Hace 24 años



Sé buen trabajador y honrado

Inicio
Del lector
Opinión semanal
Pregunta semanal
Archivos

Hace 24 años
¿Quién soy?


¿GANAR?

¿O triunfar sobre nosotros mismos?

Hay como un afán en la humanidad de dividirse -o en negro o en blanco, o en rico o en pobre, o en norte o en sur, o como suele decir el doctor Antonio Mazo, en los del gajo de arriba o en los del gajo de abajo-.

Ese afán ha venido creando una conciencia de que el mundo también está dividido entre ganadores y perdedores. Y la humanidad se viene tragando ese cuento sin digerirlo si quiera. Y se oye pregonar un mensaje de ganador, a costa de que otros pierdan. Pero la humanidad no puede concebirse en esos términos. Aquí hay unos procesos muy profundos, mucho más profundos, que la gente está empeñada en cumplir para salir adelante en su desarrollo integral.

En estos procesos unos alcanzan lugares o puntos más elevados que otros, mas este hecho no significa que el uno gane y el otro pierda. Porque en este proceso lo relevante es que todos ganan. Porque hay crecimiento.

Es indudable que no todos inician su proceso de desarrollo desde similares puntos de partida: Algunos tienen mejor salud, mejor configuración, participan de culturas más evolucionadas, han desarrollado mayor inteligencia, cuentan con mejores apoyos económicos. Hay diferencias, ciertamente. Sin embargo desde cualquier punto desde donde se inicien, siempre, las personas, empeñadas en ser más en la vida, alcanzan mayores niveles de realización. Entonces, ganan.

¿Mas qué es lo que ganan? Ganan en salud, ganan en virtud, ganan en conocimiento, ganan en autoestima, ganan en capacidad de esfuerzo, ganan en mejores condiciones de vida. Esta ganancia no se da a costa de que otros pierdan. Se da en función de ese mayor crecimiento personal que se obtiene.

Dejemos de predicar que el mundo está hecho de ganadores y de perdedores. Busquemos que nuestro discurso en la universidad, en el colegio, en la empresa, esté mostrando, esté enseñando, que el esfuerzo que hagamos por ser más en nuestras vidas, se compensa con realizaciones que hacen que permanezcamos en el camino de nuestros triunfos, pero triunfos sobre nosotros mismos, no sobre los demás.

Solo cuando desfallecemos en nuestros propósitos vitales, dejamos de crecer. La acción constante de búsqueda de superación personal siempre nos hace triunfadores.


 

CORRECCION DE TEXTOS

Pulse aquí para ver la hoja de vida profesional que respalda nuestro ofrecimiento.

Pulse aquí para solicitar cotización del servicio

 

 

Pulse aquí para ir

a la web de Cotrafa

 

Cotrafa

 

Pulse aquí para ir

a la web de Sandiego

 

 Sandiego