PRÁCTICAS HUMANAS SALUDABLES

Por Guillermo Carmona

  1. Reconocer un ser Superior y la majestuosidad de su gran obra, la naturaleza, Incluirlo en nuestras vidas y ser solidarios con los más débiles.
  2. ⁠Entender que la familia es el núcleo básico de la sociedad, priorizarla, disfrutarla.
  3. ⁠ Apreciar y practicar los valores de la solidaridad, la tolerancia, la resciliencia, el respeto, la sencillez, la humildad, la lealtad, la independencia intelectual y profesional, la actitud positiva y la indeclinable disposición para entender al otro, perdonar, unir y promover La Paz en todos los ámbitos o estadios.
  4. ⁠Educarnos y prepararnos muy bien, adquirir excelentes conocimientos y competencias, estudiar, prestarle mucha atención a los retos y desafíos de la investigación, la innovación y la tecnología, actualizarnos permanentemente hasta el final de nuestras vidas, sin darle nunca vacaciones a los pies, ni al cerebro y abogar siempre por la humanización de las profesiones y oficios.
  5. Meditar, caminar, leer, pensar, jugar buen ajedrez, ver fútbol, escuchar música, practicar su deporte favorito, cuidar la salud física y mental y disfrutar de un buen vino.
  6. Aprender a trabajar en EQUIPO, estudiar los grandes cambios y transformaciones en la aldea global,y la solución de los principales problemas de la humanidad, comprometerse con la protección del medio ambiente, con la generación de empleo, con el mejoramiento de la calidad de la educación y con la solidaridad con los más desposeídos.

—————————————————–

LA NUEVA TRAMPA ELECTORAL DE VENEZUELA

POR ANDRES OPPENHEIMER

ACTUALIZADO 09 DE MAYO DE 2024

“Solo 69,000 personas pudieron inscribirse”, me señaló López. “Evidentemente, es mucho más que una traba. Se ha hecho imposible la posibilidad de que los venezolanos en el exterior se pudiesen registrar para votar”.

En Estados Unidos, donde viven más de 500,000 venezolanos, no hay consulados venezolanos donde registrarse o votar. El régimen de Maduro rompió las relaciones diplomáticas con Washington en 2019. En algunos países que tienen consulados venezolanos, como España, las misiones diplomáticas venezolanas tienen un solo empleado para atender a miles de personas que quieren registrarse. Las filas son tan largas que muchos votantes potenciales se dan por vencidos, y se van.

Y, para colmo, la fecha límite para registrarse ya pasó, recalcó López, que tras cuatro años de prisión se exilió en España. Antes de esta última artimaña electoral, el régimen de Maduro había inhabilitado a la líder opositora María Corina Machado postularse para la presidencia. Machado había ganado en octubre unas primarias de la oposición con alrededor del 92% de los votos.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha usado todos los trucos imaginables para robarse las elecciones del 28 de julio. /TASS/Sipa USA TASS Russian Foreign Ministry/TASS/Sipa USA Cuando Machado posteriormente nombró a una candidata sustituta para presentarse en su lugar, el régimen de Maduro le impidió registrarse. Ahora, Machado y los principales partidos de opositores han escogido un nuevo candidato sustituto, el diplomático retirado Edmundo González Urrutia, de 74 años. Pese a todos estos impedimentos, López me dijo que confía en que la oposición ganará las elecciones. “La gente quiere un cambio como nunca antes”, me dijo.

Una encuesta de la firma Meganálisis del 29 de abril muestra que el 32% de los votantes apoya a González Urrutia, mientras que solo el 11% apoya a Maduro. Otras encuestas citadas por la oposición dicen que casi el 80% de los votantes apoya González Urrutia. López me dijo que su principal preocupación es que Maduro suspenda las elecciones, usando cualquier excusa, por miedo a perderlas. Es una especulación que también escucho cada vez más frecuentemente en círculos diplomáticos estadounidenses y latinoamericanos.

El presidente Biden merece crédito por reactivar recientemente las sanciones petroleras a Venezuela que había levantado temporalmente para darle a Maduro una oportunidad de hacer una elección justa. Pero es hora que Biden denuncie personalmente la farsa electoral de Venezuela, para subirle el perfil al tema, en lugar de dejar esa labor a sus subordinados. Biden debería venir a Miami, fotografiarse en un restaurante de arepas venezolanas y exigir unas elecciones justas en Venezuela. Además, debería ordenar al secretario de Estado, Antony Blinken, que visite Brasil y Colombia, para pedirle a sus presidentes —amigos de Maduro— que presionen al gobernante de Venezuela para que permita unas elecciones creíbles. A toda la región le conviene que hayan elecciones justas, entre otras cosas porque una nueva reelección fraudulenta de Maduro podría empeorar la crisis del país, y hacer que millones más de venezolanos huyan a países cercanos.

Por más trampas que ponga Maduro para robarse esta elección, hay que apostarle a la democracia.

Read more at: https://www.elnuevoherald.com/opinion-es/opin-col-blogs/andres-oppenheimer-es/article288423045.html#storylink=cpy

———————————————————-

POR UNA TRANSICIÓN ENERGÉTICA SUSTENTABLE

Por José Hilario López

Antecedentes

El 67 % de la energía eléctrica que consumimos los colombianos proviene de la generación hidráulica; el 31% de plantas térmicas a gas natural, carbón y combustibles líquidos (en conjunto llamados combustibles fósiles) y sólo un 2% de parques eólicos y solares (las llamadas energías renovables no convencionales-ERNC). En diciembre de 2020, Colombia presentó a Naciones Unidas la nueva versión de sus compromisos para mitigar y adaptarse al cambio climático. Así quedó la hoja de ruta de la acción climática que compromete al país: Para el año 2030, reemplazar en un 51% por ERNC los combustibles fósiles-CF y en 100% para el 2050, la llamada carbono neutralidad. Un compromiso imposible de cumplir, ya que las plantas térmicas junto con los embalses conforman la base de la energía firme con que cuenta el país, situación ésta que las ERNC, así de tajo y por si solas no pueden alterar.

Veamos cifras relativas al porcentaje de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) por sectores, casos Colombia y el Mundo.

Sector: ganadería, forestal, agricultura y otros usos del suelo rural: 55% del total de emisiones. Los subsectores que más contribuyen: Deforestación, ganadería y descomposición de materia orgánica en basureros, así como en embalses y lagunas. En el mundo el porcentaje de emisiones de GEI de este sector es del 32%.

Sector Energía: 35% del total de emisiones. El transporte aporta una tercera parte de este porcentaje y la generación eléctrica, una décima parte. En el mundo el porcentaje de emisiones de GEI de este sector es del 55 %.

En la Figura 1 se ilustran los porcentajes de las emisiones de GEI en Colombia, por sector, según el informe de Participación Sectorial Emisiones GEI.

Figura 1.  Participación sectorial emisiones GEI, año 2014.  Fuente: IDEAM, PNUD, MADS, DNP, CANCILLERÍA, 2018. Segundo Reporte Bienal de Actualización de Colombia a la Convención Marco de las Naciones Unidas para el Cambio Climático (CMNUCC). IDEAM, PNUD, MADS, DNP, CANCILLERÍA, FMAM. Bogotá D.C., Colombia

Colombia aporta sólo el 0,37% del total mundial de emisiones de GEI. No somos los responsables del Cambio Climático; por tanto, ni suprimiendo la exploración de hidrocarburos ni prohibiendo la minería del carbón le vamos a resolver el problema al mundo, pero si afectamos el desarrollo nacional, el empleo y agudizamos los niveles de pobreza.