EL ALARMANTE AUMENTO DEL ESTRÉS LABORAL

Por Andres Oppenheimer actualizado 06 de julio de 2024

Mientras millones de estadounidenses aprovechaban el largo fin de semana festivo del 4 de julio para tomarse unas vacaciones, varios nuevos estudios señalaban que estos descansos son más necesarios que nunca. La razón: el estrés laboral está aumentando a un ritmo alarmante, provocando todo tipo de problemas físicos y mentales.

Una nueva encuesta de Gallup realizada a 128,278 personas en más de 100 países muestra que el 41 por ciento dice haber sentido “mucho estrés” en las últimas 24 horas, contra un 31 por ciento que había dicho lo mismo en 2009. En Estados Unidos y Canadá, el 49% de la gente dice sentir “mucho” estrés, un porcentaje mucho más alto que el promedio mundial. En América Latina, el 44 por ciento de la gente siente altos niveles de estrés, y en Europa, donde la gente tiende a tener vacaciones más largas, la cifra es el 37 por ciento.

El año pasado, un estudio de la Asociación Estadounidense de Psicología reveló que un récord del 79 por ciento de los empleados incluidos en su encuesta de 1,501 personas habían sufrido estrés laboral en el último mes. La mayoría de los entrevistados dijo que el estrés y la ansiedad les hacían perder el interés en su trabajo, y el 44 por ciento reportó sufrir fatiga física.

Ilana Ron-Levey, directora general de Gallup, me dijo en una entrevista que muchas personas no sienten una conexión con las empresas para las que trabajan, y eso se traduce en una mayor infelicidad general. “La desconexión con la comunidad, con los amigos y con los empleadores está aumentando”, me dijo Ron-Levey. “Los empleados que no se sienten conectados emocionalmente con su lugar de trabajo tienen más probabilidades de estar estresados y experimentar emociones negativas como ira, preocupación, estrés e incluso dolor físico”.

Los jóvenes están reportando una mayor caída de felicidad laboral que los mayores, según el estudio de Gallup. El número de menores de 35 años que dijeron que estaban prosperando en su trabajo cayó del 35 por ciento al 31 por ciento el año pasado. Comparativamente, el número de personas mayores de 36 años que dijeron que estaban prosperando se mantuvo casi sin cambios en el 36 por ciento. Los expertos coinciden en que una de las formas clave de reducir el estrés laboral y aumentar la felicidad en el trabajo es darle a la gente un sentido de propósito, y mostrarles que sus empresas tienen una misión más elevada que solamente ganar dinero. No es necesario trabajar en una fábrica de paneles solares o en una organización de impacto social para tener un propósito en el trabajo. Incluso una empresa fabricante de tornillos puede mostrarles a sus empleados que ayuda a construir escuelas y hospitales más seguros. Igualmente, importante es el hecho de que cada vez más países y empresas están adoptando semanas laborales de cuatro días u horarios flexibles para reducir el estrés laboral. Bélgica adoptó oficialmente una semana laboral más corta en 2022, mientras que los Emiratos Árabes Unidos, Islandia, Japón, España, Francia y Sudáfrica han adoptado o están experimentando con varias versiones de una semana laboral más corta.

Aunque unos pocos países, como Grecia, están yendo en la dirección opuesta y legalizando una semana de seis días laborales, la tendencia es definitivamente hacia menos días laborables. El 30 por ciento de las grandes empresas estadounidenses ya están experimentando con semanas de cuatro o cuatro días y medio, según una encuesta reciente de la consultora KPMG. Y, a juzgar por lo que concluí en la investigación para a mi libro más reciente sobre el futuro del trabajo y la felicidad, “¡Cómo salir del Pozo!”, la inteligencia artificial acelerará la tendencia hacía semanas laborales más cortas al automatizar muchas tareas rutinarias. Aunque la inteligencia artificial eliminará algunos empleos, también permitirá que las empresas permitan a sus empleados trabajar menos horas sin afectar su productividad.

Con todo, es imperativo que las empresas combatan esta epidemia sin precedentes de estrés laboral, ya sea con la ayuda de la inteligencia artificial, semanas más cortas o un dándole un mayor sentido de propósito a sus empleados. De lo contrario, seguirá aumentando la cantidad de gente con problemas físicos y mentales, y seguirán cayendo los niveles de felicidad.

Read more at: https://www.elnuevoherald.com/opinion-es/opin-col-blogs/andres-oppenheimer-es/article289798379.html#storylink=cpy