta cuando la empresa salga fortalecida.
Esta generosidad bilateral forjar� un mejor clima de comprensi�n; una visi�n solidaria de los esfuerzos por restablecer la empresa en sus puntos de fractura, y un reconocimiento de sus deberes y derechos mutuos, mucho m�s humanizado.
La generosidad rec�proca laboral transformar� la cruel realidad por sobre la cual las empresas est�n y seguir�n atravesando sin dej�rselo solo a Dios.

REFLEXIONES
* Este es nuestro �ltimo env�o de EL CORREO DE LA �TICA. El 11 de Enero de 2021 esperamos reencontrarnos.
*Agradecemos el apoyo generoso recibido de nuestros seguidores, patrocinadores y lectores. Les deseamos una alegre Navidad y un A�o Nuevo de mejores logros y circunstancias.


Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1182. Enero 18 de 2021. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.
.

INTELIGENCIA ESPIRITUAL .
Compa�era obligada de la Inteligencia Artificial

A la necesaria recolecci�n de la informaci�n personal de cada ciudadano para el control del virus, se ha observado, como tendencia, una reacci�n negativa por el temor al uso definitivo que tendr� esa informaci�n en manos de gobernantes totalitarios y a�n de dem�cratas.

El temor se fundamenta en la p�rdida posible de su intimidad, su singularidad y su dignidad como persona, con una Inteligencia Artificial en manos de gobernantes y organizaciones p�blicas y privadas de dudosos valores �ticos, que a su conveniencia, podr�an asumir el control total del ser humano y desenrutarlo de sus sue�os como ente y solidario.

Y viendo que el desarrollo de la IA ser� irreversible y creciente para el bien o para el mal, es preciso que los hombres de fe, los formados en las normas morales caracter�sticas del ser humano, aleccionen, desarrollen e intervengan con la Inteligencia Espiritual esos avances tecnol�gicos para que el humano evolucione simult�neamente en su unidad cuerpo y alma.

Aqu� est�, pues, claramente determinado el actuar de los lideres humanistas, no en rechazar la IA sino en dotarla de la espiritualidad que todo hombre, creyente o no, tiene enraizada a su vivencia, para que la larga vida mejorada, el control de la enfermedad, el respeto por la vida, por el ambiente, sean la gran contribuci�n de estas inteligencias (IE e IA) a la libertad y a la dignificaci�n del ser humano

REFLEXIONES
* Con esta entrega iniciamos los 25 a�os de difundir, a trav�s de diferentes medios, nuestro CORREO DE LA �TICA. Estamos orgullosos de ello y agradecidos con nuestros suscriptores patrocinadores y con el Supremo.


Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1183. Enero 25 de 2021. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.

SOLEDAD NO DESEADA .
Exige elevado �nfasis en el trabajo de salud ocupacional

Grandes son los efectos en la vida del hombre cuando vive la soledad, no buscada. Estos tiempos que vivimos lo han demostrado hasta la saciedad con los tr�gicos acontecimientos diferentes a los de la enfermedad causada por el virus, que van desde los m�s elementales como agresividad de orientadores o trabajadores ante circunstancias, �rdenes, procesos que antes parec�an normales, hasta la violencia intraempresarial y dom�stica, el suicidio, el homicidio.

Para prevenirlos las Gerencias de Talento Humano (GTH) deben estar, ahora mismo, concretando y llevando a cabo planes de formaci�n, acompa�amiento y estimulaci�n, a�n de la familia.

Porque esa soledad, cuando no es virtuosa, influye de tal manera en la salud ocupacional en la empresa que un orientador sin alma, que no ha prestado atenci�n a esta situaci�n, puede contribuir con ello a efectos directos en la producci�n o el servicio, pero peor a�n, a degradar los planes innovadores con los que, hoy, estos gerentes buscan que empresarios, orientadores o administradores y trabajadores lleguen a niveles �ptimos en su relaci�n laboral y en la felicidad en el trabajo.

Por humanismo, por �tica empresarial, las GTH debe rodearse de asesores en psicolog�a y psiquiatr�a para diagnosticar, ya, el estado de salud mental en su empresa y adelantar acciones pertinentes para prevenir las contingencias o curar los sucesos adversos que provoca este tipo de aislamiento no desead

REFLEXIONES
* �Periodistas, dedicados a informar sobre pol�tica, respetan su profesi�n o ceden f�cilmente al est�mulo de la mermelada?
* Hay empresarios privados que le hacenn juego a ideolog�as que van en contra de su supervivencia.
* Defiende tus convicciones con vehemencia pero con respeto.



Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1184. Febrero 1o. de 2021. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.

LA FE DE LA EMPRESA .
Mantener la esperanza en medio de la incertidumbre.

Las empresas de la cuarta revoluci�n industrial son muy diferentes a las de las tres anteriores revoluciones. Hoy la empresa tiene en sus manos el poder de mantener o no el humanismo de su Talento Humano, al mismo tiempo que avanza en su tecnolog�a servida por la Inteligencia Artificial y todos los dem�s sistemas tecnol�gicos desatados.

Las empresas, esas que se han distinguido por el respeto a los derechos laborales de sus colaboradores; por brindar un clima organizacional apropiado para los trabajadores; por escucharlos y asesorarlos en los problemas personales y familiares; por su entendimiento del hombre y la mujer no como una simple mano de obra, sino como un sujeto corporal y espiritual que necesita de su trabajo para su sustento y el de su familia, esas empresas tienen que comenzar el camino de abastecerse de esta fe y abastecer de ella a toda su organizaci�n.

Esta fe mantendr� la esperanza de superar esta adversidad y evitar�: el cierre de empresas ante cualquier amenaza; claudicar en sus capacidades de innovaci�n por miedo; autodesvalorizar las personas que trabajan en ellas, y que sus fortalezas desborden en pesimismo.

REFLEXIONES
* En alg�n momento la humanidad reaccionar� ante los actuales desv�os inaceptables de su naturaleza humana.
* Es importante tener en cuenta que los cambios anormales en las culturas b�sicas de los pueblos no son un proceso evolutivo de crecimiento, sino un plan orquestado contra la verdadera naturaleza humana.



Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1185. Febrero 8 de 2021. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.

CAMBIOS VATICINADOS .
Se sigue, ciegamente, a l�deres de �tica utilitaria

Al parecer, muchos cient�ficos coinciden en la visi�n de un mundo diferente despu�s de la pandemia. Los grandes cambios que vaticinan son: El fin de la democracia y del actual sistema econ�mico. El avance, en consecuencia, del progresismo y del populismo. El control de la natalidad y, por ende, la disminuci�n de la poblaci�n o su robotizaci�n. El desarrollo de una inteligencia artificial fuerte, no humanizada.

A la sombra de estos cambios surgir�n, con fuerza:"Evoluci�n autodirigida, terapias antienvejecimiento, extensi�n radical de la vida, mejora humana, h�bridos humano-m�quina y humano-animal, clonaci�n, suspensi�n cri�nica, investigaci�n de c�lulas madre, rob�tica, inteligencia artificial, carga mental y la singularidad." seg�n Riccardo Campa Universidad Jagell�nica."

Su financiamiento est� asegurado por grandes "fil�ntropos" que invierten y apoyan ONGS o grupos que trabajan con an�rquicos, populistas, progresistas quienes utilizan diversas formas de protesta sin respeto alguno por la cultura de los pueblos, su religiosidad, su sexo natural, su sistema econ�mico y educativo, sus monumentos hist�ricos, o los paradigmas de su historia patria.

Lo malo de esto es que se van aceptando como normales tales anormalidades, sin reflexionar, ni buscar la verdad, ni cuestionarlas desde el punto de vista de la �tica universal, ni prepararse para enfrentarlas, pues se sigue ciegamente a l�deres religiosos, pol�ticos y sociales que adoctrinan desde su �tica utilitaria.

REFLEXIONES
* Gobernante: los pueblos no pueden adaptarse al car�cter inconstante de tus decisiones. Hazlo con sabidur�a y prudencia.
* Es sorprendente el avance de la Ideolog�a de G�nero cuando unos legisladores consideran que es "un gran logro de la humanidad" su ley que proh�be el registro civil del reci�n nacido como hombre o mujer, sino como un X.



Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1186. Febrero 15 de 2021. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.

M�DICOS HUMANOS .
Dios los proteja en el ejercicio de su vocaci�n

Toda profesi�n est� sujeta a grandes cuestionamiento �ticos, precisamente porque la conducta esperada del profesional es aquella que, expl�cita o t�citamente, jura en el momento en que la Universidad le entrega su t�tulo.

Es por ello, por lo que llena de desilusi�n el constatar que hombres o mujeres, con uno o varios t�tulos, sean denunciados como corruptos por avaricia o violadores de derechos humanos.

Pero, si bien todas las profesiones tienen su deontolog�a, es la medicina, cuando se aleja de su juramento hipocr�tico y la bio�tica, la que m�s golpea el sentimiento de su poblaci�n objeto.

Es razonable entonces que se vean conductas inapropiadas de pacientes y familiares, puesto que es mucho lo que esperan de ella. Y decimos razonable porque hay m�dicos ambiciosos en sus tarifas, que no son equitativos en el cobro de sus servicios a pobres y ricos; porque, cuando pisan, su soberbia los pone por encima de cualquier humano; porque demuestran m�s atenci�n a las modernas tecnolog�as de comunicaci�n que a enfermos puestos a su cuidado.

Y as� como hay tales, y muchos, as� tambi�n encontramos profesionales de la salud de gran sentido humano, de enorme vocaci�n al servicio de los necesitados, de total entrega a sus enfermos hasta dar la vida. Esto es lo que han demostrado los que se encuentra en primera l�nea en esta pandemia. A �stos manifestamos, con admiraci�n y amor, el reconocimiento de su val�a: Dios los proteja en el cumplimiento de su vocaci�n.

REFLEXIONES
* Gobernante: la lucha verbal o por twitter que has establecido con gran parte de la ciudad, a los dos perjudica.
*"Muchas personas se pierden las peque�as alegr�as mientras aguardan la gran felicidad" Pearl Buck. Compartido por Jos� Vidal Betancur.



Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1187. Febrero 22 de 2021. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.

TRABAJO INFANTIL .
A�n hay mucha explotaci�n de la ni�ez en el trabajo

En el a�o 2013 la OIT public� un importante documento sobre el estado del trabajo infantil en Colombia donde da cuenta de ello y hace tambi�n referencia a las peores formas de explotaci�n.

Asimismo, el Estado colombiano en su Carta Magna -art.44 y 53- y en el C�digo Sustantivo del Trabajo y las leyes y decretos que se han producido, se�alan claramente desde qu� edad pueden trabajar los ni�os y adolescentes, los l�mites de sus jornadas laborales, qu� trabajos pueden ejecutar y cu�l su salario.

Por su parte el Dane informa que "para el trimestre octubre - diciembre 2019, la poblaci�n de 5 a 17 a�os que trabaj� fue 586 mil personas, lo que significa el 22,2% de la poblaci�n total".

Tambi�n se�ala trabajos inhumanos que desvelan la verdadera explotaci�n infantil y que demuestran que, los esfuerzos que se han hecho por evitarla, resultan infructuosos mientras pervivan las causas econ�micas, sociales y aun culturales que los sustentan.

Afortunadamente se observa disminuci�n de la explotaci�n infantil en las empresas, bien por sus principios y valores �ticos, bien por las normas de los intercambios comerciales internacionales o bien por la mayor vigilancia de los entes de control.

En conclusi�n, invitamos a asociaciones empresariales y sindicales a velar porque este prop�sito de no m�s explotaci�n del trabajo infantil se mantenga para bien de sus organizaciones y por el respeto merecido por ni�os y adolescente como personas dignas.



REFLEXIONES
* Gobernante: En tu ciudad hay grandes dificultades para el pa�s por causa del populismo, es necesario que demuestres mayor fortaleza contra lo que trate de destruir nuestro sistema y nuestras estructuras.
* Gobernante: La corrupci�n aumenta en tu ente territorial, no la ignores, mano dura contra ella.




Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1188. Marzo 1 de 2021. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.

NO AGRESI�N .
Es leg�tima y �tica la autodefensa contra los agresores.

En el a�o 2013 la OIT public� un importante documento sobre el estado del trabajo infantil en Colombia donde da cuenta de ello y hace tambi�n referencia a las peores formas de explotaci�n.

Asimismo, el Estado colombiano en su Carta Magna -art.44 y 53- y en el C�digo Sustantivo del Trabajo y las leyes y decretos que se han producido, se�alan claramente desde qu� edad pueden trabajar los ni�os y adolescentes, los l�mites de sus jornadas laborales, qu� trabajos pueden ejecutar y cu�l su salario.

Hay un principio fundamental que debe impulsarse por los l�deres de todas nuestras organizaciones, ante la violencia presente: “El principio de no agresi�n (PNA), llamado tambi�n axioma de no-agresi�n o principio de no-coerci�n.”

La anarqu�a, que hoy no distingue niveles sociales, tiene como armas principales: las manifestaciones p�blicas, esas que son abiertamente agresoras, el abuso de la libertad de expresi�n, la provocaci�n verbal o f�sica; la violencia contra la cultura de los pueblos, las estructuras p�blicas o privadas, y monumentos religiosos o patrimoniales.

La anarqu�a avanza a pasos gigantescos hacia el logro de planes y pactos mundiales, aprovechando todas las tecnolog�as y medios de comunicaci�n a disposici�n, en aquellas naciones con gobiernos d�biles; donde las personas de valor civil que podr�an rechazar la agresi�n escasean o se resguardan en sus frases de caj�n: "Nada de esto pasar�". "Hay que ser optimistas". "Eso es un problema de Estado".

Entonces, como la anarqu�a est� orientada a deshacer democracia, cultura, religi�n y empresa privada, los l�deres de estas organizaciones y los ciudadanos mismos tienen que usar la leg�tima y �tica autodefensa, aun con el uso de la fuerza, para detener y controlar la agresi�n actual y la que se expandir�.

REFLEXIONES
* Gobernante: Tu arrogancia es incompatible con tu servicio de mandar. Porque eso es lo que eres: un servidor p�blico.
* Gobernante: Es mejor que busques consensos que mantener un mando autoritario.
* Gobernante: Que tus respuestas a tus contradictores no sean ofensivas sino aclaratorias.



Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1189. Marzo 8 de 2021. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.

UNIDOS CONTRA EL TERRORISMO .
".porque un ataque terrorista es contra todos nosotros"

El Presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, en el d�a del recuerdo de las v�ctimas del terrorismo expres� ante ese parlamento:"Cada ataque terrorista es un ataque contra todos nosotros y contra los valores de una sociedad libre y abierta. Debemos estar unidos contra la violencia y el odio."

En nuestros pa�ses latinoamericanos es poca la consciencia que tienen much�simos ciudadanos de que el ataque de los terroristas es "contra todos nosotros", porque en nuestras d�biles democracias se ha facilitado el fomento del odio y el sigilo de ciudadanos que est�n m�s interesados en resguardarse ellos y sus familias, sin importarles ni el futuro de sus naciones ni su propio futuro ya que no han asimilado que la democracia exige esa solidaridad. Y para ellos la responsabilidad es del Estado.

Los valores �ticos, c�vicos y humanos de estas sociedades est�n, pues, gravemente amenazados porque no han sido aprendidos ni aprehendidos por esas generaciones que est�n involucradas en el oportunismo de mantener la zozobra con la destrucci�n de las culturas de nuestros pueblos.

Y es aqu� donde los l�deres democr�ticos, entre ellos los l�deres empresariales, tienen que dedicarse, intensamente, al trabajo de acometer y fomentar la manifestaci�n de quienes estamos convencidos de que nuestros valores, y los que estamos sembrando para nuestra posteridad, han de imponerse sobre la indiferencia, el odio y los mismos ataques terroristas.

REFLEXIONES
* En este momento adverso, muchos empresarios, con alma, han venido sacrificando utilidades para ayudar a sus trabajadores. Reconozc�moselo.

* Para el Estado no existen muchas familias que se encuentran en estado de miseria.

* Esta larga temporada de encierro exige: paciencia, comprensi�n y respeto para con nuestros familiares enfermos.




Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1190. Marzo 15 de 2021. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.

EL CORAJE DE VIVIR .
...la generosidad y la prudencia, virtudes para el bien vivir

Una frase tomada de un reenv�o por Twitter y atribuida a Fernando Savater dice: "Despu�s de tantos a�os estudiando la �tica, he llegado a la conclusi�n de que toda ella se resume en tres virtudes: coraje para vivir, generosidad para convivir, y prudencia para sobrevivir".

Concordamos con esta interesante lecci�n: Primero, porque el reto de vivir exige intrepidez y sabidur�a para enfrentar los avatares de la vida. El conocimiento de s� mismo, que da la sabidur�a, es la formadora de ese coraje y ese arrojo para salir con vida de momentos adversos. Esa sabidur�a es la que se adquiere de lo sentido de la vida, de lo aprendido de la vida y de lo reflexionado de la vida.

Segundo, porque el ser humano tiene necesidad de dar y recibir solidaridad de su especie para alcanzar sus retos personales y comunitarios, a trav�s de su buen convivir.

Tercero: porque la prudencia, en los actos necesarios para sobrevivir, es una de las m�s grandes sabidur�as que se requiere para entender que la vida es la energ�a universal que nos entronca con los reinos de la naturaleza y su protecci�n.

Mas hay que entender que coraje, generosidad y prudencia, tienen que estar revestidas de Justicia, Responsabilidad, Solidaridad, Respeto por la vida y la Verdad, m�nimos �ticos exigidos el por saber prudencial: �tica.

REFLEXIONES
* Mientras los j�venes no vean que se reduce la pobreza, no estimar�n la labor del Estado.

* A los j�venes hay que demostrarles que no se puede acabar con un sistema democr�tico que se renueva con los avances de la humanidad.

* A los j�venes hay que brindarles oportunidad de trabajo para que no se entusiasmen con cantos de sirena populistas.





Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1191. Marzo 22 de 2021. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.

UNIDOS CONTRA EL TERRORISMO .
".porque un ataque terrorista es contra todos nosotros"

El Presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, en el d�a del recuerdo de las v�ctimas del terrorismo expres� ante ese parlamento: ''Cada ataque terrorista es un ataque contra todos nosotros y contra los valores de una sociedad libre y abierta. Debemos estar unidos contra la violencia y el odio."

En nuestros pa�ses latinoamericanos es poca la consciencia que tienen much�simos ciudadanos de que el ataque de los terroristas es "contra todos nosotros", porque en nuestras d�biles democracias se ha facilitado el fomento del odio y el sigilo de ciudadanos que est�n m�s interesados en resguardarse ellos y sus familias, sin importarles ni el futuro de sus naciones ni su propio futuro ya que no han asimilado que la democracia exige esa solidaridad. Y para ellos la responsabilidad es del Estado.

Los valores �ticos, c�vicos y humanos de estas sociedades est�n, pues, gravemente amenazados porque no han sido aprendidos ni aprehendidos por esas generaciones que est�n involucradas en el oportunismo de mantener la zozobra con la destrucci�n de las culturas de nuestros pueblos.

Y es aqu� donde los l�deres democr�ticos, entre ellos los l�deres empresariales, tienen que dedicarse, intensamente, al trabajo de acometer y fomentar la manifestaci�n de quienes estamos convencidos de que nuestros valores, y los que estamos sembrando para nuestra posteridad, han de imponerse sobre la indiferencia, el odio y los mismos ataques terroristas.

REFLEXIONES
* En este momento adverso, muchos empresarios, con alma, han venido sacrificando utilidades para ayudar a sus trabajadores. Reconozc�moselo.

* Para el Estado no existen muchas familias que se encuentran en estado de miseria.

* Esta larga temporada de encierro exige: paciencia, comprensi�n y respeto para con nuestros familiares enfermos.





Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1192. Marzo 29 de 2021. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.

EL SABER PRUDENCIAL .
".No puede ser menospreciado por los dem�s saberes"

Luis Rey Delgado Garc�a en el portal MILENIO trae una definici�n, que es muy com�n encontrar en todos los tratadistas del tema: LA PRUDENCIA como "la virtud de actuar de forma justa, adecuada y con moderaci�n, respetando los sentimientos, la vida y las libertades de las dem�s personas."

Ligado a este concepto est� el del CONOCIMIENTO PRUDENCIAL, ese que transforma al sujeto que conoce, mientras los otros dos conocimientos: Conocimiento te�rico: que no transforma la realidad, sino que la "contempla" y el conocimiento t�cnico-productivo que transforma la realidad en obra externa innovadora u optimizadora de su desarrollo.

Para los tiempos que se avecinan de grandes cambios en la cultura de los pueblos, en las relaciones laborales, familiares y sociales, se avizora la expansi�n de un conocimiento t�cnico-productivo que empieza a mostrar unas realidades alejadas de los dem�s saberes o m�s a�n con menosprecio de ellos.

Quienes aman la vida, buscan la verdad, propugnan por la justicia, luchan contra la corrupci�n, asumen sus propias responsabilidades en este cambio extremo de aislamiento humano, y buscan mantener y actualizar la realidad social connatural al hombre, tienen que dar la batalla de las ideas, en un foro de por s� agrio, para que todos los conocimientos est�n tan entrelazados, pero bajo la orientaci�n del CONOCIMIENTO PRUDENCIAL.

Ah� est� el gran reto de quienes siguen las banderas de la �tica y del respeto de la dignidad humana.

REFLEXIONES
* La bio�tica es un conocimiento que ha de estar adherido a toda profesi�n.

* La anarqu�a solo trae miseria y hambre.

* No se puede permanecer silente mientras aumenta el n�mero de asesinatos de seres humanos. Ese silencio es c�mplice.

* Las protestas pac�ficas contra el sistema han de buscar: mejorar la calidad de la vida ciudadana.

*



Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1193. Abril 5 de 2021. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.

�CAMBIO, HACIA D�NDE? .
Se imponen, ya, una definici�n y una acci�n decisiva de respuesta

La historia de la humanidad est� caracterizada por las renovaciones que asumen las culturas de los pueblos para que puedan superar los efectos adversos colectivos que sufren ya por sus actos, ya por las fuerzas de la naturaleza, ya por sus creencias o especulaciones apocal�pticas.

En medio de tales momentos, el obrar racional exige enfrentar con entereza tales adversidades, y empezar a construir el nuevo modelo que introducir�n en su haber cultural, econ�mico y social, algunas veces innovador otras veces tomado de otras culturas, facilitado hoy, todo ello, por las nuevas tecnolog�as pero humanizadas.

Esa aculturaci�n suele estar enfrentada en dos procesos: Uno que busca el cambio por medio de la evoluci�n de sus valores, para que aquello que es significativo para su convivencia y conveniencia no se deteriore en el proceso, y otro revolucionado que incita a las masas a sacar el mejor provecho para su patr�n de quitar, destruir o violentar los ideales conservacionistas de sus cong�neres.

Se impone, ya, una revisi�n y organizaci�n de los Estados, en sus sistemas econ�micos, sociales, incluidos los religiosos, los educativos y familiares, para que de estas dificultades puedan salir renovados por la consciencia y recta acci�n en las nuevas circunstancias que hoy rodean a la humanidad, originadas por el mal tratamiento a la naturaleza, por las improvisaciones y artificios de investigadores sin conciencia o por la devastaci�n, ya en avance, de aquellos que quieren arrasar con todo, a nombre de una ideolog�a o tecnolog�a carentes de verdaderos valores humanos.

Coincidimos con quienes vienen advirtiendo sobre el cambio de la humanidad a partir de esta pandemia.

�Pero cambio, hacia d�nde?

REFLEXIONES
* El proceso de salvar vidas, est� siendo obstaculizado por la indisciplina popular, la desconfianza, la incultura y la ignorancia de comunidades, a�n las mejores econ�micamente.

* No te olvides de los que est�n sufriendo porque no tienen trabajo. Haz algo por ellos.

* �Qu� va a ser de las religiones despu�s de esta �poca aciaga? Dios las ilumine en camino al ecumenismo.






Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1194. Abril 12 de 2021. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.

AUTOCUIDADO SOLIDARIO .
Asumamos la responsabilidad del Cuidado Esencial

En el a�o 2002 Leonardo Boff escribi� su primer libro: "El cuidado esencial. �tica para lo humano y compasi�n por la tierra" sobre el que nos basamos para iniciar, en nuestro correo del 18 de abril de 2011, una serie de nueve mensajes sobre la importancia del autocuidado.

Hoy es necesario que volvamos a sus trabajos: "El cuidado necesario". "El cuidado como preocupaci�n, desasosiego y sobresalto por el otro". "El cuidado como conjunto de dispositivos de apoyo y protecci�n sin los cuales el ser humano no vive" y "El cuidado como precauci�n y prevenci�n", porque tanto empresarios como trabajadores no son ajenos a la incertidumbre a la que se enfrenta la humanidad a partir de esta realidad de hoy.

Est� claro que: la democracia ser� lesionada; el capitalismo verde o social tambi�n sufrir� sus efectos; prevalecer�n las ideas de igualdad pese a las diferencias naturales, y la influencia de la Cuarta Revoluci�n Industrial contar� con todos los elementos que le proporcionar� la Inteligencia Artificial, hasta deshacerse, como ya se demuestra, de toda presencia bio�tica, ecol�gica y religiosa en todas las etapas del procesamiento de su idealismo de mejoramiento, prolongaci�n y a�n robotizaci�n, al extremo, del ser humano.

Por las anteriores razones es preciso que todas las personas asumamos la responsabilidad del Cuidado Esencial, incluido el autocuidado, para salir solidariamente de tan gigantescas dificultades previstas.

Y es por esto por lo que ser� preciso planear ese futuro con base en 4 ejes visionarios e innovadores para intervenirlo racionalmente conforme a leg�timas aspiraciones humanas. Ellos son: 1. El nuevo modelo de democracia. 2. La definici�n de valores humanos, bio�ticos y religiosos que han de escoltar los avances tecnol�gicos. 3 Los l�mites a la riqueza y a la pobreza: Riqueza para todos. 4. El cuidado sostenible de la naturaleza y el reconocimiento de los derechos de los no humanos.

Pero el cambio esencial ser� ese en el que cada uno se compromete a cuidar del otro, porque "tambi�n el otro me cuida a m�": Autocuidado solidario.

REFLEXIONES
* El proceso de salvar vidas, est� siendo obstaculizado por la indisciplina popular, la desconfianza, la incultura y la ignorancia de comunidades, a�n las mejores econ�micamente.

* No te olvides de los que est�n sufriendo porque no tienen trabajo. Haz algo por ellos.

* �Qu� va a ser de las religiones despu�s de esta �poca aciaga? Dios las ilumine en camino al ecumenismo.






Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1195. Abril 19 de 2021. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.

SO�AR...HASTA DISFRUTAR .
..camino para encontrar la soluci�n solidaria a nuestro futuro

Las palabras son planes concretos para hacer nuestros sue�os realidad. Dependemos de las palabras que escogemos y amparamos en nuestro coraz�n para inventar y crear el futuro, porque en ellas hemos instalado la forma como vemos el mundo. Luis Castellanos Doctor en Filosof�a e Investigador. Con este enunciado Jos� Cabrera presenta en su blog la publicaci�n de sus: 10 palabras para reimaginar tu futuro profesionallas que nos han atra�do porque responden a una pregunta que constantemente nos hacemos desde el punto de vista de los valores y creencias: �Cu�l es el futuro esperado, deseado, posible, y trabajado, para el cambio mundial, especialmente por los que tienen una fuerte posici�n de liderazgo? Porque somos de los que proponen, pero tambi�n de los que aportan su acci�n para enfrentar y ayudar a encarar, positivamente, el cambio que el mundo necesita a partir de su dif�cil situaci�n actual.

Esas 10 palabras son: 1. Sue�a. 2. Explora. 3. Conecta. 4. Siente. 5. Cuestiona. 6. Innova. 7. Aprende. 8. Emprende. 9. Acelera, y 10. Disfruta.

Imaginemos que estamos al borde de un abismo, casi sin darnos cuenta de ello, pero que, de pronto, alguien golpea nuestra espalda y nos dice: �Qu� est�s haciendo para que t� y los dem�s no caig�is en �l?

Presionados por esa amenaza cierta podemos: o nada hacer o no interesarnos o no asombrarnos o no importarnos que los dem�s ni nuestras familias puedan ser derrotados por las circunstancias adversas, o permanecer indiferentes o vivir en otra realidad o, definitivamente, aceptar que desde nuestro rol tenemos que buscar y ayudar a buscar una clara influencia de nuestra cultura en el futuro de todos, desde sus sue�os hasta sus disfrutes.

Si decidimos asumir ese rol, entonces, nos hemos tenido que preguntar: �Y c�mo? Emp�ricamente hemos utilizado la cr�tica, la manifestaci�n del descontento, la desobediencia civil, el insulto al gobernante, la ofensa a las cortes, la protesta no pac�fica, los odios y rencores p�blicamente demostrados, pero hemos visto que poco se soluciona porque estamos esperando que "los dem�s hagan". Y si hacen, no los animamos, no los comprendemos, no los toleramos, no les reconocemos sus m�ritos, porque nuestras esperanzas son alentadas por el individualismo estoico y acaparador de beneficios no equitativos, ya que a�n no hemos dejado que nos arrope la solidaridad comunitaria.

�Qu� hacer entonces? Por hoy, pongamos en nuestros muros estas 10 palabras, en ese orden, asimil�moslas y decidamos c�mo llevarlas a la pr�ctica.

REFLEXIONES
* El empresario privado ha de saber que la acci�n del capitalismo social o verde cambiar� despu�s de esta pandemia, por eso tiene que prepararse, porque no ser� lo mismo la empresa privada que ahora defendemos.

* El sistema sindical debe empezar, ya mismo, a capacitar a sus asociados en nuevas formas de procurarse su sustento porque la Inteligencia Virtual comenz� a reducir las tareas que pueden realizar los robots.


* Las universidades deben profundizar en definir sus Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) con la mira puesta en una cultura demandante de otras formaciones para el emprendimiento individual, con un profundo �nfasis en los grandes valores humanos que esta sociedad estar� exigiendo porque prev� el cambio de su sistema democr�tico.






Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1196. Abril 26 de 2021. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.

SO�AR .
..pero como sue�an los emprendedores

Ese so�ar, propuesto para nuestro futuro, que tenemos que trabajar desde los grandes l�deres mundiales hasta cualquier persona que oriente a otra, tendr� que ser el anhelado por todos pero dentro de unas realidades posibles, alcanzables.

Los visionarios suelen dejar a un lado la realidad para sumirse en sus profundas divagaciones de lo que ser� el mundo a partir de hoy, pero hay que llevarlos al campo de las expectativas posibles, realizables. De estos dice Pedro Calder�n de la Barca en su obra La vida es sue�o: "�Qu� es la vida? Un frenes�. �Qu� es la vida? Una ilusi�n, una sombra, una ficci�n, y el mayor bien es peque�o, que toda la vida es sue�o, y los sue�os, sue�os son".

Los revolucionarios, a su vez, igual que los visionarios, siempre han forjado sus sue�os idealizados, pero sobre cambios dr�sticos de los sistemas econ�micos, sociales, democr�tico y religiosos de sus pa�ses que algunas veces alcanzan pero que luego se derrumban por su interpretaci�n errada de la naturaleza humana y su oratoria sagaz.

El empresario sue�a diferente de ellos cuando, desde su emprendimiento, prev� un horizonte a corto, mediano y largo plazo y ve que es capaz de alcanzarlo con sus habilidades para el mando; la fe en su grupo de trabajo; su insistencia y persistencia ante los retos internos o externos; la flexibilidad para no perder el horizonte cuando los senderos se tornan dif�ciles, y la inserci�n al micro y macro sistema global para la extracci�n, la producci�n, el comercio o el servicio porque sabe y lleva a la pr�ctica su solidaridad humana.

Tambi�n, ya su experiencia le ha demostrado que su autoridad jer�rquica que asimil� de la rama militar o religiosa, no es camino para alcanzar su sue�o, sino que es preciso despojarse de ese blindaje de autoridad para convertirse en alguien miembro del grupo de trabajo que da y recibe sin el miedo soldadesco o laico, y con la convicci�n mutua de que son aportantes, con dignidad, de todas sus competencias para alcanzar sus sue�os, convertidos en objetivos organizacionales, ciudadanos y de pobladores del mundo

Todos, pues, tenemos que so�ar y compartir nuestros sue�os sobre lo que seremos nosotros, nuestras familias, nuestras empresas, nuestras comunidades y nuestro mundo, cuando superemos esta conmoci�n producida por fen�menos naturales y por la inesperada, grave, reducci�n de la poblaci�n debida a virus surgidos, inclusive, de laboratorios, algunos de estos quiz�s con prop�sitos perversos.

REFLEXIONES
* Estamos viviendo los resultados de unas decisiones gubernamentales equivocadas cuando retiraron las clases de civismo, urbanidad, �tica y a�n de religi�n, de todos los curr�culos.
* Todos hablamos de combatir la corrupci�n estatal pero esta crece como yerbamala.
* Cuando un pueblo no acata las decisiones u �rdenes de una autoridad civil leg�tima para el bien de la comunidad �es momento de impon�rsele una autoridad militar f�rrea?
* Hay que seguir inculcando a los j�venes, con persistencia, el sentido de su protecci�n contra el virus, porque no solo est�n en juego su salud y vida, sino tambi�n las de los seres que ellos aman.




Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1197. Mayo 3 de 2021. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.

EXPLORA .
..pero como sue�an los emprendedores

Hemos dicho que el sue�o que anhelamos hemos de escenificarlo en nuestro horizonte.

Ahora nos corresponde explorar las circunstancias factibles o no, que rodear�n ese horizonte, personal o empresarial.

Sin usar el espejo retrovisor, sino a partir del aqu� y el ahora, desde la verdadera presente realidad, hemos de visualizar las nuevas oportunidades que se presentar�n, as� como los retos y tendencias que el entorno nos ofrecer� o que nosotros mismos estemos induciendo en lo pol�tico, lo social, la emulaci�n, la tecnolog�a, el cambio clim�tico y hasta los valores �ticos y humanos que deber�n permanecer y fortalecerse para tener claro ese futuro.

Esta mirada hacia fuera, exige a la vez un revisi�n a las variables internas en los sistemas cr�ticos, pertinentes a lo personal o empresarial. No se trata pues, de buscar un sue�o sin tener una prospectiva clara de factibilidad futura a partir del presente.

Hay algunos cambios o tendencias visibles que es preciso explorar con mayor detenimiento porque ah� estar� el meollo de la seguridad de conseguir nuestros sue�os: La jerarqu�a autoritaria evolucionar� a un sistema en donde el poder se utilizar� para el fortalecimiento de los grupos de trabajo en un proceso de dar y recibir sin miedo por parte y parte, con prevalencia del autocontrol y con mayor cercan�a humana que jer�rquica.

El capitalismo, la modernizaci�n de los Estados, el sistema financiero continuar�n en su evoluci�n y afectar�n el sistema de empresa privada, porque prevalecer� un nuevo orden mundial que las ideolog�as sue�an conforme a sus prop�sitos capitalistas o socialistas.

A su vez, la bio�tica enfrentar� con vigor la descosificaci�n de las personas porque las pretensiones de los poshumanistas son las de acomodar a sus prop�sitos una �tica utilitarista.

En conclusi�n, no basta so�ar, es preciso explorar inteligentemente para llegar a disfrutar.

REFLEXIONES
* Desde este encierro, necesario para la defensa de la vida, es fundamental que los grandes pensadores aporten propuestas de gran calado para ayudar a armonizar los derechos que se enfrentan cuando la masa es incontenible.
* Los manifestantes tienen que saber que su derecho a la protesta no puede estar por encima del derecho a la vida.
* A un gobierno d�bil, que a su vez debilita sus fuerzas armadas, lo juzgar� con todo rigor la historia.



Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1198. Mayo 10 de 2021. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.

CONECTA .
...para lograr confianza real en cambios imperativo

La conexi�n que la empresa tiene que lograr despu�s de la exploraci�n necesaria para dar cumplimiento a sus objetivos, requiere, desde ya, un cambio a fondo del sistema jer�rquico al que se le est� exigiendo mayor transparencia y menos promesas incumplidas, causantes de la gran desconfianza mutua.

Con esta conexi�n se busca que se desvanezcan tanto la distancia que surge por esa desconfianza como la misma animadversi�n de quien se cree explotado y no "un aportante" a los resultados de su empresa.

Es cierto que este cambio va exigir menos control pero m�s autocontrol; menos direcci�n pero m�s autonom�a; menos individualismo pero mayor trabajo en equipo o solidario; menos autoritarismo en la informaci�n pero m�s comunicaci�n asertiva y mayor uso de las redes; una formaci�n, c�mo nunca, en todos los factores de competencias y valores humanos y �ticos necesarios para los perfiles de los cargos, y un entrenamiento y reentrenamiento programados. El trabajador es, entonces, el primer reto de la empresa para conectarse conforme a sus cambios imperativos. Los clientes y la comunidad objetivo, son los siguientes con los que hay que conectar para lograr esa confianza y evitar la prevenci�n y la maledicencia sobre la empresa, de todos aquellos que, por su deteriorada confianza, han cre�do en los discursos populistas de que solo les interesa la maximizaci�n de sus utilidades.
Para lograr esta gran conexi�n es necesario sacar del letargo a empresas y agremiaciones, esas que trabajan silenciosa y eficazmente por sus comunidades y por sus trabajadores, para recuperar la confianza perdida en ataques que est�n recibiendo cuando las quieren hacer ver como enemigas, explotadoras del pueblo y sus recursos.
En conclusi�n, no basta so�ar, es preciso explorar inteligentemente y conectarse con los grupos de inter�s para llegar a disfrutar.

REFLEXIONES
* Cu�ndo entran en conflicto los derechos fundamentales de los ciudadanos, garantizados por la Constituci�n (Cap.1), est�n priorizados en ella?
* Hay que poner cuidado a bodegas de informaci�n en la red, porque en cuesti�n de credibilidad ofrecen poca garant�a, m�s cuando esas bodegas est�n ubicadas en pa�ses con ideolog�as diferentes.
* �Y qu� est� haciendo usted, apreciado lector, para ayudar a orientar el cambio que tenemos que construir para despu�s de la pandemia?
* Los mensajes de calumnia, odio, ira, amenazas, se observan con demasiada frecuencia en las redes, no contribuyas a ello cuando tengas que reclamar un derecho o poner una queja.



Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1199. Mayo 17 de 2021. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.

SIENTE .
...pero la raz�n ha de armonizar con el sentimiento

El sentimiento, en el prop�sito de llegar a disfrutar en este proceso de cambio hacia un nuevo orden, va a demandar, adem�s, un cambio personal de cada uno de los que aportan a la empresa su Talento Humano y su capital.

El orientador y sus orientados, todos renovados, han de armonizar sentimiento y raz�n de tal manera que la raz�n no deje que el sentimiento deshumanice los actos laborales, y viceversa.

Sentimientos como la ira, el odio, el rencor, el deseo de venganza en las acciones o decisiones, debe reducirse a su m�nima expresi�n con la formaci�n necesaria ya con su esfuerzo personal ya con la ayuda que todos han de recibir de expertos en las �reas sociales que suelen trabajarlo colectiva o individualmente.

Lo racional, entonces, tendr� que llevar a una empat�a tal que al tomarse una decisi�n sea capaz de entender, no de sentir, la situaci�n del otro.

Esto se lograr� con base en la conexi�n necesaria para que pueda comprenderlo al estar acerca del otro y, entender sus razones o motivaciones para obrar. Esta empat�a tendr� que volverse habitual en cada uno de los aportantes, para no caer en la falacia.

Unos y otros tienen que entender sus propios sentimientos, para trabajar sobre ellos y para poder llegar a entender los de los dem�s.

No se trata de despojar a los aportantes a la empresa de su car�cter, sino que hay que moldearlo para lograr los objetivos de la nueva organizaci�n o de la organizaci�n renovada.

La tarea no es f�cil, grandes hombres con temperamento fuerte han logrado dominarlo de tal manera que, de reaccionar de inmediato, han pasado a recibir con la calma y la serenidad necesarias las situaciones que, de lo contrario, podr�an acarrearle un actitud contraindicada para la eficacia, eficiencia y productividad que su trabajo demanda y la reacci�n del otro expl�cita o impl�citamente.

En conclusi�n, en las relaciones con los grupos de inter�s no basta so�ar ni explorar ni conectarse sin esa capacidad de regir los sentimientos para llegar a disfrutar.

REFLEXIONES
* Nos hace falta m�s uni�n entre todos los ciudadanos para afrontar las adversidades que estamos sufriendo, por tantas causas manifiestas.
* Est� claro que uno orienta su vida como quiera, eso es libre albedr�o. Pero exponer la vida de los otros, conscientemente, no est� en tu derecho de libertad.
* �Es inmensamente duro ver c�mo van cayendo en garras de un virus, personajes importantes para la Naci�n, y personas cercanas a nuestros afectos!
* En medio del estr�s que sufre la humanidad por la pandemia, recobrar o reafianzarse en la fe, ayuda a mantener en alto el esp�ritu, la solidaridad, la misericordia y el perd�n.



Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1200. 24 de Mayo de 2021. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.

CUESTIONA .
...no es posible sentir y no cuestionarse sobre ello

Cuestionarse, cuestionar a otros, cuestionar el estatus quo de las organizaciones privadas y p�blicas es una actitud que se ha de alentar en este proceso de cambio hacia un nuevo orden.

No es posible sentir y no preguntarse el porqu� de lo que est� sucediendo en el mundo, y no incitar nuestra curiosidad para que todo lo que no sepamos o no est� claro lo preguntemos, puesto que en las respuestas es posible saber si ese es el camino que conviene en este momento, a esta generaci�n, a este nuevo orden mundial que tiene que realizarse, porque el cambio que se est� dando es irreversible.

Basta observar lo que est� sucediendo con la reducci�n de la poblaci�n, con la rebeld�a ciudadana, con los ataques a los gobernantes y a sus fuerzas armada, con la sensible p�rdida del liderazgo empresarial, con el desaliento a este sistema, con el desprestigio de las religiones y con los deshielos producidos por el calentamiento global.

Tal es la realidad ciertamente visible. Esto nos tiene que alentar a preguntarnos: �Por qu� est� sucediendo esto? �Qui�nes est�n detr�s de todo esto? �Qu� fines est�n buscando? �Qu� han logrado hasta ahora? �Qu� seguir�n logrando? �Qu� podemos hacer por reducir aquello que a la Naci�n causa da�o? Y �cu�l es nuestro papel desde la singularidad para orientar el camino de nuestro pueblo? O �por qu� nos est� dominando el terror, la indiferencia, el esperar que otros hagan?

Se observa una pasividad enorme de muchos l�deres nacionales o porque est�n tambi�n aterrorizados o porque no tienen capacidad de planear lo que se anhela que sea bueno para la humanidad en el nuevo orden mundial o porque est�n previendo c�mo alejarse del pa�s a modo de roedores asustados o c�mo alinearse con los que quieren imponer el sistema populista, en vez de apoyar, defender, instruir para la instituci�n de un sistema de igualdad de oportunidades como el que ofrece el libre emprendimiento en una democracia.

Y si esto ocurre con los l�deres �qu� no podr� estar pasando con los ciudadanos del com�n, seguidores de hombres que no seguidores de ideas de orden y libertad?

En conclusi�n, en las relaciones con los grupos de inter�s no basta so�ar ni explorar ni conectarse ni regir los sentimientos sin cuestionarse y cuestionar el sistema para llegar a disfrutar.

REFLEXIONES
* Insistimos en que hace mucha falta que quienes aman el orden y la libertad protesten, tambi�n p�blicamente, a trav�s de prensa, TV, radio, comunidad, actos p�blicos, redes sociales, para defender estos derechos.
* Los retos que los rebeldes est�n haciendo al sistema democr�tico, est�n tomando mucha fuerza porque han visto o incapacidad gubernamental o silencio indolente de los que se dicen ser buenos ciudadanos. br />



Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1201. 31 de Mayo de 2021. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.

INNOVA .
.desde la singularidad hasta lo comunitario para disfrutar

Hay frente a nosotros una realidad: la comunidad universal debe cambiar su rumbo, porque despu�s de las circunstancia adversas que ha vivido no puede, en manera alguna, seguir adelante con su forma de relacionarse ni de continuar con las grandes diferencias sociales y econ�micas ni seguir viendo el distanciamiento �tico entre lo t�cnico y lo humano ni la vida de trabajo con abandono de la vida familiar, y ni un sistema de relaci�n laboral y estatal basado en el ejercicio de una jefatura r�gida y autoritaria. Consciente o inconscientemente todos estamos imbuidos en este cambio del orden mundial y por eso hemos insistido en la necesidad de que, desde la singularidad y lo comunitario, definamos, innovadoramente, cu�l es el mundo que vamos a habitar post pandemia.

Por tal raz�n es necesario que innovemos. Esa innovaci�n tiene que llevarnos a crear nuevos modelos de intervenci�n. Nuevas formas de llegar a consensos. Nuevas modalidades en la relaci�n y comunicaci�n social. Distintas maneras de hacer que se redarquicen las instituciones y que los entes empresariales abandonen su amor por los negocios y asuman su amor por la humanidad, porque si no hay cambio en la idea de que "lo primero es el negocio" y no el servicio a la sociedad, el sistema de libre empresa abatir� dado el malestar avivado contra el capitalismo social.

Hay que innovar porque, en esta �poca confusa, los l�deres nacionales actuales, querr�n que permanezca el statu quo con el que solo retardar�n el advenimiento del nuevo orden mundial; porque el choque generacional ser� incontenible, y porque la libertad y el orden ser�an gravemente amenazados.

En conclusi�n, en las relaciones con los grupos de inter�s no basta so�ar ni explorar ni conectarse ni regir los sentimientos ni cuestionarse y cuestionar, sin innovar para llegar a disfrutar.

REFLEXIONES
* Est� muy clara la intenci�n de v�ndalos en las manifestaciones, de cumplir los planes de desestabilizaci�n de las instituciones. Anarqu�a.

* Y lo est�n logrando porque han roto la unidad estatal y el mandato constitucional.

* Y han logrado la indiferencia de una mayor�a ciudadana, en desacuerdo, que no osa denunciar a quienes impiden el ejercicio de sus derechos ni a exigir al Estado respeto a su vida, bienes y fama.



Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1202. 7 de Junio de 2021. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.

EMPRENDE .
"Tomar el camino con resoluci�n de llegar a un punto"

Los l�deres nacionales y mundiales siguen insistiendo en que habr� un distinto orden a partir del presente. Se basan en razones suficientemente investigadas, pero para muchos de ellos solo basta indagar sobre el problema y proponer soluciones admirables, mas de ah� no pasan porque no emprenden. Vale decir que proponen qu� hacer, pero dejan que otros hagan. O se nombra un comit� hasta el cual llegan sus ambiciones de cambio. A diferencia de estos hay fuerzas que no solo conocen el problema, proponen soluciones y adoptan y emprenden la que consideran que se ajusta m�s a su prop�sito de someter la democracia.

No hemos aprendido la lecci�n de emprender. Todos andamos angustiados por el porvenir pero no hay quien diga, despu�s de haber discernido y hallado el querer y deber hacer a trav�s de sus alternativas de innovaci�n: Voy a promover este emprendimiento, con convencimiento, certeza, dinamismo, confianza, perseverancia, individual y comunitariamente.

Para ello se necesita del acompa�amiento solidario de tantos organismos y tertulias, donde suele haber m�s quejas y poca acci�n para emprender.

Emprender, no solo en sentido empresarial, sino en el sentido de "Tomar el camino con resoluci�n de llegar a un punto".-Drea-.Tal emprendimiento debe estar acompa�ado de toda la tecnolog�a de punta prevista y que converja con la conservaci�n, simult�neamente, de la �tica, la bio�tica, el humanismo y su ambiente natural.

En conclusi�n, en las relaciones con los grupos de inter�s no basta so�ar ni explorar ni conectarse ni regir los sentimientos ni cuestionarse y cuestionar ni innovar, sin el emprendimiento, persistente, para llegar a disfrutar.

REFLEXIONES
* Los j�venes son presa f�cil de idealismos pol�ticos que todo lo prometen. * �Es cierto que entre los manifestantes no pac�ficos, est� rodando mucho dinero de otros pa�ses y de quienes se han concertado para delinquir?br /> * �Tiene el Estado la capacidad de defender los bienes de los inversionistas nacionales o extranjeros? �Ya hay fuga de capitales?br /> * �Sigue el malestar comunitario, por el dif�cil acceso a las UCI?


Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1204. 14 de Junio de 2021. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.

ACELERA� .
...pero con absoluta racionalidad

Nuestro tropicalismo nos lleva a so�ar y a creer, que con solo desearlo intensamente se cumple nuestro anhelo. Ese mismo tropicalismo es el que nos est� llevando a desbordarnos y a no creer que lo que suceder�, seg�n el nuevo orden mundial, no pasar� y por lo tanto sobre el dolor de las familias, hacen paros, manifestaciones, que terminan por ser manipuladas.

Cuando uno explica, por qu� es necesario acelerar el ejercicio de lo que han planeado quienes se est�n preparando para construir el nuevo r�gimen mundial, (no con imposici�n sino como lo que nosotros, comunitaria y personalmente, hemos tenido la capacidad de so�ar, de cuestionar, de innovar), tienden a desbocarse y. por ende, a frustrarse.

Esta aceleraci�nrequiere que la entendamos como la prontitud, rapidez y velocidad, absolutamente racionales, para ejecutar toda la estructura f�sico-tecnol�gica y espiritual, previsualizadas en nuestro plan.La raz�n de esto es que tenemos la certeza de que el nuevo orden mundial dar� un fuerte viraje al estado actual, con respecto a lo comunitario (lo colectivo primero que lo individual); lo espiritual (con reconocimiento de la dignidad humana); lo equitativo, lo ambiental, lo econ�mico (con reducci�n de su enorme brecha); la descosificaci�n o la desnumeraci�n de la gente (con el respeto a la singularidad de la persona humana).

Hay que acelerar, entonces, la disminuci�n de la pobreza, el reconocimiento de la diversidad, la nueva concepci�n de la empresa privada y los organismos p�blicos y la riqueza, el ordenamiento de la justicia y la reducci�n de los niveles jer�rquicos en todas las organizaciones para mayor acercamiento de los orientados con los l�deres pol�ticos, religiosos, econ�micos, culturales, familiares.


REFLEXIONES
* Son muy grandes y muy apoyados, por organizaciones y personas capitalistas, los intereses de quienes quieren que el pa�s se incline a un popularismo negativo.

* Cuando un r�gimen busca el cambio de la estructura democr�tica, los verdaderos dem�cratas tienen que hacer sentir su voz y hacer conocer sus discrepancias, para lograr las para derrotar a los an�rquicos.


Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1205. 21 de Junio de 2021. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.

DISFRUTA .
.del sue�o que ha empezado a ser tu realidad

Aun sin claridad sobre la ruta del Nuevo Orden Mundial, quienes han seguido estos diez pasos, basados en la teor�a de Jos� Cabrera para el dise�o de la formaci�n profesional que se requerir� despu�s de esta adversidad, tendr�n claro qu� deber�n hacer para alcanzar esos conocimientos cient�ficos, t�cnicos y �ticos para responder a ese desaf�o que naci� de un sue�o.

Aqu� hay, ya, un primer momento de goce, de disfrute, porque ha quedado claro el plan que han formulado.

Otro momento del cual deben disfrutar es que est�n hallando que el mundo andar� necesitado de hombres y mujeres que sue�en, sientan y emprendan, y ellos lo est�n haciendo.

Otro punto para disfrutar es ese nuevo aprendizaje que han interiorizado acerca de que ni el conocimiento, ni la riqueza, ni las jerarqu�as, continuar�n como acaec�a sino que se transformar�n en m�s redarqu�a, m�s autonom�a, m�s respeto al aportante de Talento Humano, m�s reconocimiento de la singularidad personal, y mayor capacidad para argumentar sin discutir, razonar con otros sin necesidad de gritar, (o de ceder porque quien lo dice es el jefe l�der empresario) puesto que la noci�n de grupo de trabajo no solo est� cambiando de definici�n, de valor, de forma de participar, sino de estructura jer�rquica y social.

Y finalmente, el mayor momento del gran disfrute es cuando han decidido ser sus jefes, forjar sus emprendimientos, insistir, persistir y sacarlos avante con aplicaci�n de los nuevos conocimientos del Talento Humano y del ser humano por encima de lo econ�mico, porque lo econ�mico ya no ser� el fin �ltimo que buscar�n los nuevos emprendedores, sino que su fin �ltimo ser� el servicio a la humanidad, a su comunidad, a sus grupos de inter�s.

En conclusi�n, en las relaciones con estos grupos para llegar a disfrutar hay que so�ar, explorar, conectarse, regir los sentimientos, cuestionarse y cuestionar, innovar, aprender, emprender y acelerar

REFLEXIONES
* �Hay participantes en aglomeraciones que est�n cargando sus culpas con sus familiares enfermos o fallecidos, por haberlos contagiado?

* �Si el Nuevo Orden Mundial ten�a el prop�sito de rebajar dr�sticamente la poblaci�n no deber�a estar ya satisfecho con el n�mero alcanzado de fallecidos por el coronavirus?

? �Por qu� se levantaron los cercos epidemiol�gicos?


Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1206. 28 de Junio de 2021. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.

EMPRESAS DEL FUTURO .
Hay que empezar a promover la solidaridad exponencial para la empresa del futuro

Ya no es un secreto que el rumbo que est�n se�alando los l�deres del mundo, para las empresas privadas, no es el de prolongaci�n del presente.

El futuro de la empresa estar� influido por tres grandes, potentes y avasalladores conceptos de avanzada: 1�. La empresa privada no tendr� el papel predominante de ser el factor principal de su crecimiento, que ven�a teniendo instigado por la exaltaci�n de la riqueza individual, la divergencia estimulada de la poblaci�n en todas las formas posibles, por activa o por pasiva, y el pensamiento occidental de la exaltaci�n del individuo sobre la comunidad.

2�. El otro concepto es la preponderancia que se est� dando al nuevo papel que ha asumido la tierra, por s� misma o por sus activistas, como ser de derechos, amenazado por todos los seres vivos o no que la depredan o contaminan.

3�. El nuevo modelo de organizaci�n exponencial que le llevar� a reinventarse o perecer, ya sea unipersonal o multipersonal, pero ajustado a nuevos c�nones de humanismo y �tica.

Por su parte, el g�nero humano, como respuesta a esas tres grandes avenidas que, renovadas, ser�n las que transitar�n las empresas, volver� su accionar a la solidaridad, una solidaridad casi colectiva, donde el respeto se d� por el hecho de ser persona, no por el hecho de tener, ufanarse de mejor procedencia, mayor tenencia, m�s capacidad de dominancia.

Este elemento la solidaridad, ser� la base para prever hacia d�nde se dirigir� la empresa del futuro, en cuanto a su tama�o, sus aportes a la comunidad, su convivencia laborar y ciudadana. El cristianismo ha buscado, por siglos, alcanzar esa solidaridad exponencial, mas una sociedad construida sobre el individualismo, es imposible que acepte un mensaje que mina poder y epolunismo.

Empresarios y trabajadores tendr�n que apropiarse de los postulados solidarios exponenciales, porque la pervivencia de la empresa, depende de ello.

REFLEXIONES
* Insistimos en que hace mucha falta que quienes aman el orden y la libertad protesten, tambi�n p�blicamente, a trav�s de prensa, TV, radio, comunidad, actos p�blicos, redes sociales, para defender estos derechos.

*Los retos que los rebeldes est�n haciendo al sistema democr�tico, est�n tomando mucha fuerza porque han visto o incapacidad gubernamental o silencio indolente de los que se dicen ser buenos ciudadanos.


Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1207. 5 de julio de 2021. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.

EL CAMPO Y SU FUTURO .
�tradicionalmente se observa inercia pol�tica para mejorar su vida humana

Es evidente que el campo colombiano est� rezagado en su tecnolog�a, crecimiento productivo y desarrollo social, en comparaci�n con otras naciones que lo han logrado porque han intervenido con mayor inter�s y voluntad pol�tica en tan importante sistema de incremento de la productividad de la Naci�n y del aumento del empleo.

Una de las causas que se exponen como necesaria y suficiente para que se diera esta brecha en el desarrollo agrario es la avanzada de terroristas y narcotraficantes que hicieron de �l su gran circuito de saqueo, desalojo y conversi�n de cultivos de pan coger, a fin de producir plantas para el mercado negro.

A esa causa, de por s� poderosa, se suma la frecuencia perversa del secuestro para financiarse o como instrumento de intimidaci�n del campesino para que abandone sus parcelas.

Se cre�a que los acuerdos de paz lograr�an una renovaci�n del trabajo y del servicio del Estado al campo, pero los resultados han sido insignificantes ante la magnitud del problema, porque, de nuevo, el campo empez� a llenarse de tales facinerosos, y las ciudades, de una poblaci�n de ciudadanos que sufre todos los peores males que puede sufrir un migrante, as� sea dentro de su propia Naci�n.

Ese campesino, especialmente el joven, ya sin tierra, ya sin sembrad�os, ya sin sus animales y sin los servicios que la naturaleza le ofrece sin costo, acaso �no se est� convirtiendo en la carne de ca��n que est�n usando los de la primera l�nea del desorden y la destrucci�n de las ciudades?

Desde el punto de vista �tico, humano, social, no pueden los dem�s ciudadanos tolerar ni menos contribuir a que el Estado siga incrementado ese distanciamiento entre lo rural y lo urbano, evidenciado en la marcada y tradicional inercia pol�tica por mejorar la econom�a rural. El futuro, signado por la singularidad y la solidaridad, obligar� a un ejercicio ciudadano de mutuo reconocimiento como personas en un plano de igualdad y respeto, con desaparici�n, literal, de la inhumana miseria. Haremos que as� sea.

REFLEXIONES
* Cuando murmuramos, criticamos, insultamos al gobernante porque, con sus acciones, no consigue la paz para la Naci�n, nos preguntamos �y qu� hecho yo por la paz?

* Movimientos feministas deber�an estar protegiendo m�s a sus hijos de los violadores, que respaldando pr�cticas anti-vida.

* �Se olvidaron de la cadena perpetua para los violadores?


Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1208. 19 de julio de 2021. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.

�TICA DEL SERVIDOR P�BLICO .
�si no se trabaja ya en fomentarla, la Naci�n seguir� m�s expuesta.

Perdidos en la mara�a de los problemas sociales y de salud que se registran en todas las naciones, estamos asistiendo, con tristeza, a la forma como declinan nuestras instituciones democr�ticas. Y como nadie experimenta en las dificultades que ha tenido el otro, esta indiferencia establecida en la Naci�n est� permitiendo avanzar a quienes importa poco la democracia. De ah� que observemos, tambi�n con tristeza, la incapacidad de liderazgo de quienes est�n al frente de las instituciones p�blicas y privadas, mayormente estas, por que las p�blicas est�n insertas en la lucha por el poder, lucha que se observa en el odio, en la calumnia, en la desacreditaci�n de tantos que, sin valores y sin compromiso social, dirigen el pueblo. Camaleones.

El mal tan grande que est� significando la falta de �tica en lo p�blico y sobre todo la �tica pol�tica, hace que las instituciones estatales est�n, en la m�s baja de las posiciones en el �ndice de percepci�n popular. Adem�s, la corrupci�n del Estado est� convirtiendo al servidor p�blico en un ser menospreciado porque, en sus actos institucionales, pierde la dignidad de la que deb�a estar investido por ser representante de la Republica. Inclusive, los que tienen buenas costumbres en su trabajo, se averg�enzan de serlo, ya que el usuario no establece diferencia y generaliza ante cualquier acto, de buena o mala fe, del servidor que lo atiende.

Un escritor an�nimo dec�a acerca de lo que significa ser servidor p�bico, �La tremenda oportunidad que tenemos como seres humanos de estar en un medio en donde puedes ayudar; y eso es adem�s de una oportunidad, un gran compromiso con uno mismo y con la sociedad. En el lugar m�s modesto y en el lugar m�s encumbrado, en los dos hay responsabilidades; con un grado de trascendencia, si se quiere, distinto, pero al final del d�a es una forma de trascender, una forma de ayudar�. An�nimo
Esto es importante que lo inculquemos y tengamos como punto de partida, para que, surtiendo de un gran bagaje de valores humanos y �ticos a todos lo que forman parte del poder p�blico, se enderece la ruta de la Naci�n. Pero hay que hacerlo ya porque si hasta ahora no se ha logrado, en cuesti�n de meses la Naci�n estar� en mayor riesgo por esta falta de formaci�n �tica del servidor p�blico.

REFLEXIONES

* La desorientaci�n tan grande que tienen las autoridades territoriales est� demostrada en su prohibici�n de hablar de Dios en reuniones con servidores p�blicos.
? Hace mucha falta la influencia de los padres en el comportamiento err�tico de sus j�venes hijos.
? Las universidades suelen responder, cuando se les dice que hagan mayor �nfasis en la c�vica, la disciplina y la �tica, que eso corresponde a la familia o al colegio. Sabios sin valores.



Derechos reservados de autor

A�o XXIV. No. 1209. 26 de julio de 2021. Circulaci�n gratuita semanal v�a e-mail e internet.

BASES PARA UN MANIFIESTO .
�de un organismo de derechos humanos El nuevo manifiesto de los organismos internaciones de derechos humanos, despu�s de estas adversidades, tiene que reforzar tres elementos b�sicos para que no se repitan, ni sigan arrancando vidas por el mal obrar de aquellos que, aunque sabios de su profesi�n, no responden a la deontolog�a profesional o el cumplimiento del juramento de Hip�crates o por quienes, expertos en tecnolog�a, les importa m�s sus resultados que el verdadero beneficio de la humanidad.

Estos elementos b�sicos son: El ser humano, la tierra, y la bio�tica en la investigaci�n.


1�. El ser humano: Ha de redefinirse que se es persona de la especie desde su concepci�n. Esto lleva impl�cito el respeto por la vida, - la vida en el manifiesto, ha de considerarse como la energ�a universal que todos los seres vivos compartimos y que hemos de devolver con nuestra trascendencia-, la abolici�n de las legislaciones a favor del aborto, la derogaci�n de las leyes favorecedoras de la eutanasia, y la actitud desde�osa con los ancianos que, en sus comunidades, deben volver a ser o�dos o seguidos sus concejos sin que de por medio haya una presi�n juvenil para �excluirlos�. Complementando el manifiesto debe urgir a que la diferencia de g�nero no es social, sino que est� dada por la propia la naturaleza del ser humano.

2�. La tierra ha de declararse en el manifiesto como ser vivo o inerte que tiene derechos propios, derechos otorgados por esa energ�a universal que continuar� haciendo que su fauna y flora y sus recursos no renovables desarrollen su ciclo vital. Hay que aludir en el manifiesto que, siendo la Tierra ser de derechos, los humanos que la habitan tienen que actuar facilitando que la energ�a universal siga su propio proceso de vida, muerte y resurrecci�n.

3�. La bio�tica y la investigaci�n merecen cap�tulo aparte en ese manifiesto, porque el hombre, m�s racional hoy que sensitivo, estar� buscando soluciones para la cura de sus enfermedades; envejecer con calidad de vida; revestirse de elementos recientes o creados para adaptarlos al cuerpo humano, sin que se robotice. Y para centrar la investigaci�n ha de requerir que la formaci�n �tica y c�vica sean exigibles desde el hogar hasta el m�s alto nivel de educaci�n que pueda alcanzarse.

Todas las naciones del mundo habr�n de refrendarlo en sus cartas magnas.

REFLEXIONES

* Las fuerzas de extrema izquierda tienen una ruta clara para llegar y perpetuarse en el poder de las naciones latinoamericanas. En contraste, las propuestas de la derecha o del centro no se han manifestado. �Hasta cu�ndo?

* El lector ya estar� cansado de nuestros avisos admonitorios, pero si nosotros callamos, los templos, nuestra cultura, hablar�an. �S� que mis palabras no se perder�n� C.K.

*El derecho a la vida ha pasado al �ltimo lugar de los que juraron defender los servidores p�blicos.