Derechos reservados de autor

Año XXIII. No. 1084. Enero 14 de 2019. Circulación gratuita semanal vía e-mail e internet.

LA COMUNIDAD 5
Cuidado con quienes asechan en las penumbras comunitarias

El emprendedor tiene la libertad de elegir entre el camino recto de su conciencia y de la ley o seguir otro sendero. Su libre albedrío se lo permite. Pero el emprendedor recto debe tener claro que su comunidad también ha elegido.
Por ello es necesario que, en su relación comunitaria, tenga muy claro en qué tipo de comunidad se ha asentado o a qué tipo de comunidad sirve.
El empresario de bien, en una comunidad honesta, no ha de tener temor a riesgos de engaño, de calumnias, de fraude, de mendacidad, de robo de sus bienes o de su propiedad intelectual, de falsa y engañosa publicidad, de déficit en pesos y medidas, de pérdidas de productos por mal manejo de la cadena de frío, de engaños en los plazos de pagos, de destrucción violenta de sus negocios por vándalos infiltrados en protestas, de extorsiones.
Pero no puede caer en la ingenuidad de no desarrollar las habilidades necesarias para defenderse de los depredadores, pocos o muchos, que asechan en la penumbra comunitaria y que tratan de abusar de su buena fe. Y, menos, hundirse en aviesas costumbres que le rodeen.
Difícil permanecer enhiesto entre tal posible podredumbre, por eso nuestro mensaje de hoy es para que el hombre y la mujer que han hecho del emprendimiento un modo de vida para servir, estén alertas ante perversas comunidades en las que hay quienes posan de modelos empresariales de éxito con sus malas prácticas. Porque, con ellos, su desgracia los arrastraría.

REFLEXIONES

* Iniciamos el año 23 de nuestro Correo de la Ética. Llevamos 1083 lecciones de ética civil empresarial. ¿Cuántas aprendidas?
* Hay periodistas y maestros que nos están llevando por peligrosos riscos con su ideología. Y nosotros, como borregos.
* Las disputas políticas se han trasladado a todos los estamentos de la sociedad, en los que muchos solo tienen la cultura siniestra de la maledicencia y el insulto procaz.
* Las redes sociales han igualado al profesional y al ignorante en su lenguaje de odio y de vulgaridad.


Derechos reservados de autor

Año XXIII. No. 1085. Enero 21 de 2019. Circulación gratuita semanal vía e-mail e internet.

LA COMUNIDAD 6
Obligación social con el entorno

Un emprendedor consulta sobre cómo, desde su pequeña empresa que tiene clara cuál es su comunidad, puede cumplir con su Responsabilidad Social Empresaria Integral.
Nuestra respuesta permite avanzar en el concepto de relación Empresa-Comunidad:
1. Genere riqueza, la máxima que le sea posible. Productividad total y rentabilidad, sin vacilación, dentro de los marcos éticos y sus fines sociales. Esta es su principal responsabilidad.
2. Lograr esa riqueza debe hacerlo sentirse orgulloso, porque, además de su beneficio, también contribuirá a mantener o a crecer su empresa para que genere más trabajo calificado y pague mejores salarios. Riqueza para todos.
3. Recuerde: la protección social de la comunidad corresponde al Estado. Si su empresa no da para invertir en obras sociales, su obligación es vigilar y exigir al Estado inversión transparente de los impuestos con los cuales usted contribuye. Exija, no pida.
4. Vincúlese con su publicidad o directamente, a una obra humanitaria de su predilección para beneficio mutuo. Si lo hace, divúlguelo porque su comunidad debe saber que lo hace. Si no puede hacerlo solo, por la capacidad de su empresa, únase a otras y conviértase en socio para el desarrollo de esa obra, pero cuídese de quienes ganan indulgencias con padrenuestros ajenos. Reviva el concepto de mercadeo social. Evite el paternalismo.
Con este mensaje de hoy, queremos ilustrar a hombre y mujeres que hacen de su emprendimiento un servicio leal, sobre algunas formas de dar respuesta a su obligación social con el entorno.

REFLEXIONES

* El empresario privado sabe que el socialismo no es el mejor campo para su emprendimiento. Pero lo alienta con sus malas prácticas.
* Las grandes empresas que han sido sancionadas por el Estado por sus prácticas no éticas, deben pedir perdón públicamente a su comunidad si, verdaderamente, están arrepentidas de sus malos procederes.
* Las empresas dignas deben dar la lucha contra la corrupción. Las que han caído deben responder, resarcir y no repetir, para recuperarse.


Derechos reservados de autor

Año XXIII. No. 1086. Enero 28 de 2019. Circulación gratuita semanal vía e-mail e internet.

LA COMUNIDAD 7
¿Hacia un planeta humano o de simios?

Nuestras reflexiones sobre la comunidad han tenido un claro direccionamiento desde la ética civil empresarial que nos ha permitido determinar el deber ser para un macrosistema empresarial, que se adentra en la cuarta revolución industrial.
Es preciso, entonces, recalcar en que los sistemas de extracción, producción, transformación, servicio, presentan, inicialmente, unos cambios profundos que serán cada vez mayores e incalculables en su dimensión y alcance, y que afectarán, positiva y negativamente, tanto a las organizaciones como a sus comunidades.
En ningún momento estas innovaciones deberán tocar el sistema de valores y principios que hunde sus raíces en el orden natural, sino que, por el contrario, ha de vigorizarse para el bien ser y estar del género humano y su ambiente.
Por lo tanto, es necesario que todas las empresas que serán alcanzadas, definitivamente, por esta revolución, redefinan, reafirmen y divulguen ampliamente sus valores corporativos, para que puedan servir de sostén ante todas las dificultades que se presentarán internamente y con sus grupos de interés.
Como se observa, esta cuarta revolución, por la velocidad del cambio y su demanda de acelerada adaptación, dejará tendales de trabajadores, de maquinaria, de conocimientos, de creencias, de competidores, de propiedades intelectuales, de sistemas culturales que será preciso salvaguardar en muchos casos y actualizar, capacitar y formar, en otros, para que las empresas que pervivan y las que emerjan lo hagan con la integridad exigible.
Bienvenida esta cuarta revolución industrial pero de la mano de los valores humanos cardinales para el crecimiento de la humanidad y no para su degradación a un planeta similar al de los simios.

REFLEXIONES

* ¿Cómo están reaccionando los millones de seguidores del fútbol ante la decisión de quitar el patrocinio a sus equipos, tomada por una productora de bebidas, la misma que ya había amenazado con retirarse del país?
* Hay algunos emporios multinacionales, confiados en sus poderes, que pretenden chantajear al país.
* Los grandes escándalos de corrupción se vienen presentando por parte de multinacionales. Es preciso que las empresas multinacionales rectas provean de mayor confianza a la Nación.


Derechos reservados de autor

Año XXIII. No. 1087. Febrero 4 de 2019. Circulación gratuita semanal vía e-mail e internet.

LA COMUNIDAD 8
Relación ética con los grupos de interés

Todo emprendedor debe identificar, con claridad, sus principales grupos de interés y fortalecer sus actitudes adecuadas con ellos:
Con proveedores de materias primas, maquinarias, equipos e insumos se debe ser especialmente responsable y ético, por el gran aporte que hacen con sus inventarios, y por la representación que adquieren en la cadena de la calidad de su producto o servicio final. Se suele incumplirles: con la demora en los pagos, el abuso en exigencias -¿chantaje?- cuando son pocos sus canales de distribución o el mal manejo de sus productos consignados.
Otra relación que exige gran contenido ético es con los clientes intermedios o finales, en pesas y medidas, en precio, calidad, garantías y servicio postventa. Cuando el cliente no es reconocido en su valía humana se le suele engañar con locuacidad y falsedad, que son barreras a su fidelización.
Con los entes financieros, el cumplimiento a cabalidad de los compromisos adquiridos y la transparencia ante de las dificultades para el pago oportuno de las acreencias, van a generar confianza y credibilidad, capitales en momentos de dificultad del emprendedor.
En relación con sus competidores, los conceptos modernos tienden a abandonar el de guerra. De todos modos, esta competencia debe darse dentro de los marcos de la lealtad, el respeto por la marca y la honra y fama personal del competidor.
Con el Estado, esta relación demanda pulcritud ciudadana en el cumplimiento de sus normas, por convicción y por conveniencia.
La familia del trabajador, también ha de ser considerada dentro de estos grupos de interés, pero nos merece capítulo aparte.
Esta reflexión busca que el empresario digno recuerde su responsabilidad social y ética con ellos, como base de su éxito.

REFLEXIONES

* Cuando tengas que hablar por tu celular sé precavido con el tono de tu voz. Puede que tu conversación lastime a los que estén cerca.
* Cuando seas objeto de mala atención por parte de una entidad de salud, no vaciles en denunciarlo. Es preciso ayudar a sanear el sistema. Hay mucha corrupción.
* Si no estás de acuerdo con el proceder de un gobernante, manifiéstalo pero con gallardía y respeto.
* ¿Qué se puede pensar de una persona que se tapa la cara para protestar?