DE NUESTROS LECTORES
Sé buen trabajador y honrado

LA HONESTIDAD COMO INDICATIVO DE BUENA CULTURA

El siguiente caso fue tomado de la vida real… Ocurrió con un ingeniero colombiano que se encontraba de visita por Suecia, y entró a una estación del Metro de Estocolmo, su capital.
Allí observó, con cierta curiosidad, que había entre muchos molinetes normales y comunes de ingreso, uno que daba paso gratis a cualquier persona.
Tímidamente se acercó y le preguntó a la vendedora de los tiquetes el porqué aquel molinete permanecía libre, sin ningún agente de seguridad cercano para controlarlo.
La dama le explicó que ese paso libre estaba destinado a las personas que, por cualquier circunstancia, no tuviesen dinero para pagar su pasaje.
Incrédulo, no pudo evitar hacerle la pregunta que, para él y para muchos de nosotros, resulta obvia: ¿Y si la persona tuviese dinero, pero no quisiese pagar?
La vendedora, con una ligera sonrisa y toda la gentileza del caso, le respondió: Pero ¿por qué habría de hacer eso?
Sin saber qué más decir, el ingeniero pagó su pasaje y pasó por el molinete, seguido de una multitud que también había cancelado su tiquete.
Mientras tanto, el paso libre continuaba vacío.
Nuestro personaje reflexionó, por un instante, sobre la enorme diferencia que ocurre entre nosotros. Basta señalar lo que sucede, por ejemplo, en el “Transmilenio” de Bogotá, o con el transporte en muchas otras ciudades colombianas.
Y es que la honestidad, definitivamente, es uno de los valores más liberadores que un pueblo puede tener. Una sociedad que ha logrado transformar ese valor en algo natural, se encuentra en un estado de desarrollo, sin duda, muy elevado. Y eso, no es más que simple educación…
Si nosotros cultiváramos este valor y se lo transmitiéramos a nuestros hijos, a nuestros nietos, a nuestros alumnos, a todas las personas más allegadas, nuestro entorno sería diferente…
No estimulemos, entonces, ni premiemos las prácticas fraudulentas, los negocios mal habidos, el contrabando, la corrupción que nos está agobiando.
El mundo cambia cuando nosotros cambiamos. Todos podemos hacer de la honestidad, un buen hábito…Así lograremos ser mejores personas, y alcanzaremos a tener un mejor país. Colombia lo necesita y lo pide a gritos.
Óscar Moreno Mejía


 

Paute aquí
Solicite Información

Síganos en Twitter: @ETICACIVIL


Las opiniones aquí expresadas son de responsabilidad única de quien nos las envía
NUESTROS LECTORES ESCRIBEN: