Sacudirse del pesado fardo

…camino de la virtud y de la esperanza
Somos conscientes de nuestra responsabilidad en el liderazgo de promover en las empresas los valores éticos y humanos.
Un lector nos manifestó estar “muy decepcionado” por lo que calificó como “el profundo sesgo” de uno de nuestros editoriales que se refería a que el presidente o cambiara de talante o fuera cambiado de su puesto, y solicitó, amablemente, que se le retirara de la lista de nuestros destinatarios. Reconocemos, que con pesar hemos tenido que aceptar su solicitud porque nuestras palabras no fueron vanas y porque sabemos que no se perderán porque no fueron construidas con odio. A veces, nuestros interlocutores no diferencian entre: a) la razonable observación de la realidad que vivimos en nuestra nación, expresada con lealtad a la verdad, aunque aparezca incómoda, y b) el odio y el rencor que masivamente pueden atraer quienes orientan los destinos de una nación, odio desde el cual nuestra racionalidad de orientadores éticos de empresarios o jóvenes en ciernes no nos permite abordar temas distintos a mostrar esa realidad política que vive la nación.
Pero, hoy vamos a detenernos en otro pesado fardo de nuestra vivencia diaria del cual tenemos que sacudirnos para seguir la línea de acción que hemos elegido entretejida con la virtud y la esperanza, y esa línea nos dice que todo buen empresario, no exento de los avances del sodomismo, del libertinaje, de la explotación de la mujer y de los niños, del rechazo a los ideales de la propia institución donde se trabaja, del mismo progresismo extremo, no puede seguir sufriendo en silencio esta acción desastrosa sino que tiene que intervenir su empresa con esa formación del Talento Humano que, hemos dicho, tiene que ser, antes que técnica, espiritual y de consciencia.
Para ello tiene que partir de aceptar que hay un Talento humano contaminado con esas aberrantes y laxas actitudes de la humanidad de hoy, que están entrando por la puerta de la necesidad de una mano de obra muy calificada, muy técnica, muy sabia en sus conocimientos, y muy exclusiva, pero con ese fardo de vicios y libertinajes, en los cuales hay que ayudarles a moderarse sin ofenderlos, sin odiarlos, sin exponerlos al rechazo público o a condenarlos a convivir en su mutismo para que su inteligencia, su ciencia, su tecnología, o su propia personalidad científica no se vean minusvaloradas por esa predisposición a lo anti natura.
Hacemos aquí referencia a esos trabajadores, que suelen arrastrar consigo esas actitudes o debilidades a su mundo laboral haciendo de él un mundo que puede desorientarse de su principal propósito de construir riqueza, felicidad en el trabajo, trato humano y responsabilidad social empresarial.
Hemos, pues, de aceptar en las empresas ese Talento Humano tal como nos lo entrega la sociedad para nuestros emprendimientos pero tenemos que tener el coraje, la claridad y la racionalidad suficiente para entenderlo, orientarlo y reorientarlo en los caminos en los que su desvío debilita la fuerza empresarial protectora de la nación, de la constitución, de la familia, de un capitalismo humano y consciente, y de una sociedad que en cualquier momento, como ya empieza a verse en el campo europeo, tendrá que volver a tener en sus manos las llaves de los valores éticos y humanos de nuestra cultura occidental.
En conclusión, no podemos esperar a que la sociedad sea destruida por un incremento de protervos hábitos, si no que nos corresponde su reconstrucción a base de defensa y difusión del ser humano como obra creada por esa fuerza que los hizo hombre y mujer o mejor que les dio una inequívoca diferencia en su naturaleza humana.

Reflexiones

*Nuevos hechos demuestran circunstancias positivas o no por sobre las cuales atravesamos en este momento en el país:
Hecho 1: “A muy pocas semanas de completarse la mitad del Gobierno actual ya se empiezan a visibilizar grandes errores como fue el mal manejo de todo lo concerniente con la extractividad de petróleo, carbón, gas y minerales. Irse lanza en ristre en contra de los primeros productos de exportación nacional no fue buen negocio para el Estado y mucho menos para los colombianos”, (Fuente editorial La República 12/06/24.
Hecho 2: “Aunque en mayor medida aplauden la decisión del Gobierno, algunos sectores le llaman la atención al ejecutivo para que el ajuste presupuestal no atrase proyectos sociales prioritarios. “Sincerar las cuentas fiscales les dará tranquilidad a los mercados. Este recorte tendrá que buscar no afectar los proyectos sociales más prioritarios. Importante también que el clima de inversión mejore. La sostenibilidad fiscal pasa por una actividad económica más robusta”, dijo el presidente de Anif, José Ignacio López en La República. 12/06/24.
Hecho 3: “En el campo, solo 2% de los jóvenes residentes asisten a instituciones de educación superior. Esto se debe a factores como el bajo nivel de ingresos en el campo, y al acceso de oportunidades de financiamiento, como las becas.” Fuente Agronegocios. 12/06/24.

Mensaje de la semana

Los trabajadores de las empresas colombianas tienen que seguir insistiendo en la protección del sistema de libre empresa que será el que preserve sus puestos de trabajo mejor remunerados que los del estado. (hsa)

Pregunta de la semana

¿Cuáles son las razones por las cuales FECODE se niega sistemáticamente a que los maestros sean evaluados también por los resultados académicos que logran con sus alumnos en las pruebas de estado?