Respuestas a la pregunta de la semana anterior



Sé buen trabajador y honrado

Inicio
Del lector
Opinión semana
Pregunta semana
Archivos
¿Quién soy?

PREGUNTA DE LA SEMANA: ¿JÓVENES Y TECNOLOGÍAS?

Las opiniones expresadas por nuestros colaboradores son de su absoluta responsabilidad


¿Qué ventajas están ofreciendo las nuevas tecnologías a los jóvenes que no logran una carrera universitaria?


Estimado Hernán:

Con el gusto y afecto de costumbre, le envío este breve artículo de colaboración para El Correo de la Ética con motivo de su pregunta para esta semana sobre las opciones de los jóvenes frente a la tecnología.

SOBRE TECNOLOGÍAS CONVIVENCIALES

Carlos Eduardo de Jesús Sierra Cuartas
Profesor Asociado con Tenencia del Cargo, Universidad Nacional de Colombia
Magíster en Educación Superior, Pontificia Universidad Javeriana



A grandes rasgos, cabe clasificar la tecnociencia en dos categorías, a saber: dominante y convivencial. Mientras que por tecnociencia dominante solemos entender aquella que emascula la autonomía del ser humano y lo reduce a la infame condición de usuario heterónomo, máxime al promover los infaustos valores de cambio, la tecnociencia convivencial fomenta la autonomía, los valores de uso y los ámbitos de comunidad. Desde esta óptica, las novísimas tecnologías de la información y la comunicación (TICs) son dominantes como las que más, lo que significa que, si se le daña a alguien su computador, tableta, reloj o teléfono celular, amén de electrodomésticos y equipos de oficina de alta gama, no le queda más remedio que estar supeditado al monopolio radical de los expertos, manifiesto en la necesidad de acudir a un taller de reparación. La otra opción es tirar a la basura el trasto estropeado y comprar otro. En todo caso, no es lo típico que alguien pueda reparar por sí mismo los artefactos que posee, sobre todo por el hecho que el grueso de la población no sabe manejar herramientas. Incluso, esto llega al tope de la ironía al reparar en egresados universitarios con formación doctoral a sus espaldas que son incapaces de manejar herramientas en general. De nuevo, tienen que depender del monopolio radical de los expertos.

A la luz de lo anterior, cabe afirmar con sensatez que una tecnología puede ofrecerle algo positivo a las personas si fomenta su autonomía en sintonía con los valores de uso y los ámbitos de comunidad. Ahora bien, la tecnología que domina en la actualidad no se presta para esto. Peor aún, las TICs no están fomentando en modo alguno las altas habilidades de pensamiento, cuestión analizada, entre otros autores, por Nicholas Carr. Es decir, teclear no requiere de tales habilidades; en cambio, leer un buen libro de principio a fin precisa de una disciplina intelectual que el grueso de las personas no posee.

Así las cosas, en el mejor de los casos, para los jóvenes que no logran una carrera universitaria, tecnologías dominantes como las que vemos en derredor nuestro no pueden ofrecerles mucho al mantenerlos en un estado de heteronomía. Ni siquiera a los graduados universitarios, quienes persisten en esquemas tecnocientíficos dominantes las más de las veces. Por ende, y habida cuenta de la profunda crisis estructural que distingue al mundo universitario a nivel mundial, sobre todo por el hecho que las universidades son un invento de la Edad Media y se han tornado en un verdadero anacronismo, conviene pensar en términos de tecnologías convivenciales para las nuevas generaciones, tecnologías que permitan dejar atrás esta civilización exangüe y moribunda. Hoy día, los economistas del llamado decrecimiento económico se ocupan de tan crucial cuestión.

En conclusión, para una civilización exangüe como la actual, no cabe abrigar muchas esperanzas en las novísimas tecnologías dominantes para resolver el problema de una juventud que carece de educación superior, un tipo de educación sumido también en una honda crisis. Es menester que la tecnología deje de ser un fetiche de tres al cuarto.

Un saludo cordial.
Carlos Eduardo de Jesús Sierra Cuartas.
¿Qué ventajas están ofreciendo las nuevas tecnologías a los jóvenes que no logran una carrera universitaria?

La de acompañarlos en las Técnicas y las Tecnologías, teniendo en cuenta que como están las cosas los universitarios quieren cobrar como Congresistas y usar como albañiles a los que son técnicos y Tecnólogos.

No han aprendido de Venezuela y eso esta sucediendo en la parte laboral. No están a la altura de las circunstancias del país y solo miran sus intereses.

JUAN CARLOS GAVIRIA HINCAPIÉ



 

CORRECCION DE TEXTOS

Pulse aquí para ver la hoja de vida profesional que respalda nuestro ofrecimiento.

Pulse aquí para solicitar cotización del servicio

 

 

Pulse aquí para ir

a la web de Cotrafa

 

Cotrafa

 

Pulse aquí para ir

a la web de Sandiego

 

 Sandiego