De regreso a la sociedad

con un gran respeto a los grandes y tradicionales valores de la naturaleza humana


Cuando se presentan acontecimientos que aíslan a un ser humano casi prácticamente por completo, de todo el resto de su llamada sociedad, ese ser se enfrenta con variaciones que debe revisar para actualizarse a su luz.
Con mayor frecuencia encuentra que estallaron circunstancias difíciles para el mundo como confrontaciones guerreristas intestinas o internacionales, en las primeras de las cuales los grupos políticos de extrema encienden las llamas del desorden, de la desobediencia civil y de la destrucción para invocar sus derechos anarquistas y anarquizantes, sin importar los derechos de los demás.
También puede observar grandes cambios en los sistemas migratorios y en la enorme contribución de la Inteligencia Artificial a este proceso porque las vivencias que los youtuberos, los millenias, presentan en sus contenidos de redes, hacen que, el deseo de vivir en otras condiciones diferentes a la estrechez de los pueblos menos desarrollados sea absolutamente atractiva y demostrablemente fácil de alcanzar, basta con emigrar, piensan influidos por sus admirados orientadores.
De igual forma puede observar cómo los movimientos religiosos iniciaron reestructuraciones y movilizaciones y aun empezaron a disminuirse ante la presencia de un agnosticismo amigable con cualquier credo, porque en ese movimiento siguen prevaleciendo verdaderas prácticas de las grandes conductas humanas porque si bien: “sostiene la imposibilidad del ser humano de conocer la naturaleza y la existencia de Dios”, no reniega de la humanidad de ese ser.
También se topa con una cultura sin urbanidad en sus gestos, palabras, frases, muchos de ellos con sentido o doble sentido solo entre esos hablantes, cuando no con un lenguaje lleno de vulgaridades o soeces, que consideran natural.
Ve cómo la sociedad a su alrededor, en ese poco tiempo de aislamiento que ha tenido de ella, ha hecho cambios no solo evolutivos sino revolucionarios que pusieron a los grandes planes de las grandes organizaciones mundiales sobre el mantel de las dudas y aún del descrédito y del ataque porque se cree que se ha descubierto mala fe tras las buenas, premeditadas y sensitivas palabras de una ONU, una OMS, una OEA, desacreditadas. Dinámicas, pero poco creíbles.
Pero el panorama más difícil que halla quien se ha aislado temporalmente de su sociedad está en relación con el cambio climático. Encuentra grandes discusiones algunas de las cuales critican y laceran fuertemente al ser humano como responsable único de él, sin admitir que hay otras causas propias de la era contemporánea cuyos desafíos globales incluyen el cambio climático, la degradación ambiental. Aquí también encuentra que el fanatismo de algunos, la incredulidad de otros y la aceptación de los más con su comportamiento estricto del uso de la naturaleza, están luchando porque el cambio natural del clima no siga afectando la vida de nuestro planeta.
Estos son, en síntesis, lo que seguramente encuentra la persona que se aísla lo más completamente posible de su sociedad, durante un breve tiempo.
Este, además, es el mundo en el que nos estamos moviendo; esperamos que sus enormes cambios se sigan dando dentro de un gran respeto a los tradicionales valores de la naturaleza humana.

Para enviarnos sus opiniones sobre este editorial pulse acá. Para leer   sobre el editorial de la semana, pulse acá.

Reflexiones

* Los siguientes hechos advertidos durante la semana transcurrida, deben seguir alertando el liderazgo ético-político de nuestros dirigentes:

Hecho 1: “Tres males agobian a los empresarios del comercio. La caída de la demanda, con el 21% es su principal problema y se le suman la incertidumbre y la inseguridad. (Fuente Portafolio según comparativo entre: abril 2023 y mayo 2024).

Hecho 2: “El crecimiento del Plan Trimestral Colombia experimenta una crisis de credibilidad gubernamental y una ola de violencia, factores que plantean un mal escenario al comienzo del segundo semestre del año. El crecimiento de la economía estará en torno al 2% al finalizar el año y el próximo pueda recuperarse hasta el 3.5%. (Fuente editorial de LA REPÚBLICA 22 JUNIO 2024).

Hecho 3:En mayo se crearon 463.000 empleos para llegar a 23 millones de personas ocupadas. La población desocupada en mayo 2023 era 2.641.000 y en mayo 2024 era 2.646.006. (Fuente Dane).

Mensaje de la semana

Llegará el momento en el que las nuevas generaciones no podrán soportar sobre sus hombros el peso de una generación cada vez más longeva y menos hábil físicamente para aportar a su propio bienestar, aunque es cierto que esa longevidad contribuirá a la sabiduría y al ejercicio de un trabajo más espiritual que físico, por el avance de la IA y de los procesos de salud física y mental. (hsa)

Pregunta de la semana

¿El descuido que se observa en la conservación y mantenimiento de la Isla de San Andrés por parte del gobierno nacional y del de la Isla, con qué propósito se mantiene?