RESPUESTAS
Sé buen trabajador y honrado
Las opiniones aquí expresadas son de responsabilidad única de quien nos las envía
RESPUESTAS A LA PREGUNTA: ¿CÓMO RECOMPONER UN PAÍS?

¿Cómo puede recomponerse un país o una región antes de que cualquier mandatario, poco eficaz, termine su mandato?

¿CÓMO RECOMPONER UN PAÍS?

Estimado Hernán:
En primera instancia, reciba mis deseos de un feliz 2018. Con este mensaje, le hago llegar, con el afecto de siempre, un breve artículo de colaboración a propósito de su pregunta para esta semana sobre la recomposición de un país o una región.

LA TENTACIÓN DE LOS MESIANISMOS


Carlos Eduardo de Jesús Sierra Cuartas
Profesor Asociado, Universidad Nacional de Colombia
Magíster en Educación Superior, Pontificia Universidad Javeriana


En un artículo magistral aparecido en la prensa de su tiempo, titulado Qué es la Ilustración, Immanuel Kant dejó claro que la Ilustración consiste en la superación de la minoría de edad mental por parte de los seres humanos, esto es, que los mismos no dependan para poder pensar y actuar de lo que les digan otras personas que fungen como autoridades. En otras palabras, la adquisición de semejante autonomía implica la adquisición de estatura ética por parte de los seres humanos. Al fin y al cabo, los individuos heterónomos no están en posición de ser sujetos éticos al depender de otros que piensan y deciden por ellos. Así las cosas, la ética presupone que los individuos autónomos que la sustentan están en posición de ser responsables.
Por desgracia, como lo demuestra la Historia con tozudez, el grueso de las personas ha preferido sustraerse a la adquisición de dicha autonomía y, en su lugar, han optado por entregarse a individuos mesiánicos que las dirijan y liberen de sus responsabilidades. Sobre esto, la Historia abunda en ejemplos tragicómicos, como, por mencionar unos cuantos, Mussolini, Hitler, Stalin, Franco, etcétera, etcétera. Incluso, en el mundo universitario, asombra ver multitud de profesores y estudiantes que ansían que un rector, decano o director de departamento les digan qué hacer y qué no, algo irónico por cuanto el mundo universitario debería distinguirse por ser un escenario idóneo para la puesta en práctica de la autonomía y todo lo que ésta conlleva.
En este orden de ideas, la recomposición de un país o una región antes de que un mandatario ineficaz siga haciendo de las suyas presupone la incorporación del ideal ilustrado según lo defendía Kant. Por supuesto, esto no es fácil, puesto que, de la noche a la mañana, no es posible que una población vulgar que jamás aprendió el arte del pensamiento crítico adquiera autonomía y elegancia en el arte de pensar por cuenta propia. Pero, en todo caso, es menester un inicio al respecto, que consiste en educar de tal manera a las nuevas generaciones, algo por el estilo de lo que hizo Moisés al fundar la nación de Israel: dejar que la vieja generación muriese en el desierto para así dar inicio a su proyecto con la generación nueva que no estuviese contaminada con los vicios culturales traídos de Egipto por sus progenitores. En suma, de lo que se trata es de abandonar los mesianismos de diversa índole habida cuenta de la sempiterna falibilidad humana. Sencillamente, el mero cambio de un mandatario por otro no resolverá los problemas sociales como por arte de birlibirloque.
Un saludo cordial. Carlos Eduardo de Jesús Sierra Cuartas.


PREGUNTA DE LA SEMANA

¿Cómo puede recomponerse un país o una región antes de que cualquier mandatario, poco eficaz, termine su mandato?
Indudablemente que creando reuniones de concientización y de programación para que, todos a una, apunten a las nuevas elecciones y ahí hacer el cambio, ahí sentar precedente, ahí alzar la voz con el voto. Pero desde la academia y los conversatorios, desde los líderes que no estén comprados o amañados por el político de turno, es claro que no serán los de las Acciones Comunales, ni los que están en las campañas políticas del político de turno, son jóvenes de a pie, de los desprevenidos, de los que luchan a diario en sus estudios, en sus trabajos, y convocados por ellos mismos.
Juan Carlos Gaviria Hincapié