Editorial

EN RETROSPECTIVA

  —hoy más que antes es el tiempo de la felicidad y la alegría en el trabajo  

Cuando se vuelve la vista hacia atrás, por breve tiempo, aparecen   el devenir de la vida todos los momentos de felicidad y de tristeza que ese vivir ha dado a cada uno.
No hay necesidad de detenerse demasiado tiempo en cada acontecimiento porque el presente corre con mayor velocidad que el pasado, tal vez con menos angustias y mayores alegrías, pero raudo.
Un tiempo, en el que se suele detener mayormente, es en ese que transcurrió desde la infancia hasta el fin de la primera juventud. Los padres, presentes o ausentes son un punto de referencia del éxito logrado o de las frustraciones padecidas. Los amigos del colegio que a veces perduran hasta el presente sirvieron de sostén y de estímulo para proseguir o a veces, como malas compañías derribaron sueños como se derrumban los castillos de naipes.
Esa sensación de alegría, zozobra, ansiedad y temor al entrar y salir con cada cohorte en la secundaria y en la universidad, entrenaron el espíritu y el lenguaje para las relaciones interpersonales y de trabajo. Resulta de especial recordación los momentos de las entrevistas para el trabajo, de la diferencia entre el entrevistador y el entrevistado con un mueble de por medio, pidiendo el uno un poco de experiencia, midiendo intereses y potencialidades del otro, mientras este, está lleno de esperanzas.
La retrospectiva anterior, nos sirve, en este momento, para insistir en que las relaciones laborales tienen que estar llenas de reconocimiento de que en ellas están presentes seres humanos, con mucha dignidad como personas, con muchas virtudes y defectos, pero personas. También nos permite recalcar que, en manos de las gerencias de Talento Humano, por sus decisiones ligeras o meditadas, se encuentra el futuro de muchos de ellos hasta el punto de que algunos por su frustración llegan a tomar decisiones drásticas respecto a sus vidas.
Pareciera que en medio de tanta tecnología fuera obsoleto insistirles a empresarios y administradores del Talento Humano de las organizaciones, que hay que mirar a ese Talento como diferente de los robots que lo reemplazan y de insistir en su permanente formación y transformación del conocimiento necesario para superar a las mismas máquinas.
Empresario, no sobra volverte a recordar como lo hacemos en este editorial, que hoy es el tiempo de la felicidad y la alegría en el trabajo.
Para enviarnos sus opiniones sobre este editorial pulse acá.
Para leer opiniones sobre el editorial de la semana, pulse acá.

Reflexiones

 

  * Madre, a pesar de la edad que tengamos siempre serás un referente en nuestras vidas, a veces marchitadas por tu ausencia, pero siempre alentadas por el recuerdo de tu protección y amor.
eticacivil@gmail.com
  • Hemos dejado avanzar los crímenes en la nación en la misma medida en que se ha reducido la capacidad de las autoridades civiles y militares para enfrentarlos. Ha sido una decisión errónea, imprudente, contraria a las expectativas que los ciudadanos han tenido sobre el gobierno del cambio.

Mensaje de la semana

La percepción del incremento de la corrupción en nuestro país contrasta con las promesas de mandatarios y políticos de reducir drásticamente esta perversa práctica nacional.  (hsa)

Pregunta de la semana