Trascender

…una enseñanza que dejan los amigos que dan su paso a la vida eterna

Cuando un amigo trasciende a la vivencia de su vida eterna, el dolor, de aquellos a quienes deja, renueva los recuerdos de su existencia.
En la medida en que esa existencia ha influido en el desarrollo personal, familiar y social, más prolongada es la pena que poco a poco se va diluyendo para llegar a un estado de complacencia tanto por su nuevo existir, como por los beneficios recibidos con su relación.
Esa circunstancia de la amistad que ha trascendido obliga a los cercanos a hacer un alto en el camino, camino generalmente acelerado por los planes, los objetivos, la lucha por la vida, para recordar que también ellos deben trascender y que el recuerdo que quedará de ellos será todos los actos de bien que hayan realizado por los demás.
Aunque se sabe que por el solo hecho de ser humanos, con frecuencia se yerra haciendo que esa falta de perfección sea tolerada, comprendida y hasta olvidada por quienes le aprecian, le quieren o le aman. Ese alto en el camino también tiene que facilitar el reconocimiento de que hay un aceleramiento producido por las circunstancias culturales, tecnológica o políticas que está haciendo que las huellas de los antecesores se vayan perdiendo y que quienes se debaten en este suceder de la vida, no estén dejando las huellas profundas en la vida de los demás como es de esperarse.
Ese aceleramiento está produciendo divisiones, rivalidades, actitudes egoístas y volviendo a la reducción o desaparición del concepto de familia. Igualmente, ese alto en el camino deberá permitir que, al recordar, cada uno, la imprescindible trascendencia, y el reconocimiento del aceleramiento mundial, les estimule a la participación social colectiva en la construcción de la nueva sociedad en la que todos los sucesos positivos o adversos presentes permitan que los seres humanos salgan enaltecidos en su dignidad, en su reconocimiento como personas y en la protección de sus vidas y sus creencias.
Esta tarea de construcción de la nueva sociedad hoy corresponde a todos aquellos que aún van recorriendo la vereda de la vida mortal y a todos aquellos que reconocen que es una deuda social con los amigos que han trascendido.


Reflexiones

 √ Una decisión inoportuna, engañosa y desafortunada de Tigo Colombia, hizo que tuviéramos que emigrar con nuestros correos y nuestra página web a otro servidor.

El nuevo servidor permite acceder a nuestra página renovada https://iletica.org.co

Y nuestros correos son ahora: eticacivil@iletica.org.co  y 

eticacivil@gmail.com

  Esperamos su acompañamiento, comentarios e ideas sobre nuestra nueva página web.

Mensaje de la semana

 

Un pueblo que no está satisfecho con las acciones de su principal gobernante tiene que buscar los caminos lícitos que le permiten la Constitución y las leyes para determinar su futuro. Esto no puede ralentizarse. (hsa)

Pregunta de la semana

¿Qué opinión tiene usted sobre el rompimiento de las relaciones colombo-israelitas y las motivaciones expuestas por el gobierno para hacerlo?